09/07/2015

BOLIVIA: Segundo Informe Especial del II Encuentro de Movimientos Populares

La problemática de techo, una de las Tres T que convocan a los Movimientos Populares.

9 julio, 2015

Santa Cruz de la Sierra, 8 julio 2015

 
Tierra, Trabajo y Techo han estado en el centro de los debates de este II Encuentro de Movimientos Populares en Santa Cruz, Bolivia.

Durante esta tarde, una diversidad de representantes de India, Sudáfrica, Uruguay, Ecuador, Brasil y Argentina participaron esta tarde en el panel de “Techo, la ciudad y los movimientos populares”, en el cual compartieron la riqueza de cada experiencia organizativa, las luchas y la falta del derecho a la vivienda digna. El obispo brasilero Guillermie Warlang sintetizo bien al decir que “Las viviendas no son construidas para los que necesitan sino para los que pueden pagar”.

“¿Por qué muchos de nosotros no contamos con un techo?” Inicio preguntándose Valerio Ayabiri Lázaro de la Confederación Sindical de Trabajadores en Construcción de Bolivia, y uno de los coordinadores del Panel. “Porque reina la venta, reina la construcción de viviendas para la especulación” fue la respuesta muy a tono con lo que venían planteando los demás panelistas.

“Solo quien tiene dinero puede tener vivienda porque la exclusión y la desigualdad es un pecado social fruto de un sistema infernal que venera al dios dinero” sentencio el Obispo brasilero Guilherme Werlang en su análisis sobre las causas que dejan sin techo a millones de seres humanos en todo el planeta. Al finalizar su intervención Werlang llamó a la unidad de los sectores populares para superar este sistema “Unidos, con coraje venceremos a este diablo que es el capital”.

Para Jockin Arputham de National Slum Dwellers Federation de India, lo más importante para conseguir viviendas dignas es la organización de base. Su compañera sudafricana Rose Molokone hizo una intervención musical apelando a la unidad de los desposeídos. “Nosotros sabemos cómo queremos vivir, como queremos construir nuestras viviendas”. También se refirió a la importancia de que el Papa Francisco apoye esta causa para que los gobiernos “vean y escuchen nuestra lucha”.

Manuel del Río, de la Central de Movimientos Populares de Brasil, no anduvo con rodeos. “La causa de los problemas de vivienda es el capitalismo. Los capitalistas controlan las propiedades del campo y las propiedades de la ciudad”. A su vez llamó a la defensa de la función social de la propiedad para que la ciudad le pertenezca a los trabajadores.

“Lo que no conquistamos con la lucha, no lo conquistamos con nada y lo que no se defiende con la lucha se termina perdiendo” expreso enfáticamente Lucio Álvarez de la organización Los Pibes de Argentina a modo de reflexión sobre su experiencia.

“Basta ya de estas inmobiliarias; basta del valor de uso del suelo; debemos quitar el libre mercado de la construcción de vivienda; los estados deben construir vivienda digna para la clase humilde, la clase obrera” fueron las consignas que lanzo Valerio Ayabiri Lazaro.

Al finalizar el Panel se conformaron grupos de trabajo para debatir sobre las Las Tres T y compartir desde las visiones y experiencias de las y los participantes, para contribuir a los 10 puntos previsto en el documento final del Encuentro que será entregado mañana al Papa Francisco.


Mesa: “Inequívoco respaldo del Papa al diálogo que pide mar”

    La Paz, 9 jul (ABI).- El portavoz de la demanda marítima, Carlos Mesa, consideró el jueves que el papa Francisco, quien visita Bolivia, brindó un “inequívoco respaldo” al diálogo en el tema del mar.

    “Inequívoco respaldo del Papa al diálogo en el tema del mar. Que pide Bolivia en la CIJ que no sea un diálogo con Chile?” (sic)”, escribió en su cuenta de Twitter.

    Ayer, el Papa, en una reunión con la sociedad civil en la Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de La Paz, abogó por la resolución de conflictos latentes entre países hermanos por vía de un “diálogo franco y abierto” al referirse, tácitamente y sin mencionar a Chile y Bolivia.

