18/02/2015

CHILE: ¿Quiénes y por qué asesinaron a Tucapel Jiménez?

Han pasado
33 años del asesinato del presidente de la ANEF Tucapel Jiménez Alfaro. Y como
cada año, la ANEF lo recordará con una ceremonia llena de respeto, a los pies
de su tumba, en el Cementerio General, el próximo 25 de febrero. Es en estos
días de reflexión, que recordamos su partida y el horror de los oscuros años de
la dictadura.

 

¿Por qué?

 

Se sabe que
el dirigente era vigilado y constantemente seguido por agentes de la CNI y de
la DINE meses antes de ser asesinado. Había recibido ya amenazas de muerte incluso
un año antes, lo que lo llevó a grabar un mensaje en un cassette “por si algo
me pasara”, según le contó a su hijo.

 

Ya en 1976
Jiménez creo el “Grupo de los Diez”, una coordinadora de líderes sindicales que
enfrentó a régimen militar exigiendo derechos laborales. También se ligó a la
organización sindical estadounidense AFL-CIO, a quienes planteó en 1979
realizar un boicot a los productos chilenos exportados a ese país, por ser
producidos por trabajadores sin derechos a organizarse ni a la negociación
colectiva, protesta que finalmente no prosperó. Sin embargo, ya desde ese
momento, Tucapel Jiménez quedó en la mira de la inteligencia militar.

 

Jiménez fue
despedido de la Dirinco en 1980, sin embargo fue reafirmado en su cargo en la
ANEF como presidente. El tema incomodó al régimen, que comparaba el liderazgo
del dirigente con el de Lech Waleza en Polonia. “Pinochet estaba obsesionado
con el caso Walesa. El general Jorge Ballerino, su orejero, lo había convencido
de que algo similar podría ocurrirle”, comentó el abogado del caso, Jorge Mario
Saavedra, a la periodista Alejandra Matus.

 

Se sabe que
los militares tampoco miraban con buenos ojos las conversaciones que Tucapel
había tenido con el ex comandante de la FACH y ex integrante de la Junta de
Gobierno, Gustavo Leigh, a quien vio como un posible aliado a la hora de reunir
al mundo sindical.

 

El 17 de
febrero, Tucapel hizo un llamado público a re-organizarse una fuerza sindical
que enfrentara las consecuencias del modelo económico y político de la dictadura.
El 25 de febrero partió en su taxi hacia el edificio de la ANEF con este
propósito, para juntarse con Manuel Bustos. Fue asesinado durante el trayecto.

 

Los autores
del crimen

 

Ya varios
meses antes de su asesinato, Tucapel Jiménez era vigilado y perseguido por
agentes de la CNI, dirigidos por Álvaro Corbalán, y por un grupo especializado
en el movimiento sindical que informaba de sus movimientos a la Central de
Inteligencia. Esto incluía informantes entre sus colegas y cercanos a su
familia.

 

El 25 de
febrero de 1982, Tucapel salió de su casa en Renca a las 9.30 hrs. Durante el
trayecto se cree que fue interceptado por un conocido, que también trabajaba
como informante de la CNI. Gracias a él, tres agentes de la DINE subieron a su
taxi y lo obligaron a desviarse hasta un sitio eriazo en Lampa. En el lugar le
dispararon y luego lo degollaron.

 

El caso,
después de estar congelado por años, se reactivó cuando lo investigó el actual
Presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz. El asesinato estuvo a cargo del
mayor del Ejército Carlos Herrera Jiménez, junto a Manuel Contreras Donaire,
quien degolló a Jiménez, y Miguel Letelier. También estuvieron involucrados el
director de la DINE, Ramsés Álvarez; el comandante Víctor Pinto; Francisco
Ferrer Lima; y Carlos Herrera Jiménez.

 

Muñoz
condenó a doce involucrados, quienes recibieron diversas penas, las que la
familia consideró bajas para la magnitud del caso.

 

 

 

Comunicaciones ANEF

5 Vistas