06/05/2012

COLOMBIA: Saludo de las centrales sindicales por el 1º de Mayo

De manera especial presentamos una voz de aliento a todos los colombianos que hoy sufren nuevamente los rigores del invierno en medio de la negligencia gubernamental e indiferencia del gran capital nacional y extranjero, responsables de primer orden de las catástrofes, por la irracional explotación de los suelos, la concentración de las tierras aptas para el cultivo y la construcción de viviendas, la devastación de los bosques, la desviación de ríos, la desecación de lagunas, humedales y cuerpos de agua y grandes responsables de la contaminación y el calentamiento climático, los desplazamientos y la pobreza, entre muchos otros males y procederes que han provocado esta apocalíptica situación. Llamamos a los sindicalistas y trabajadores(as) a manifestar su solidaridad material a los damnificados de manera directa y no dejar que de nuestro sentido solidario saquen provecho los politiqueros y corruptos de siempre.
Demandamos del gobierno la adopción de medidas estructurales tales como dedicar más rubros del pago de la deuda externa y de la guerra para inversión en las soluciones que demandan los cerca de tres millones de damnificados por el invierno.
Conmemoramos este Primero de Mayo en medio de una ofensiva publicitaria del gobierno nacional y sus partidarios, de los empresarios nacionales y extranjeros y hasta de la embajada de Estados Unidos, por la implementación de un TLC que a todas luces traerá consigo mayor desempleo y pobreza para los colombianos y aumentará nuestra ya critica dependencia económica de esa potencia, sobre todo teniendo en cuenta que nuestro país no ha desarrollado políticas serias que nos permitan competir en plan de igualdad con el país del norte y otras naciones.
También se enmarca este Primero de Mayo dentro de la crisis económica mundial ocasionada por las superpotencias y la voracidad del capital financiero, crisis que aumenta la pobreza, la hambruna, la inequidad pero sobre todo que es aprovechada por el gran capital para consolidarse a costa de la ruina de los demás.
El gobierno colombiano no cumple a cabalidad con la aplicación de las normas nacionales y los convenios de la OIT, a pesar de sus múltiples anuncios, lo que se fundamenta en razones comprobables en cada momento de la vida de los trabajadores colombianos del campo y la ciudad; la degradación de las condiciones de trabajo, de vida, mientras continúan los fenómenos de violencia contra el movimiento sindical y defensores de derechos humanos; el alto grado de impunidad de los crimines contra sindicalistas, y dirigentes sociales está lejos de superarse.
La legislación laboral que se ha venido aplicando en el país de la mano del neoliberalismo, la violación de la soberanía nacional y la recolonización del país, mientras se aplica una política de privatizaciones y achicamiento del Estado con sus consecuentes masacres laborales, eliminando las obligaciones sociales del mismo, la imposición de la tercerización laboral implementada desde el Estado, se suma a la inestabilidad laboral de los provisionales, y acogida juiciosamente por los empresarios, las contrarreformas laborales y pensiónales, la destrucción de la producción industrial y agraria y el resultante desempleo, no podrán ser resueltas con pronunciamientos de buenas intenciones, o la simple expedición de normas que nunca se aplican.
No pueden concederse y hacerse reales los derechos laborales y las libertades sindicales si se mantiene el actual modelo económico. Este gobierno ha demostrado que no solo mantendrá el modelo imperante sino que lo profundizará, ahí están las declaraciones y anuncios del propio presidente Juan Manuel Santos al respecto, así como el contenido del Plan Nacional de Desarrollo y de su Agenda Legislativa. La legislación nacional no sólo no se armoniza con los convenios de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, si no que alcahuetea el desconocimiento de los derechos más elementales de los trabajadores y se modifican permanentemente en un mayor detrimento. Basta ver la actitud complaciente del gobierno con todas las formas de tercerización y precarización laboral, siendo las medidas de control muy marginales.
Nuestra postura no es una negación a la búsqueda de soluciones, por el contrario, desde la misma posesión del nuevo gobierno le entregamos una Agenda Sindical sobre la problemática que nos agobia y una invitación para que en la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, buscáramos soluciones efectivas a nuestras demandas, asunto que no ha sido atendido por el gobierno y los representantes de los empresarios; por el contrario, no se ha atendido el pliego de peticiones de los trabajadores del Estado, presentado desde diciembre de 2010, ni las peticiones de los pensionados, quienes osan fundar una organización sindical o afiliarse a las existentes son sancionados y despedidos; las empresas se caracterizan por no permitir los sindicatos y por no admitir convenios colectivos, la red pública hospitalaria que hoy está prácticamente liquidada y las EPS e IPS son las campeonas en la utilización de Cooperativas de Trabajo Asociado – CTA, al lado de los ingenios azucareros, los portuarios, las plantaciones de palma y los cultivadores de flores; las multinacionales del petróleo, el carbón, el oro, el níquel, entre otras, explotar mediante el contratismo, las bolsas de empleo, los autsorcing, sin que el gobierno cumpla con su papel constitucional de proteger a la clase trabajadora.
Mantendremos nuestra indeclinable disposición al diálogo y la construcción de acuerdos, esperamos que el gobierno cumpla, con el firme propósito de encontrar soluciones efectivas a la problemática de los trabajadores, ya sea mediante modificaciones sustanciales a la regresiva legislación que hoy impera, incorporando a nuestro bloque constitucional los convenios de OIT ratificados por el Congreso.
Expresamos nuestra solidaridad con la clase pensional que padece una arremetida gubernamental contra sus derechos legales y convencionales, con la política de revisión, que rebaja y suspende pensiones, desmejoras en servicio de salud, seguridad social en general; graves violaciones en Derechos Humanos, la amenaza de la reforma pensional, llamándonos seriamente la atención del peligro en que se encuentra el mismo derecho pensional, convertido en un imposible para la juventud trabajadora, agravándose la situación con la imposición de COLPENSIONES Y LA UGPP, el desmonte de las entidades como el ISS, CAJANAL, CAPRECOM, con lo cual se niega y privatizan los regímenes pensionales.
Nuestra solidaridad con las luchas que libran los trabajadores en España, Gracia, Italia y Portugal contra las medidas de ajuste anti democráticas que se vienen imponiendo en la Unión Europea.
Contra el plan nacional de desarrollo y la agenda legislativa… unidad del movimiento sindical y popular.
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES (CUT)
Tarsicio Mora Godoy
Domingo Tovar Arieta
Presidente
Secretario General
CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT)
Julio Roberto Gómez Esguerra
Miryam Luz Triana Alvis
Presidente
Secretaria General
CONFEDERACIÓN DE TRABAJADORES DE COLOMBIA (CTC)
Luis Miguel Morantes Alonso
Rosa Elena Flérez González
Presidente
Secretaria General
CONFEDERACIÓN DE PENSIONADOS DE COLOMBIA (CPC)
Orlando Restrepo Pulgarín
Guillermo Portocarrero Torres
Presidente
Secretario General

19 Vistas