    Los dichos de Francisco se escucharon después que Morales le diera la bienvenida a la mediterránea Bolivia.

    “Hermano Papa Francisco, usted viene lleno de energía luego de respirar la brisa del Pacífico ecuatoriano; usted ha llegado a una tierra de paz que busca justicia; bienvenido a una parte de la Patria Grande, a la que se le ha mutilado su derecho de acceso al mar mediante una invasión”, afirmó.

    Morales de esa manera significó la condición mediterránea de Bolivia, que demanda a Chile la cesión una salida propia al mar Pacífico de que fuera privada en 1879 cuando perdió a manos de su vecino trasandino todo su efectivo costero de 400 km lineales y 120.000 km2 de teritorios.

    Sin embargo, desde Chile, el canciller Heraldo Muñoz recordó ayer que “Chile ha estado siempre abierto al diálogo” y que “fue Bolivia quien lo frustró con su demanda unilateral ante la Corte”.


De la exclusión a la organización popular de los trabajadores

8 julio, 2015

Santa Cruz de la Sierra, 08 julio 2015

El segundo día del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares abrió con el panel “De la exclusión a la organización popular de los trabajadores”.

“El sistema capitalista está en función del dinero, con lo cual se produce la exclusión, porque al Sistema le conviene, con el objetivo de la ganancia, excluir parte de la sociedad, es una consecuencia de cómo está organizado hoy el sistema de trabajo…”, aseguró Marcelo Sánchez Sorondo, Arzobispo de la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano durante el Panel de esta mañana.

En este espacio se expusieron experiencias de luchas, reivindicaciones y formas de organización en diversos escenarios de América Latina en donde las políticas neoliberales y el lucro del mercado marginan a trabajadores, trabajadoras y familias enteras condenándolas a la pobreza y la marginalidad.

El derecho al trabajo es uno de los elementales de todo ser humano, pues con él no sólo satisface sus necesidades, sino que contribuye con los demás, y al propio desarrollo de la sociedad, cuando este derecho no se tiene, es muy difícil hablar de justicia social.

“Hay muchas formas de trabajo y de acceder a ellos -dijo Marcelo Sánchez-, y deberían ocuparse los que rigen el bien común, y si ellos no lo hacen, se tiene que ocupar el pueblo mismo, y por eso los Movimientos Populares están llamados a conseguir trabajo para la misma población”.

La vivencia de las luchas de trabajadoras y trabajadores argentinos se dejaron escuchar en la voz de Esteban Castro, Secretario General de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular de Argentina, quien reflexionó sobre “las profundas reflexiones que se dan hoy en el campo popular sobre lo que debe hacerse para revertir el modelo de hambre, desocupación, y miseria que quieren imponer las corporaciones y el capital financiero internacional”.

“Nosotros peleamos por todo lo que se ha peleado en Argentina y por todos los que pelearon en América Latina, por eso damos la pelea, y para que no se profundice el pensamiento neoliberal” –acotó el dirigente sindical, a la par que sentenciaba la desaparición de quienes atentan contra los derechos de los trabajadores: “Ellos, como Videla, se mueren, incluso en la cárcel como él, y nosotros no, aunque también ponemos muertos en la lucha (30 mil compañeros detenidos y desaparecidos en Argentina), nosotros seguimos peleando, ellos se mueren como ratas porque es lo que son, nosotros somos trabajadores ¡y a los trabajadores se les respeta carajo!

Rememoró la llegada de Néstor Kirchner al poder y cuando dijo que no iba a dejar sus convicciones en la puerta de Casa Rosada, “Él, junto a Lula y Hugo Chávez le dijeron ¡no al alca! ¡al carajo! Y eso fue lo que pasó en Argentina y en América Latina. Por eso hoy le decimos a las corporaciones ¡que se vayan al carajo! ¡No las necesitamos! Los trabajadores sabemos organizar la producción, sabemos comercializar, somos dignos, y vaya si Bolivia nos demostró que los trabajadores son dignos. ¡Ahí está Evo Morales! ¡Esa es la dignidad de este pueblo!

