16/03/2015

BRASIL: Miles de brasileños marcharon contra el golpismo

La lluvia
que cayó este viernes 13 sobre la capital paulista ayudó a lavar las almas de
los movimientos sociales, sindicales y estudiantes que tomaron, literalmente,
la avenida Paulista, centro neurálgico del mundo financiero nacional, y marcharon
por la calle Consolação hasta la plaza de la República, en una pacífica, alegre
y determinada defensa de Petrobras, la democracia, los derechos de los
trabajadores y la presidenta Dilma Rousseff. “Este acto es sólo el primero de
muchos que haremos para defender los derechos de la clase trabajadora y de
Brasil”, afirma Adilson Araújo, presidente nacional de la Central de
Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB), quién contó que la movilización
fue preparada en pocas semanas pero obtuvo una enorme adhesión nacional desde
el principio. “Salimos a las calles para mostrarle a los sectores reaccionarios
de la sociedad que la clase trabajadora no aceptará ningún retroceso. Golpe
nunca más”, afirmó en la apertura del acto, en la avenida Paulista.

 

Según el
dirigente, la próxima semana el foco de la movilización estará en Brasilia. “Iremos
al Congreso Nacional para convencer a los parlamentarios sobre la necesidad de
frenar los decretos 664 y 665”. Pero este viernes 13, en San Pablo, ni la
lluvia ni las supersticiones perturbaron la determinación de los 140 mil
manifestantes, según datos de las centrales (la Policía Militar habló de 24 mil
y Datafolha de 41 mil), que siguieron marchando pese a la lluvia torrencial que
cayó sobre la capital paulista. “El acto está hermoso, pero es sólo el
comienzo. Estaremos en las calles hasta poner fin a esa conspiración golpista incentivada
diariamente por los medios”, dijo Raimunda Gomes, secretaria de Comunicación de
la CTB. “Los viejos medios desinforman para manipular a favor de sus intereses”.
Para ella, “los corruptos deben ser juzgados, condenados y presos, pero las
luchas de la clase trabajadora deben seguir orientando los cambios iniciados en
el 2003”, afirmó, haciendo referencia al comienzo de la gestión del PT en el
gobierno federal.

 

También
estuvo presente en el acto el presidente de la Confederación Nacional de
Trabajadores en la Agricultura (Contag), Alberto Broch, quien afirmó que una
manifestación popular “grande como esta” sirve para mostrar que el pueblo sabe
lo que quiere, pero advierte que hace falta mucho más: “Son necesarias muchas
manifestaciones como esta para impedir que se supriman los derechos de los
trabajadores”.

 

Los
manifestantes también no se cansaron de gritar que “Petrobras es nuestra” y
defender el mantenimiento de las regalías del Pré-sal para la educación y la
salud, además del 10% del PBI. “Petrobras es la gran palanca del proyecto de
desarrollo nacional, nuestra mayor empresa y una de las mayores petroleras del
mundo. El Pré-sal tiene potencial para elevar la economía brasileña a una de
las más grandes del mundo y transformar el país en uno de los mayores
productores de petróleo del planeta”, afirma Divanilton Pereira, secretario de
Relaciones Internacionales de la CTB. Para él, “este acto nos lleva a una nueva
fase de resistencia para impedir cualquier retroceso que posibilite la entrega
del patrimonio nacional, como se hacía antes”.

 

La
presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes, Vic Barros, manifestó
preocupación ante potenciales conspiraciones antidemocráticas. “Parte de la
oposición quiere una tercera vuelta y eso se llama golpe. Golpe a la democracia,
a la voluntad popular. Esta manifestación demuestra la fuerza del pueblo para
mantener la estabilidad democrática del país”, afirmó.

 

Además de
la masiva movilización en defensa de la democracia, Petrobras y los derechos
sociales y laborales, Adilson destacó el gran apoyo que vino de las calles a la
presidenta de la República y por la estabilidad política: “El pueblo hizo
resonar en todo Brasil el “Quédate, Dilma!”.

 

Traducción
y edición de CLATE

 

Video de la
canción Vai Passar, de Chico Buarque e Francis Hime


8 Vistas