10/03/2013

BRASIL: Más de 50 mil trabajadores exigen retomada del crecimiento económico y de las inversiones públicas

 

 

Fue una demostración más de unidad del sindicalismo brasileño, que exige la retomada del crecimiento económico, ampliación de las inversiones públicas, fin del Factor de la Previdencia, reducción de la jornada de trabajo para 40 horas semanales (sin reducción salarial), política de valorización de los jubilados, reforma agraria, igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, 10% del PIB para la Educación, 10% del presupuesto de la Unión para la Salud, corrección de la tabla del impuesto de renta, ratificación de la convención OIT/158, reglamentación de la convención OIT/151, desarrollo económico con distribución de renta, empleo, trabajo decente, manutención y ampliación de derechos y justicia social.

 

 

 

El presidente de la CGTB, Ubiraci Dantas de Oliveira (Bira), recordó que en el último año del gobierno Lula el crecimiento del PIB fue de 7,5%. En el primer año del gobierno Dilma, el crecimiento fue de 2,5% y en 2012 cayó aún más, para 0,9%. “Precisamos de inversión pública y de reducción significativa de las tasas de interés. El BNDES precisa cumplir su papel de invertir e las empresas genuinamente nacionales y el gobierno precisa priorizar sus compras junto a esas empresas. Los trabajadores están aquí en Brasilia luchando para que sus hijos, sus familias, tengan una vida digna y honesta con salario y trabajo decente. Y eso lo vamos a conseguir porque nadie puede con la fuerza del pueblo y de los trabajadores brasileños. Esa unidad es fundamental para nuestro país, nuestro pueblo y los trabajadores”, afirmó Bira, durante discurso en el acto político frente al Palacio de la Justicia y al Itamarati.

 

 

 

 

 

Bira también prestó homenaje al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, “ese luchador que nunca se dobló al imperialismo, al capital financiero internacional y que levantó bien alto el nombre de Simón Bolívar para defender a Venezuela como defiende sus propios hijos”.

 

 

 

El presidente de la CUT, Vagner Freitas, dijo que “la acción conjunta fortalece nuestro protagonismo. Hoy no vamos apenas a entregar nuestra pauta a la presidenta Dilma, sino defender que se consolide un proceso de negociación perenne con el gobierno, como si fuese una gran Campaña Nacional Unificada de las Centrales, que garantice avances, fundamentales para la sustentación del proyecto democrático y popular que ella representa”.

 

 

 

Según el presidente de la Nueva Central, José Calixto Ramos, “la marcha unificada de las Centrales marca la unidad de los movimientos sociales en defensa de la soberanía nacional y del Brasil. Queremos que nuestra presidente Dilma reciba nuestra pauta de reivindicaciones, frente a este colorido que desfila en Brasilia y que muestra esa integración nacional de la clase trabajadora”.

 

 

 

El presidente de la UGT, Ricardo Patah, destacó que “además de mostrar la fuerza de las Centrales, la Marcha demuestra sinergia y compromiso con los intereses de los trabajadores y trabajadoras”.

 

 

 

Para el presidente de la CTB, Wagner Gomes, “la pauta de la clase trabajadora continúa parada en el Congreso. Esta Marcha muestra que los trabajadores del Brasil quieren discutir y tienen propuesta para el desarrollo del país. Más de 50 mil personas están mostrando para el gobierno federal cual ES el rumbo que la clase trabajadora quiere”.

 

 

 

 

 

12 Vistas