Otra de las experiencias expuestas fue la de trabajadoras y trabajadores por cuenta propia en Guatemala mediante la palabra de María del Carmen Aguilar del Sindicato Nacional de Trabajadores Independientes de la Salud de Guatemala: “Nos dicen que somos de la economía informal en nuestros países, y de informal no tenemos nada, somos bien formalitos y pagamos nuestros impuestos, y son las empresas las que se quedan con todo”.

La dirigenta sindical relató el proceso vivido y la organización que han asumido para defenderse de los gobiernos “que nos quieren exterminar” –dijo-, “dicen que nos quieren formalizar, pero cómo, ¿esclavizándonos, persiguiéndonos, robando nuestras mercancías? ¿De qué forma nos quieren formalizar? Los mercados son nuestros, las calles son nuestras, no del gobierno”.

A su vez, reflexionó sobre los retos que enfrentan aún las distintas formas de organización sindical, campesinas, movimientos sociales y el pueblo en general en Guatemala: “Tenemos que hacer alianzas, sentir el dolor de los campesinos, el dolor de los hermanos que luchan por la tierra, el dolor de las mujeres de las mujeres, de los niños y jóvenes, porque de forma individual nunca vamos a ganar nada. Hay que buscar la unificación de todos los sectores para acabar de dar un espaldarazo al gobierno corrupto”.

Como una experiencia fruto de la voluntad política de un gobierno que se ponen en función de su pueblo, habló Miguel Albarracín, Director Nacional de Trabajo Sector de Trabajadores Fabriles de Bolivia, quien reconoció que: “Lo que hemos logrado hoy en Bolivia es un ejemplo de cómo se respetan los derechos laborales, no es lo que quisiéramos, pero con nuestro gobierno vamos ganado demostraciones prácticas en salario, estabilidad laboral y muchos otros programas…” A la vez que acotaba: “Tenemos que desarrollarnos industrialmente para no ser sólo exportadores de materia prima, pero esto hay que hacerlo son afectar el medio ambiente y respetando el derecho de los trabajadores y esto lo estamos cumpliendo en todo el país”.

José Raúl Vera López, Obispo de la Diócesis de Saltillo de México, planteó un caso concreto de cómo la buena voluntad, la perseverancia, pero sobre todo la unidad, permiten pasar de necesidades y demandas, a proyecciones, acciones y resultados concretos.

Tras la explosión de una mina en el 2006, donde murieron 65 mineros, los empresarios aseguraban que ellos no eran responsables, sino los propios mineros pues “sabrán ellos lo que estaban haciendo allá abajo”, decían los empresarios. “Los familiares no tenían ningún derecho, sólo los mineros y como estaban muertos, ya no podía reclamar nada. Aquí descubrimos el grado de exclusión en la que vivían los mineros”.

El Obispo narró el intenso trabajo realizado para aunar a las familias de las víctimas y plantear acciones que trajeran justicia ante los hechos, toda vez que de parte del Estado no se había hecho nada. Con una familia que no aceptó los sobornos de la empresa, comenzaron un proyecto que: “Hemos logrado cambiar la creencia que tenían los mineros de que como ellos les estaban moviendo las entrañas a la tierra, alguien tenía que morir de vez en cuando, esto ya ha cesado, estas familias han estudiado, se han informado, en el día de hoy, hay una nueva mentalidad, y es posible porque ahí tenemos una organización de personas que antes eran excluidas y ahora están en una actividad dinámica, y es de las familias, no sólo los trabajadores, y en eso hemos superado a los sindicatos que se concentraban sólo en los trabajadores pues las familias también tienen derechos”.

