CLATE realizará acto de apoyo a la huelga general de los trabajadores brasileños

Brasil

24/04/2017

CLATE realizará acto de apoyo a la huelga general de los trabajadores brasileños

Este viernes 28 de abril las centrales sindicales de Brasil realizarán una huelga general contra las medidas neoliberales impulsadas por el gobierno de Michel Temer. La Presidencia de CLATE, con sede en Buenos Aires, Argentina, convocó a una movilización frente a la Embajada de Brasil, en solidaridad con los trabajadores brasileños.


Prensa CLATE

La Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE) y la Confederación de Servidores Públicos de Brasil (CSPB) realizarán un acto conjunto frente a la sede diplomática de Brasil en Buenos Aires, en apoyo a la huelga general que este 28 de abril paralizará todas las actividades de Brasil. La concentración será este viernes a las 11 hs, en la calle Cerrito 1350 de la capital argentina.

Se trata del primer paro general que se realiza en Brasil desde el año 1996. La jornada, convocada por los movimientos sociales y todas las centrales brasileñas, tiene por objetivo rechazar las reformas previsional y laboral, promovidas por el gobierno de Michel Temer, así como la Ley de Tercerización generalizada, recientemente sancionada por el Poder Ejecutivo, que amplia la tercerización a todos los sectores, incluyendo las actividades principales.

“Las reformas tienden a reducir drásticamente los derechos de los trabajadores brasileños, llevando a millones de personas a la línea de la pobreza extrema”, informa la convocatoria conjunta de la CLATE y la CSPB. “Todas las propuestas del gobierno están dirigidas a los empresarios y no a los trabajadores”, agrega.

La reforma laboral prevé la soberanía de lo negociado sobre lo legislado. Eso significa que los empleadores podrán promover negociaciones por fuera de la legislación laboral vigente. “Será el fin de los acuerdos colectivos”, afirma la convocatoria.

Con respecto a la reforma previsional, el texto señala que se trata de “una verdadera ruptura del contrato social”, que extingue el principio de bienestar social y tiene por objetivo privatizar parte del sistema previsional. “Son medidas crueles, inhumanas, que tienden a esclavizar al trabajador brasileño”, concluye la nota.

40 Vistas