CLATE denuncia persecución sindical contra trabajadoras de Radio Nacional

Paraguay

06/03/2020

CLATE denuncia persecución sindical contra trabajadoras de Radio Nacional de Paraguay

Ana Luz Giménez, integrante de la Unión Nacional de Trabajadores del Estado (UNTE-SN) de Paraguay y secretaria de Derechos Humanos de la CLATE, y su compañera de trabajo en Radio Nacional, Adela Andresa Gomez, fueron arbitrariamente removidas de sus cargos por el Director de Medios del Estado de ese país.

La Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE) repudia esta medida arbitraria e intimidatoria contra Ana Luz Giménez y Adela Andresa Gómez, trabajadoras de Radio Nacional del Paraguay, sancionadas de manera injustificada por Federico Osorio, Director General de Medios del Estado. La CLATE expresa su plena solidaridad con las compañeras y exige el inmediato restablecimiento de sus funciones.

Ana Luz Giménez, secretaria de Derechos Humanos de la CLATE, coordinó las manifestaciones y ollas populares de los trabajadores de Radio Nacional.

La UNTE-SN, organización que integra la CLATE, denunció mediante un comunicado que se trata de una “medida de represalia” e “intimidación”, ya que Ana Luz Giménez ha sido la coordinadora y la “cabeza visible” de la lucha de los trabajadores y trabajadoras de las dos emisoras estatales paraguayas, Radio Nacional y Radio Pilar, para lograr su equiparación salarial.

“Desde hace cinco meses estamos llevando adelante esta lucha. Hicimos un trabajo en el Congreso para lograr la equiparación salarial de los funcionarios que tienen más de 25, 30 y 40 años de antigüedad y solo ganan el salario mínimo”, recordó la dirigente.

En diciembre del año 2019, el Parlamento aprobó el reajuste salarial, que fue incluido en el Presupuesto General de Gastos de la Nación y promulgado por el Poder Ejecutivo mediante decreto. Sin embargo, hasta la fecha, el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación (MITIC) no quiere reconocer los nuevos salarios.

“El Director de Medios del Estado me retiró de mi área y me puso a disposición de Recursos Humanos. Lo mismo hizo con mi compañera. Tenemos 25 años de antigüedad. Nos dejan sin cargo, sin escritorio, nos declaran personas no gratas, nos hostigan. Es claramente una persecución”, afirmó Ana Luz Giménez.

La secretaria de Derechos Humanos de la CLATE informó que el sindicato ha denunciado este atropello ante la Secretaría de la Función Pública, que es el órgano rector de la ley de funcionarios públicos del Paraguay. También se han realizado acciones y manifestaciones en apoyo a las compañeras sancionadas.

La UNTE-SN afirma que se trata de un “nuevo hecho lamentable de atentado contra la libertad sindical y la violación de los derechos humanos”.

El gremio exige “la plena reposición en sus funciones de las compañeras mencionadas, resaltando que la compañera Ana Luz Giménez goza de estabilidad sindical y no puede ser afectada por la medida adoptada arbitrariamente”. Recuerda, además, que la estabilidad sindical es un derecho protegido por los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

296 Vistas