Al cierre del Panel Eliane de Moura Martins, del Movimiento de Trabajadoras y Trabajadores por Derechos (MTD) de Brasil, dijo que “tenemos que tener muy clara la dimensión de la unidad de los trabajadores, independientemente de nuestras formas de trabajo, de ser formales o informales, la unidad de hombres y mujeres en todos los espacios que tengamos. Los trabajadores tenemos que tener nuestro proyecto de producción, económico, social, cultural, político y de género. Tenemos la obligación de luchar por el modo de vida queremos para nuestras sociedades, el continente y el mundo y para eso precisamos de unidad, de solidaridad, de generosidad, ternura, comprensión porque  somos de una diversidad fantástica, y tenemos que encontrar un voto de equilibrio para superar las dificultades que todos tenemos”.

La mañana concluyó con testimonios de delegados que contaron sus propias experiencias, como el representante de la Central Única de Trabajadores de Minas Gerais – Brasil, Jairo Noguera, que se refirió a la crisis sistémica del capitalismo que solo quiere seguir acumulando capital a costas de los trabajadores, y de la necesidad de unir las luchas tanto de América Latina como de todas la partes del mundo recordando lo que está pasando ahora en Grecia.

Charo Castelló de la Hermandad Obrera de Trabajadores Católicos de España también habló de la crisis que afecta a Europa. En especial se refirió al derecho al trabajo y trabajo con derecho. Ella destacó como ya no son los estados los que hacen políticas sobre el trabajo sino las transnacionales. En Europa hay un porcentaje de desempleo siempre más alto, trabajo siempre más precarizado y emigración forzosa en la búsqueda de trabajo que es necesario para la dignidad de los seres humanos.

Juan Churats del Movimiento Mundial de Trabajadores Católicos de Perú subrayó como el Papa el año pasado en Roma dijo que los movimientos no deberían seguir la corriente, sino ir contracorriente y luchar. También dijo cómo es importante sembrar un tierra fértil para tener una buena cosecha y de cómo eso es lo que está pasando aquí en Bolivia.

De las fábricas recuperadas habló Luis Maidana del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas de Argentina, compartiendo su experiencia de ocupación resistencia y producción en su frigorífico que sí se pudo recuperar pero recomienda de no venderse al poder. Dijo que apoya a Papa Francisco no tanto por la religión sino porqué el inculca a ser personas mejores en todo.

María Elbia Pisuña Llulluna, de la Red Nacional de Recicladores del Ecuador también compartió su experiencia y de cómo lograron tener un reconocimiento por parte del estado de Ecuador para todas las 38 organizaciones de recicladores, y que ahora la lucha sigue para todos los trabajadores de la economía popular. Este encuentro va a ser una gran ocasión para visibilizar el trabajo de todos.

Desde Italia Giulia Baruffo habló de la antimafia social y del trabajo que está haciendo la organización Libera, que propuso una ley para que los bienes de la mafia sean utilizados por las organizaciones que trabajan en contra de la exclusión social.

Julieta Varela de la red Feminismo Comunitario de Bolivia presentó un documento para la liberación de los pueblos y las mujeres, en donde se destaca de como las mujeres no son una minoría sino más del 50% de cada pueblo. En el documento se presentan las 4 D: Desde los pueblos, los pueblos originarios, las organizaciones y los movimientos organizados, Despatriarcalización de los Estados y las sociedades, Descolonización de los cuerpos, las culturas, las espiritualidades y los territorios, Desneoliberalización anticapitalista, de las economías, del trabajo y la producción.

En la conclusión el representante del pueblo Guaranì Kaiowa Elizeo Lopes realizó una denuncia en contra del gobierno de Brasil toma las tierras donde viven los pueblos indígenas.

Marcelo Sánchez Sorondo, Arzobispo de la Academia Pontificia de Ciencias concluyó la mañana destacando la necesidad de globalizar el trabajo y de que los movimientos populares sean más protagonistas porqué sin trabajo tampoco llegamos al reino de los cielos.

“La protesta y la presión de los pobres son de vital importancia para que los poderosos del mundo comprendan que así no se puede seguir”

8 julio, 2015
Santa Cruz de la Sierra, 7 julio 2015

Ayer por la tarde con el Coliseo Municipal de Santa Rosita repleto, se inauguró oficialmente el II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares. Luego de un saludo de Rolando Borda de la Central Obrera Departamental de Santa Cruz, que se volvió en un llamado a la unidad Latinoamericana, participaron del panel delegados de cada uno de los ejes del EMMP: Tierra, Techo y Trabajo. Más tarde, llegó el momento del Cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, y por último del Presidente de Bolivia Evo Morales.

