03/06/2012

ARGENTINA: SOLIDARIDAD DE LA FJA CON LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES JUDICIALES MENDOCINOS

 


Los trabajadores judiciales y sus familias, entre tanto, ven demoradas sus expectativas de una justa recomposición salarial,
ingreso del que dependen para satisfacer sus necesidades básicas. Por
eso, son los trabajadores los primeros en querer que esta situación de
conflicto arribe a una pronta solución. La patronal especula con esa
situación de carencia y dilata una salida con el artero objetivo de que
los trabajadores cedan en sus reclamos bajo la extorsión de la
necesidad.
La especulación patronal, que tiende a llevar adelante
un ajuste que descargue la crisis de las políticas oficiales,
provinciales y nacionales, sobre las espaldas de los trabajadores,
conlleva un duro golpe a la función de justicia; el deterioro creciente
de esa función esencial del Estado tiene, en la mengua del salario de
los trabajadores su máxima expresión de indignidad. Sin salarios
adecuados, no es esperable que la justicia funcione correctamente y eso
lo puede entender cualquier ciudadano.
Lo ha entendido así la mayoría de la sociedad mendocina
que acompaña el reclamo de los trabajadores judiciales. Es así como han
expresado su solidaridad otros sectores de los trabajadores, en especial los estatales, numerosos sectores políticos y sociales locales, e
incluso aquellos que más vinculado están a la actividad del Poder
Judicial, como es el caso de muchos magistrados y abogados.
El respaldo al sistema de porcentualidad expresado por
algunos integrantes de la más alta magistratura de la provincia así como las declaraciones del Colegio de Abogados de la ciudad de Mendoza, que
hizo llegar una carta en respaldo de los reclamos de los judiciales, son una evidencia más de la justeza de sus demandas.
Sólo de manera aislada, algunos letrados que todavía
creen en el autoritarismo y desprecian el derecho, a despecho de lo que
han estudiado y debieran defender, acompaña con sus gestos de
prepotencia la actitud de las autoridades del Estado provincial que, en
tanto patronal, hace gala de las peores artimañas de los poderosos. Así
hay que lamentar la declaración del Colegio de Abogados de San Rafael,
que llama a realizar acciones de intimidación contra el principio de
libertad sindical, en vez de entender de una buena vez que el buen
funcionamiento del sistema judicial pasa, entre otras cuestiones
fundamentales, por garantizar la dignidad de los trabajadores.
También hay que advertir sobre los intentos de dividir a los trabajadores, como la pretensión de desconocer la enorme
representatividad de la Asociación Gremial, cuyo ámbito de
representación personal abarca al conjunto de empleados y funcionarios
del Poder Judicial, tal como está claro en sus estatutos.
En ese marco, la Federación Judicial Argentina, expresa
también su solidaridad con los judiciales mendocinos, unidos en la lucha y a través de su gremio, la Asociación Gremial de Empleados y
Funcionarios del Poder Judicial e insta al Estado provincial a
reflexionar sobre su conducta en este conflicto, dando una respuesta
favorable a los justos reclamos formulados por los paritarios de los
trabajadores.
Si no hay un cambio de la patronal en esa dirección, sin duda, serán las máximas autoridades del Estado las responsables del
agravamiento de la crisis, que ya está causando serios daños a los
trabajadores judiciales y al servicio de justicia.
Víctor Mendibil – Secretario General FJA
José Luis Ronconi – Secretario Adjunto FJA 

18 Vistas