23/04/2015

CHILE: Dirigente ANEF Atacama narra situación de trabajadores públicos tras desastre natural

El secretario de comunicaciones de la ANEF Atacama, Ibar González, estuvo en Santiago para participar de la reunión de trabajo entre el Directorio Nacional de la Agrupación y los presidentes regionales. En la oportunidad, el dirigente contó la situación en la cual están los servicios públicos y los trabajadores, los desafíos que se vienen y los problemas que han tenido que enfrentar, luego de la catástrofe natural que afectó a la zona hace un mes. Más en la siguiente entrevista a Ibar González.

¿Cuál es la situación de la Región de Atacama tras el desastre natural?

No ha sido fácil. La mayoría de los funcionarios públicos no tuvieron problemas, pero si, alrededor de 200 están ahora con problemas graves, con pérdidas de viviendas y de sus enseres. Entonces ha sido complicado. No hemos recopilado toda la información aún, porque las comunicaciones son complicadas, por tanto estamos trabajando en ellas. Sin embargo, desde el tercer día posterior a la tragedia, cuando fue que nos pudimos mover, comenzamos a acercarnos a los compañeros y compañeras, y a llegar con ayuda que desde Santiago y La Serena se había estado enviando. Pudimos percatarnos de la magnitud del desastre y de ahí para delante hemos recibido  tanto de la ANEF de acá como de asociaciones de base ayuda valiosa. También, dirigentes han ido de diferentes puntos del país a ayudar.

¿En qué condiciones están funcionando los servicios públicos y si están atendiendo a los usuarios?

Nos pudimos dar cuenta, en la primera y la segunda semana, de muchas presiones de trabajadores públicos desde la autoridad, que se traducía en obligarlos a asistir al trabajo y la mayoría de los servicios públicos no se encontraban habilitados. No había, no hay, alcantarillados, el agua llega un par de veces al día y por un par de horas. Por lo tanto, no existen las condiciones mínimas ni sanitarias para estar trabajando. Estuvimos en una reunión con el intendente donde le expresamos nuestras inquietudes de esta situación, el se comprometió con la ANEF, estando el presidente nacional, Raúl de la Puente, dio su palabra, y confiamos que haya cumplido, y que la circular que iba a emitir flexibilizando el horario de los trabajadores y que no existan descuentos por atrasos. Confiamos que esto esté zanjado.

¿Cuáles son los elementos esenciales que faltan para operar como antes del alud?

Tenemos un diagnostico negativo, porque creemos que esto no se va a resolver de aquí a un mes, sino que va para largo. El tema de la polución, de la contaminación ambiental a raíz del polvo. A esta altura muchas de las calles céntricas están limpias de barro, sin embargo el barro se ha secado, y los vehículos y el viento hacen que el polvo que queda del barro se levante.  Hay una nube tremendamente tóxica, porque ese polvo contiene relave, materia fecal, tiene de todo. Esas son las condiciones del centro de Copiapó, de las calles principales, donde están todos los servicios públicos y el comercio.

¿Y a nivel del servicio público que les falta?

Lo básico. Servicios higiénicos, alcantarillados, electricidad, muchos de los servicios públicos están sin electricidad ni alcantarillados, por tanto, las condiciones para ir a trabajar no están dadas. Muchos directores, Seremis y jefes de servicios han flexibilizado el tema del horario, y están haciendo una especie de turnos éticos, rotándolos, un par de hora al día. Creemos que va por ahí la solución, de poder no presionar a los trabajadores, de no exponerlos a tanta contaminación ambiental.

¿Las soluciones dependen del gobierno local o nacional?

Se dan dos situaciones ahí. Nosotros pudimos ver que en las primeras semanas el gobierno local no tuvo una respuesta acertada, ni siquiera en los tiempos que se requerían. Por su parte, el gobierno nacional, cuando pudo llegar, se dieron respuestas, pero no en la dirección que pedía la gente. Tenemos el diagnóstico que la autoridad se vio sobrepasada por todo esto, y se entiende, por la magnitud de este desastre. Se han ido resolviendo muchas de las situaciones, como el barro en las calles. Sin embargo, persisten problemas a solucionar que son básicos para el funcionamiento de una ciudad, como son los alcantarillados. Ayer estaban llamando al restablecimiento de las clases, pero entiendo que el Colegio de Profesores de allá, local y regional, se estaba oponiendo a esta medida, porque las condiciones sanitarias no están dadas. Es exponer a alumnos, a chicos a condiciones ambientales y sanitarias poco convenientes.

Con toda esta situación que están viviendo. ¿Se abre con más fuerza el debate de la descentralización?

Nosotros como ANEF no tenemos una sola posición en torno a eso, lo hemos conversado, hay más bien opiniones personales en este tema, algunas con positivas y otras no tanto, son temerosas al respecto de este proyecto que está levantando el gobierno. Sin embargo, creemos que de todas formas, la voz de las regiones, tanto de las autoridades locales, como de los trabajadores también, debe tener mayor validez a la hora de tomar decisiones. Es decir, las decisiones que toman las autoridades locales deben estar respaldas por su propia gestión. Con este mismo desastre, a la semana siguiente tomamos conocimiento que el intendente no tuvo los recursos suficientes y toda su gestión se tenía que estar validando con Santiago, siendo que en una situación como está… es casi ridículo…

Comunicaciones ANEF

4 Vistas