06/07/2013

BRASIL: Joao Felicio: “Hace muchos años que la CUT pide una reforma política”

Sábado 6 de julio de 2013,

Las principales centrales sindicales brasileñas convocaron a una jornada nacional de protestas y paralizaciones el próximo 11 de julio en reclamo de mejoras salariales y condiciones de vida, además de exigir que no se apruebe en el Congreso una ley que pretende profundizar las tercerizaciones. ACTA habló con Joao Felicio, secretario de Relaciones Internacionales de la CUT, la central obrera más grande del país.

-¿Qué se espera para el 11 de julio?

 Habrá millares de personas en las calles, en todas las regiones de Brasil haciendo actos y paralizando sus actividades, esperamos un 11 de julio con mucha presencia masiva de todas las categorías profesionales de Brasil.

-Hasta ahora lo que salió en los medios es que ha sido la juventud la que más se ha movilizado

 Ellos se movilizaron más que nada contra el aumento de transporte porque los servicios son pésimos. Los gobiernos estaduales son los principales responsables de esta situación. Esta campaña que las centrales sindicales estamos haciendo es muy antigua, hace muchos años que defendemos una reforma política que aumente los recursos para mejorar el transporte público.

El 11 estaremos en las calles pidiendo esta reforma política, la reducción de la jornada de trabajo, más recursos en educación y salud. Dilma Roussef conoce estas reivindicaciones pero como no ha habido respuesta decidimos participar de las manifestaciones. Va a ser un día muy bonito, muy fuerte, muy expresivo.

   
-Después de 10 años de crecimiento de Brasil y de haberse convertido en la sexta potencia mundial, esto que ustedes plantean en esta agenda de los trabajadores son temas pendientes

Brasil creció en estos últimos 12 años, pero no obstante, los servicios públicos, la educación y la salud brasileñas son de pésima calidad. La población reivindica mejores condiciones de vida: educación, salud y transporte público.

-Además de estas reivindicaciones económicas que plantea, también se mencionaba la idea de una reforma política, ¿en qué consiste?

 Hace muchos años que la CUT y la izquierda brasileña pide una reforma política, una asamblea constituyente y que los partidos tengan una representación social más expresiva de la sociedad brasileña.

-¿Usted cree que Dilma, el PT, la coalición gobernante va a poder encauzar toda esa energía y movilización de la sociedad para posibilitar la democratización de Brasil como la redistribución de la riqueza por ejemplo?

 Sí, si nosotros conseguimos incentivar una unidad muy grande de los movimientos sociales, movimientos sindicales, partidos de izquierda, tenemos la posibilidad de obtener buenos resultados: destinar más recursos para la producción nacional, fortalecer el MERCOSUR, no flexibilizar derechos, resistir los ataques que estamos sufriendo del capital internacional, avanzar en la reforma agraria. Para que el gobierno camine más para la izquierda es necesario afianzar la unidad entre los movimientos sociales y sindicales, además de los partidos de izquierda.

Por otro lado, los patrones, los empresarios quieren votar en el Congreso Nacional un proyecto que flexibiliza los derechos, contra eso también es la movilización del 11 de julio.

 

8 Vistas