11/02/2016

CLATE manifestó su repudio a la criminalización de la huelga por el caso Airbus

“Nadie
debería afrontar un juicio ni la cárcel por el sólo hecho de protestar”,
sostuvo Julio Fuentes respecto a los 8 sindicalistas de la empresa Airbus que
están siendo juzgados y podrían ser encarcelados por el mero hecho de reclamar
por sus legítimos derechos.



 

Los 8
representantes gremiales son juzgados por los incidentes ocurridos durante la
manifestación en las puertas de la empresa Airbus en Getafe (Madrid), que fuera
brutalmente reprimida por la policía durante la huelga general del 29 de
septiembre de 2010. Aquella medida de fuerza se dio en el contexto de una reforma
laboral que terminó teniendo consecuencias el abaratamiento de los despidos y la
desprotección de los trabajadores. Durante el proceso judicial la Fiscalía pidió
8 años y 3 meses de cárcel para cada trabajador, una pena injusta y
desproporcionada. Sin embargo, las pretensiones de la fiscalía son coherentes
con una política de criminalización y persecución de los luchadores sociales en
España: ya suman 300 los compañeros con causas judiciales. Se amparan para ello
en artículos del código penal que no habían sido utilizados desde la peor época
franquista, y va en consonancia con el montaje de una política represiva y de
censura que incluye la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley mordaza) y el nuevo
Código Penal.

 

“La ofensiva
contra el derecho a huelga, es una ofensiva global que se está dando con fuerza
en el mundo entero, el sindicalismo responde por eso con la solidaridad
internacional que le es característica para decir con fuerza que el derecho a
huelga no se toca ni en España ni en Argentina, ni en ningún lado y para
reafirmar que si nos tocan a uno nos tocan a todos”, había afirmado la
Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma (Argentina) que
encabeza Adolfo Aguirre. 

6 Vistas