08/01/2016

CLATE se solidariza con los estatales despedidos

“No puede ser que cuando
cambia un gobierno, sea nacional, provincial o municipal, los puestos de
trabajo en la administración pública sean tomados como botín de guerra”, señaló
Julio Fuentes, Presidente de CLATE. A su vez agregó que “desde hace años la
CLATE viene reclamando a los gobiernos precedentes por los niveles de informalidad
en el empleo estatal, ahora vemos como el gobierno de Mauricio Macri, igual que
los gobernadores e intendentes de su misma fuerza y de otros partidos,
aprovechan la precariedad laboral para descargar el peso del ajuste sobre los
más débiles”.


Fuentes informó que desde
la Confederación se iniciará una campaña de solidaridad internacional entre sus
organizaciones miembro para solicitar al gobierno argentino el cese de los
despidos masivos e injustificados en la administración pública. También
advirtió que el gobierno argentino puso en marcha una campaña de desprestigio
hacia los trabajadores estatales que tiene como fin allanar el camino de los
despidos, el vaciamiento de las políticas públicas y el desmantelamiento de
áreas críticas del Estado. El presidente de CLATE destacó que las víctimas de
los despidos son los trabajadores que la administración precedente dejó en
condiciones precarias y fraudulentas de contratación y señaló como responsable
de los despidos masivos tanto al presidente Mauricio Macri como a gobernadores
e intendentes de distintas fuerzas políticas.


A continuación
reproducimos comunicado de la CLATE:



LA
CLATE SE SOLIDARIZA CON LOS TRABAJADORES DEL
CENTRO CULTURAL NÉSTOR KIRCHNER Y CON TODOS LOS ESTATALES ARGENTINOS AFECTADOS
POR LOS DESPIDOS MASIVOS EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA


En nombre y representación del Comité Ejecutivo de la Confederación
Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE) nos dirigimos a
los medios de comunicación y a la opinión pública para expresar nuestra solidaridad con los trabajadores del Centro
Cultural Néstor Kirchner, despedidos por el gobierno del presidente Mauricio
Macri.


Del mismo modo nos solidarizamos con
los trabajadores de otras reparticiones nacionales, provinciales y municipales
afectados por despidos injustificadas frente a los cambios de gobierno y
repudiamos la represión sufrida por los estatales cesanteados de la
Municipalidad de la Ciudad de La Plata que reclamaban por sus puestos de
trabajo.


Desde la CLATE defendemos en toda la región un modelo de Estado inclusivo y
al servicio de las necesidades de los pueblos. No existe Estado ni políticas públicas sin trabajadores estatales.
Y esto es así porque el servicio público es mano de obra intensivo. Sin
trabajadores y trabajadoras que lo hagan funcionar día a día el Estado es una
mera abstracción.


La CLATE ha acompañado en estos últimos años el reclamo de los estatales de
la República Argentina por la estabilidad laboral y el acceso a la carrera en la
función pública. Hemos  alertado asimismo a todos los gobiernos de la
región sobre el aumento de las condiciones precarias de contratación y  hemos denunciado el fraude laboral
con el
que se pretende disfrazar a los trabajadores de proveedores, cuentapropistas,
asistentes externos, y diversas formas contractuales que niegan derechos
elementales como la estabilidad, el acceso a la cobertura de salud y la
previsión social, entre otros.


El gobierno nacional precedente, al igual que los gobiernos provinciales y
municipales de la Argentina han incorporado en forma irregular y en condiciones
precarias a decenas de miles de trabajadores en el sector público que, no
obstante, han cargado en sus hombros con el funcionamiento de la actividad
estatal. Hoy el nuevo gobierno nacional y las nuevas administraciones
provinciales y municipales pretenden con despidos masivos e injustificados
tomar como botín de guerra el empleo público, vulnerando los derechos de los
trabajadores más débiles, que son los precarizados.


Para evitar estas arbitrariedades, la Constitución
Argentina y el cuerpo normativo que emana de los Convenios OIT han consagrado
el derecho a la estabilidad de los trabajadores estatales, principio que la
CLATE exige se respete de manera irrestricta.


Repudiamos los despidos que, según fuentes gremiales, hoy afectan a 15.000 trabajadores y que, como lo
viene denunciando la Asociación Trabajadores del Estado de la Argentina (ATE),
se presenta como amenaza para los 600.000
trabajadores precarizados
del Estado nacional, de las provincias y de los
municipios de todo el país.  


Repudiamos las expresiones con que los funcionarios responsables de los
despidos estigmatizan a los trabajadores y desacreditan la labor en el servicio
público. Alertamos que, como hemos evidenciado en reiteradas oportunidades, el
despido de trabajadores del Estado es la antesala del desmantelamiento de áreas
críticas y el vaciamiento de política públicas.


Por todo ello, solicitamos al
gobierno del Presidente Mauricio Macri el cese de despidos en la administración
pública nacional, y reclamamos a gobernadores e intendentes la misma actitud.


Exigimos se respete el derecho de los trabajadores del Estado a la
estabilidad y se reconozca su función para el sostenimiento de las políticas
públicas. Porque como bien lo venimos expresando, los trabajadores y
trabajadoras que sostenemos el funcionamiento del Estado no somos un gasto.


POR EL COMITÉ EJECUTIVO DE LA CLATE


 

 

Luis Bazzano

 

 

(Uruguay)

 

 

Secretario General

 

João Domingos Gomes Dos Santos

 

Jorge O. Velázquez Ruiz

(Brasil)

 

(México)

Vicepresidente 1º

 

Vicepresidente 2º

 

Julio Fuentes

 

 

(Argentina)

 

 

Presidente

 

5 Vistas