El Cardenal dijo en su intervención: “El grito, la queja, la protesta y la presión de los pobres son de vital importancia para que los poderosos del mundo comprendan que así no se puede seguir. La Iglesia quiere escuchar este grito y sumarse a él.[…] La Iglesia quiere unir sus manos en estos procesos y ayudarlos a que cada día sus cooperativas sociales, sus juntas vecinales, sus comunidades campesinas e indígenas se fortalezcan, para que puedan dar más y mejores condiciones para el desarrollo integral de los excluidos como personas, familias y pueblos”.

Las palabras mas fuerte fueron las referidas a la política cuando dijo que la política no es tarea solo de algunos sino de todos: “Los pobres, los campesinos, los pueblos indígenas tienen sus propias formas de hacer política (organización comunitaria), desarrollar la economía (economía popular) y cuidar el ambiente (ecología popular). Son formas distintas a la hegemónica, y a veces no se comprenden con los parámetros de la racionalidad occidental. Hay que respetarlas e  institucionalizarlas.” No pudo faltar el llamado a la nueva encíclica Laudato si’ que se estrenó hace unas semanas en donde se reconoce el grito de los pobres y de la tierra:“[…] No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza.” (LS n 139)

Turkson concluyó su ponencia destacando que este segundo Encuentro Mundial de Movimientos Populares promete ser un gran diálogo que perpetuará en el tiempo la comunicación, la cooperación y la coordinación entre los mismos movimientos de base y entre éstos y la iglesia en todos sus niveles.

La ultima intervención fue la del anfitrión, el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia Evo Morales que subrayó la responsabilidad del trabajo que los Movimientos Populares van a desarrollar y que concluirá en un documento final con todos los resultados de los días de trabajo: “Francisco es el primer Papa que nos escucha! Tenemos una gran responsabilidad aquí”. El presidente habló también del los resultados económicos del país desde cuando rechazaron el ayuda del Fondo Monetario Internacional y de la importancia de la lucha política en los cambios sociales: “si queremos cambiar el mundo primero tenemos que cambiar nosotros”.

Trabajo: testimonios de María Elbia Pisuña Llulluna – Giulia Baruffo – Julieta Varela

8 julio, 2015
Santa Cruz de la Sierra, 08 julio 2015

El segundo día del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares abrió con el panel “De la exclusión a la organización popular de los trabajadores”.

La mañana concluyó con testimonios de delegados que contaron sus propias experiencias.

María Elbia Pisuña Llulluna, de la Red Nacional de Recicladores del Ecuador también compartió su experiencia y de cómo lograron tener un reconocimiento por parte del estado de Ecuador para todas las 38 organizaciones de recicladores, y que ahora la lucha sigue para todos los trabajadores de la economía popular. Este encuentro va a ser una gran ocasión para visibilizar el trabajo de todos.

Desde Italia Giulia Baruffo habló de la antimafia social y del trabajo que está haciendo la organización Libera, que propuso una ley para que los bienes de la mafia sean utilizados por las organizaciones que trabajan en contra de la exclusión social.

Julieta Varela de la red Feminismo Comunitario de Bolivia presentó un documento para la liberación de los pueblos y las mujeres, en donde se destaca de como las mujeres no son una minoría sino más del 50% de cada pueblo. En el documento se presentan las 4 D: Desde los pueblos, los pueblos originarios, las organizaciones y los movimientos organizados, Despatriarcalización de los Estados y las sociedades, Descolonización de los cuerpos, las culturas, las espiritualidades y los territorios, Desneoliberalización anticapitalista, de las economías, del trabajo y la producción.

En la conclusión el representante del pueblo Guaranì Kaiowa Elizeo Lopes realizó una denuncia en contra del gobierno de Brasil toma las tierras donde viven los pueblos indígenas.

