02/05/2012

BOLIVIA: Evo Morales nacionaliza la filial de REE para recuperar recursos naturales

En el sexto aniversario del anuncio de la nacionalización de los hidrocarburos, el presidente de Bolivia, Evo Morales, «como justo homenaje a los trabajadores y al pueblo boliviano que ha luchado por la recuperación de los recursos naturales y servicios básicos», dio a conocer que «se nacionaliza la totalidad de las acciones que conforman el paquete accionario que posee la sociedad Red Eléctrica Internacional SAU» en favor de la Empresa Nacional de Electricidad de Bolivia. «Esta empresa antes era nuestra y lo que era nuestro ahora estamos nacionalizando», precisó, adelantándose a reacciones de «la opinión pública nacional e internacional». Desde que asumió la presidencia de país, Morales ha revertido al Estado cerca de veinte empresas de hidrocarburos, cementos, minas y eléctricas.
El anuncio de la recuperación de otra empresa estratégica se produjo quince días después de que la presidenta argentina, Cristina Fernández, nacionalizara YPF y solo unas horas antes de que el máximo mandatario boliviano participara con Antonio Brufau, presidente de Repsol, accionista mayoritario de YPF, en la inauguración programada con antelación de la segunda planta procesadora de gas del campo Margarita, que permitirá aumentar las exportaciones a Argentina.
Las instalaciones de la filial de Red Eléctrica Española fueron controladas por las Fuerzas Armadas a instancias de Evo Morales, quien ordenó al Comandante en Jefe, Tito Gandarillas, «tomar las instancias de la administración y operación de la Empresa Transportadora de Electricidad».
Canales de televisión mostraron a efectivos militares y policiales custodiando el edificio central de la Transportadora de Electricidad en Cochabamba.

«Cinco millones al año»
Morales manifestó que la multinacional española y su predecesora, Unión Fenosa, la que acudió al proceso de privatización en 1997, «en 16 años apenas han invertido 81 millones de dólares, una inversión en término medio de cinco millones al año», montante que consideró del todo insuficiente.
Red Eléctrica Internacional posee el 99,94% del capital de de Transportadora de Electricidad -que atiende el 85% del mercado y posee el 73% de las líneas de transmisión en Bolivia-, mientras que el 0,06% restante está en manos de los trabajadores de la firma.

«Muy diferente» a YPF
Una vez divulgada la decisión del presidente boliviano, el Ejecutivo español estaba «estudiando» la medida y seguía «con atención» los hechos, según indicó Efe citando fuentes de La Moncloa. Aseguraron, además, que a tenor de las «primeras impresiones», se trata de un caso «muy diferente» a la nacionalización de YPF.
El Ejecutivo de Mariano Rajoy «descartó» hacer un paralelismo entre ambas y aseguró que la expropiación de la filial de Red Eléctrica es «una adaptación al ordenamiento constitucional boliviano». Explicó, así, la presencia del presidente de Repsol en Bolivia para participar junto a Morales en un acto programado con antelación.
Los ministerios de Exteriores e Industria, no obstante, recababan información y se mantenían en contacto con la empresa.

16 Vistas