20/06/2013

BRASIL: La fuerza de la movilización popular tiró para atrás los aumentos de tarifas del transporte público

El movimiento Pase Libre, impulsor de las manifestaciones en esta urbe, saludó la víspera la decisión de las autoridades de Sao Paulo y de Río de Janeiro de derogar la medida que establecía el aumento del precio del pasaje en ómnibus, metro y trenes.

Vivian Mayara, una de las dirigentes de Passe Libre, señaló que la movilización de este jueves, convocada desde el martes último “se celebrará para conmemorar la victoria de la gente en la calle”.

Puntualizó que el lugar de concentración será la Plaza do Ciclista, en la avenida Paulista y la invitación se realizó a través de la redes sociales.

Las manifestaciones comenzaron la semana pasada en Sao Paulo, en contra del alza de la tarifa del transporte público, pero después se sumaron otras demandas, como mejoras en la educación y salud, más seguridad y críticas a los elevados gastos del Gobierno en la organización de la Copa de Confederaciones y el Mundial de 2014.

La presión popular fue precisamente que la originó que autoridades de Sao Paulo y Río de Janeiro cedieran finalmente y suspendieran los aumentos del pasaje en el transporte público en sus territorios.

El gobernador Sao Paulo, Geraldo Alckmin, y el alcalde esta ciudad, Fernando Haddad, anunciaron la víspera que la tarifa del metro, trenes y ómnibus volverá a costar tres reales (1,50 dólar estadounidense).

De manera simultanea, el prefecto carioca, Eduardo Paes, comunicó la decisión de de retornar el valor del transporte a 2,75 reales (cerca de 1,40 dólar), el precio que tenía anteriormente.

Ambas autoridades señalaron que estos reajustes afectarán algunas inversiones previstas e instaron a la ciudadanía a participar en los venideros días en un diálogo abierto.

Alckmin resaltó que la medida entrará en vigor desde el lunes próximo. Se trata de un gran sacrificio, que será explicado a la sociedad y representantes de los movimientos sociales implicados en las marchas y manifestaciones de los últimos días, aseveró.

La máxima autoridad de Río dijo por su parte que la cancelación del alza al transporte implicará dejar de invertir 200 millones de reales (unos 90,9 millones de dólares) en otras áreas.

Paes instó al Congreso federal a aprobar una resolución que reduzca los impuestos del transporte público con miras a compensar en parte el gasto de la municipalidad.

 

12 Vistas