Marcelo Sánchez Sorondo, Arzobispo de la Academia Pontificia de Ciencias concluyó la mañana destacando la necesidad de globalizar el trabajo y de que los movimientos populares sean más protagonistas porqué sin trabajo tampoco llegamos al reino de los cielos.

Trabajo: María del Carmen Aguilar Sindicato Nacional de Trabajadores Independientes Salud Guatemala

8 julio, 2015
Santa Cruz de la Sierra, 08 julio 2015

El segundo día del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares abrió con el panel “De la exclusión a la organización popular de los trabajadores”.

Una las experiencias expuestas fue la de trabajadoras y trabajadores por cuenta propia en Guatemala mediante la palabra de María del Carmen Aguilar del Sindicato Nacional de Trabajadores Independientes de la Salud de Guatemala: “Nos dicen que somos de la economía informal en nuestros países, y de informal no tenemos nada, somos bien formalitos y pagamos nuestros impuestos, y son las empresas las que se quedan con todo”.

La dirigenta sindical relató el proceso vivido y la organización que han asumido para defenderse de los gobiernos “que nos quieren exterminar” –dijo-, “dicen que nos quieren formalizar, pero cómo, ¿esclavizándonos, persiguiéndonos, robando nuestras mercancías? ¿De qué forma nos quieren formalizar? Los mercados son nuestros, las calles son nuestras, no del gobierno”.

A su vez, reflexionó sobre los retos que enfrentan aún las distintas formas de organización sindical, campesinas, movimientos sociales y el pueblo en general en Guatemala: “Tenemos que hacer alianzas, sentir el dolor de los campesinos, el dolor de los hermanos que luchan por la tierra, el dolor de las mujeres de las mujeres, de los niños y jóvenes, porque de forma individual nunca vamos a ganar nada. Hay que buscar la unificación de todos los sectores para acabar de dar un espaldarazo al gobierno corrupto”.

Trabajo: testimonios de Jairo Noguera – Charo Castelló – Juan Churats – Luis Maidana

8 julio, 2015
Santa Cruz de la Sierra, 08 julio 2015

El segundo día del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares abrió con el panel “De la exclusión a la organización popular de los trabajadores”.

La mañana concluyó con testimonios de delegados que contaron sus propias experiencias, como el representante de la Central Única de Trabajadores de Minas Gerais – Brasil, Jairo Noguera, que se refirió a la crisis sistémica del capitalismo que solo quiere seguir acumulando capital a costas de los trabajadores, y de la necesidad de unir las luchas tanto de América Latina como de todas la partes del mundo recordando lo que está pasando ahora en Grecia.

Charo Castelló de la Hermandad Obrera de Trabajadores Católicos de España también habló de la crisis que afecta a Europa. En especial se refirió al derecho al trabajo y trabajo con derecho. Ella destacó como ya no son los estados los que hacen políticas sobre el trabajo sino las transnacionales. En Europa hay un porcentaje de desempleo siempre más alto, trabajo siempre más precarizado y emigración forzosa en la búsqueda de trabajo que es necesario para la dignidad de los seres humanos.

Juan Churats del Movimiento Mundial de Trabajadores Católicos de Perú subrayó como el Papa el año pasado en Roma dijo que los movimientos no deberían seguir la corriente, sino ir contracorriente y luchar. También dijo cómo es importante sembrar un tierra fértil para tener una buena cosecha y de cómo eso es lo que está pasando aquí en Bolivia.

De las fábricas recuperadas habló Luis Maidana del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas de Argentina, compartiendo su experiencia de ocupación resistencia y producción en su frigorífico que sí se pudo recuperar pero recomienda de no venderse al poder. Dijo que apoya a Papa Francisco no tanto por la religión sino porqué el inculca a ser personas mejores en todo.

Trabajo: Esteban Castro – Secretario General CTEP

8 julio, 2015
Santa Cruz de la Sierra, 08 julio 2015

El segundo día del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares abrió con el panel “De la exclusión a la organización popular de los trabajadores”.

