15/01/2016

ATE cumple 91 años

Quienes dieron vida al sindicato pertenecían al área de Construcciones
Portuarias y Vías Navegables y decidieron organizarse para terminar con el
trabajo jornalizado y exigir la implementación de las 8 horas de trabajo, entre
otras reivindicaciones básicas. En la actualidad ATE se considera heredera de
esa tradición de lucha y resistencia, y 
trabaja día a día por la defensa del derecho a la estabilidad laboral,
el salario justo, la misma retribución por igual tarea y por el acceso pleno a
la carrera en la función pública, eliminando toda forma de precariedad y fraude
laboral.  


La democracia interna y la autonomía
que caracterizan a la organización pudieron ser reconquistadas en 1984, cuando
la Lista Verde ANUSATE conducida por dirigentes como Víctor de Gennaro y Germán
Abdala recuperaron la organización del colaboracionismo cómplice de la
dictadura militar. Desde entonces, ATE creció en organización y
representatividad, nucleando en su seno, además de los trabajadores del Estado
nacional, a los trabajadores y trabajadoras de las provincias y los municipios
de toda la Argentina.


Así como ATE participó de la fundación
de la CLATE en 1967, en los ’90 fue uno de los sindicatos que impulsó e hizo
posible la creación de la Central de Trabajadores de la Argentina. Junto a la
CTA, ATE dio una batalla muy fuerte contra el modelo neoliberal que se instaló
la región.


Si algo define a ATE como
organización sindical es que, en cada espacio de acción en el que participa, no
sólo aspira a concretar las reivindicaciones sectoriales de los trabajadores
del Estado. Es un sindicato que apoya y promueve las luchas por un orden social
más justo, con una real y efectiva distribución de la riqueza. Y lo hace con la
convicción de que los estatales, quienes día a día hacen funcionar con
esfuerzo, dedicación y compromiso el Estado, son quienes pueden hacer ese sueño
posible.

8 Vistas