La vivencia de las luchas de trabajadoras y trabajadores argentinos se dejaron escuchar en la voz de Esteban Castro, Secretario General de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular de Argentina, quien reflexionó sobre “las profundas reflexiones que se dan hoy en el campo popular sobre lo que debe hacerse para revertir el modelo de hambre, desocupación, y miseria que quieren imponer las corporaciones y el capital financiero internacional”.

“Nosotros peleamos por todo lo que se ha peleado en Argentina y por todos los que pelearon en América Latina, por eso damos la pelea, y para que no se profundice el pensamiento neoliberal” –acotó el dirigente sindical, a la par que sentenciaba la desaparición de quienes atentan contra los derechos de los trabajadores: “Ellos, como Videla, se mueren, incluso en la cárcel como él, y nosotros no, aunque también ponemos muertos en la lucha (30 mil compañeros detenidos y desaparecidos en Argentina), nosotros seguimos peleando, ellos se mueren como ratas porque es lo que son, nosotros somos trabajadores ¡y a los trabajadores se les respeta carajo!

Trabajo: Eliane de Moura Martins del Movimiento de Trabajadoras y Trabajadores por Derechos

8 julio, 2015
Santa Cruz de la Sierra, 08 julio 2015

El segundo día del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares abrió con el panel “De la exclusión a la organización popular de los trabajadores”.

Al cierre del Panel Eliane de Moura Martins, del Movimiento de Trabajadoras y Trabajadores por Derechos (MTD) de Brasil, dijo que “tenemos que tener muy clara la dimensión de la unidad de los trabajadores, independientemente de nuestras formas de trabajo, de ser formales o informales, la unidad de hombres y mujeres en todos los espacios que tengamos. Los trabajadores tenemos que tener nuestro proyecto de producción, económico, social, cultural, político y de género. Tenemos la obligación de luchar por el modo de vida queremos para nuestras sociedades, el continente y el mundo y para eso precisamos de unidad, de solidaridad, de generosidad, ternura, comprensión porque  somos de una diversidad fantástica, y tenemos que encontrar un voto de equilibrio para superar las dificultades que todos tenemos”.

Trabajo: Miguel Albarracín Director Nacional de Trabajo Sector Trabajadores Fabriles Bolivia

8 julio, 2015
Santa Cruz de la Sierra, 08 julio 2015

El segundo día del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares abrió con el panel “De la exclusión a la organización popular de los trabajadores”.

Como una experiencia fruto de la voluntad política de un gobierno que se ponen en función de su pueblo, habló Miguel Albarracín, Director Nacional de Trabajo Sector de Trabajadores Fabriles de Bolivia, quien reconoció que: “Lo que hemos logrado hoy en Bolivia es un ejemplo de cómo se respetan los derechos laborales, no es lo que quisiéramos, pero con nuestro gobierno vamos ganado demostraciones prácticas en salario, estabilidad laboral y muchos otros programas…” A la vez que acotaba: “Tenemos que desarrollarnos industrialmente para no ser sólo exportadores de materia prima, pero esto hay que hacerlo son afectar el medio ambiente y respetando el derecho de los trabajadores y esto lo estamos cumpliendo en todo el país”.

José Raúl Vera López, Obispo de la Diócesis de Saltillo de México, planteó un caso concreto de cómo la buena voluntad, la perseverancia, pero sobre todo la unidad, permiten pasar de necesidades y demandas, a proyecciones, acciones y resultados concretos.

“El Papa se nutre de los movimientos populares”, afirmó un dirigente cartonero argentino

El titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) de Argentina, uno de los cinco organizadores del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares que comienza este martes y cerrará el jueves con la presencia de Evo Morales y el papa Francisco en la ciudad boliviana de Santa Cruz, aseguró que el sumo pontífice “más que bajar sube línea”.

Juan Grabois junto con el dirigente del MST de Brasil, Joao Pedro Stedile, en el Encuentro.
 “El Papa lo que hace, más que bajar, sube línea: se nutre de los reclamos de los movimientos populares -que no siempre son los mismos y ni están escritos igual- para sintetizarlos y ponerlos en un lenguaje universal”, dijo el también referente del MTE (Movimiento de Trabajadores Excluídos), Juan Grabois, en diálogo con Télam.

Para el dirigente, es exactamente esto lo que Francisco hace “cuando plantea que estamos en una crisis total, con derechos sagrados que están siendo violados, y que ante esto tiene que haber una profundización de los esfuerzos de todos”.

Es que al final del encuentro, los más de 1.500 delegados de movimientos populares de 45 países junto a los obispos y agentes pastorales participantes entregarán al papa una carta con los resultados del trabajo de los tres días y las medidas más urgentes a tomar, para que el pontífice pueda hacerlas suyas en sus discursos frente a la Asamblea de las Naciones Unidas de Nueva York y otros foros internacionales.

Por Argentina participarán 250 delegados representantes del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE Cartoneros), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y otras organizaciones sindicales, sociales, populares y barriales.

“Estos encuentros surgen de la vocación del Papa de acompañar a las organizaciones sociales, populares y comunitarias en su lucha por la dignificación de las condiciones de existencia y el desarrollo integral de los más excluidos del sistema capitalista”
Impulsado por el Pontificio Consejo de por la Paz y la Justicia (PCJP), el Encuentro Mundial de Movimientos Sociales tuvo su primera edición en 2014 en Roma, en el marco del cual Francisco se entrevistó con el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia y ex dirigente cocalero, Evo Morales, y ambos acordaron que el próximo sería en el país andino, en coincidencia con la visita papal.

“Estos encuentros surgen de la vocación del Papa de acompañar a las organizaciones sociales, populares y comunitarias en su lucha por la dignificación de las condiciones de existencia y el desarrollo integral de los más excluidos del sistema capitalista”, dijo el dirigente.

Como ocurrió en 2014 en la capital italiana, durante tres días los participantes compartirán experiencias, realidades, y propuestas para abordar los problemas que afectan a los pobres y excluidos de la Tierra: los campesinos e indígenas, los vecinos de asentamientos populares y familias en lucha por un techo, los trabajadores precarizados o de la economía popular.

Las banderas de este segundo encuentro siguen siendo “las tres T”: Tierra, techo y trabajo, aunque este año el desafío es adoptar una “mirada más amplia”, que incluya las problemáticas vinculadas al cuidado de la “Madre Tierra” –temática de la encíclica Laudato Si-, “la paz y la soberanía en el mundo”.

“A cada T le corresponde un tipo de exclusión: por un lado, la de los campesinos, los pueblos originarios amenazados por los grandes terratenientes, los pequeños productores acorralados por el agronegocio; por otro, la de los habitantes de las villa y asentamientos que sufren en su propia existencia la marginación y la falta de integración urbana; y por último la de los trabajadores de la economía popular, a los que se les niega la posibilidad de sindicalizarse, entre otros derechos”, sostuvo Grabois.

Al ser una organización que nuclea a los trabajadores de la economía popular, las inquietudes que la CTEP llevará al encuentro e intentará que se reflejen en el documento final tienen que ver con la precariedad laboral a la que se ven sometidos los cartoneros, manteros, vendedores ambulantes, feriantes, cooperativistas y trabajadores de empresas recuperadas.

“La CTEP tiene como tema central la defensa del derecho a sindicalizarse de los que no tienen un patrón, de tener una ART, a la estabilidad laboral y un ingreso mínimo garantizado”, afirmó.

El Encuentro culminará el jueves a las 17.30, cuando todos los participantes, junto con el anfitrión Evo Morales, dialoguen con el Papa sobre la necesidad de un proceso de cambio que tenga a los movimientos populares como protagonistas en la lucha por la justicia social.

El comité organizador del evento está integrado por el PCJP; el viceministro de Coordinación de Movimientos Sociales y Sociedad Civil de Bolivia, Alfredo Rada; y los representantes de cuatro organizaciones sociales: la CTEP de Argentina, el MST de Brasil, el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos de España, la Federación de Asentamientos Populares de la India   

fuente: Resumen Latinoamericano               
 

7 Vistas