11/12/2014

ARGENTINA: Se presentó el Observatorio de Vulneración de Derechos Humanos de ATE

Un
recorrido por la historia y la actualidad de los derechos de los trabajadores y
las trabajadoras, además de variadas propuesta para la defensa de los sectores
en los cuales laboran los empleados públicos, se pudieron escuchar este martes
en el Auditorio Eva Perón de ATE Nacional, al ser presentado el Observatorio de
Vulneración de Derechos.

 

Con una
nutrida participación de delegados todo el país -incluidos representantes de
los pueblos originarios wichi, mapuche, guaraníes y qom-, como también
organizaciones políticas y sociales el lanzamiento del Observatorio se enmarcó
en la jornada Inclusión y Derechos Humanos, impulsada por el Departamento de
Derechos Humanos de ATE.

 

Las
palabras de presentación estuvieron a cargo de Héctor Carrica, en
representación de Derechos Humanos ATE, quien afirmó que el nuevo espacio
instituido es “una herramienta organizativa” amplia y que tiene el
objetivo de “formar en derechos humanos a delegados y dirigentes”. El
Observatorio, indicó Carrica, busca analizar, organizar y difundir las
problemática de los trabajadores y las trabajadoras, y a su vez derivar los
casos presentados al área legal del sindicato para resolver con rapidez los
conflictos planteados.

 

La idea es
que el Observatorio forme en lo que respecta a los Derechos Humanos, haga
relevamientos y realice informes, de atención a situaciones de vulneración,
provea de un equipo asesor a víctimas.

 

A su turno
el abogado, periodista y dramaturgo Vicente Zito Lema recordó que el siglo XX
fue la etapa “más monstruosa” de la humanidad, ya que estuvo marcada
por guerras, bombas atómicas y genocidios. Zito Lema remarcó que esto se debe a
que en el mundo existe “un sistema que prioriza la muerte sobre la
vida”. “El instrumento de muerte en su forma económica, cultural y
científica es el capitalismo”, aseveró.

 

El
reconocido periodista se preguntó si es posible la existencia de los derechos
humanos bajo el capitalismo, a lo cual respondió que esa es “una
contradicción insoluble” y que bajo el imperio del capital solamente
veremos “ráfagas de derechos humanos”.

 


Precarización
y derechos

 

Durante su
intervención, el docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), David Duarte,
hizo una síntesis de las luchas sociales y sindicales en Argentina que
permitieron, a principios y mediados del siglo XX, lograr derechos laborales.
Duarte -que también es Doctor en Derecho del Trabajo, Previsión Sociales y Derechos
Humanos en la Universidad de Guatemala-, enfatizó que “los derechos de los
trabajadores son productos de las luchas”.

 

El
catedrático recordó que la precarización laboral en Argentina comenzó durante
la dictadura militar (1976-1983) a través de la locación de servicio o, como lo
denominó, el “alquiler de personas”. A su vez, sostuvo que el derecho
al trabajo debe generar estabilidad para alcanzar “una vida digna y
construir una sociedad medianamente en paz”. Duarte advirtió además que
“el empleo precario es no tener un proyecto de vida digna ni futuro”.

 

Por su
parte, Esteban Rodríguez Alzueta, autor del libro “Temor y control. La gestión
de la inseguridad como forma de gobierno”, explicó que en la actualidad se
avanzó en el cumplimiento de derechos, pero que al mismo tiempo hubo
retrocesos. Como ejemplo indicó que la criminalización de la pobreza en el país
sigue latente, ya que las personas con menos recursos son “sistemáticamente
detenidas” por las fuerzas de seguridad por el solo hecho de pertenecer a ese
sector. “Detrás de la brutalidad policial siempre se encuentra el prejuicio
social”, resumió Rodríguez Alzueta. El también docente de la Univeridad
Nacional de La Plata (UNLP) manifestó que en la legislación argentina siguen
vigentes “las figuras para perseguir a dirigentes” gremiales y sociales.

 

Rodríguez
Alzueta recordó que 50% de los trabajadores y las trabajadoras del país se
encuentran bajo alguna forma de precarización y que, de ese total, 25% son
jóvenes. “la informalidad es constitutiva del capitalismo”, explicó. Por
último, señaló que los mercados ilegales o informales “no transitan mundos
separados” de las economías legales, sino que dentro del actual sistema se
complementan.

 

Quien
también participó en la jornada fue el actor y director teatral Norman Briski,
quien dijo que desde “la cultura no sólo se tiene que resistir, sino que
apostar por un país distinto”, basado en el afecto y la solidaridad. Briski se
preguntó “¿cómo podemos construir un país socialista?” y criticó duramente a la
sociedad de consumo que, según él, genera muertes.

 


Las voces
de todos y todas

 

Al
finalizar las exposiciones de los panelistas, el público también fue de la
partida. Entre los temas que se debatieron, estuvieron presentes la situación
de los presos políticos en Argentina (planteado por un integrante del Movimiento
Quebracho), las consecuencias que acarrea la megaminería y la aplicación masiva
de agronómicos (en la voz de Resumen Latinoamericano), como también la
extracción de petróleo con el polémico método de fracking. A esto se sumó la
denuncia sobre los casos de femicidio y la violencia contra las mujeres en
Argentina. Especial atención suscitó la reflexión de uno de los integrantes de
la Agrupación de estudiantes secundarios “La Simón Bolívar”, quien
puntualizó las grandes dificultades que tienen actualmente los jóvenes para
estudiar, para trabajar (“con contratos basura”) o para encarar el tema de la
vivienda.

 

 

Con gran
atención se siguió también la mesa en la que expusieron los representantes de
los pueblos originarios, quienes dieron un panorama de la grave situación que
se vive en las comunidades, tanto en Formosa, como en Misiones, Chaco y el
territorio mapuche. Lucha por la tierra, enfrentamiento con los respectivos
gobiernos provinciales que envían sus policías y matones para golpear o
intentar amedrentar a los indígenas y campesinos, la falta de salud, educación
y vivienda, son algunos de los temas expuestos.

 

 

Cerrando la
jornada, el secretario general de ATE Nacional, Julio Fuentes, afirmó que el
lanzamiento del Observatorio de Vulneración de Derechos “es de vital
importancia” porque implica que desde el sindicato se tendrá una mirada más
amplia de los derechos humanos. Fuentes remarcó la importancia de la formación
sobre este tema para delegados y cuadros dirigentes, por eso convocó a impulsar
el Observatorio “a lo ancho y largo del sindicato” para que de esa
forma “se instale para ser mejores militantes”.


“Siempre
se aborda el tema de los Derechos Humanos desde el punto de vista del juicio a
los culpables del genocidio durante la última dictadura cívico-militar o la
recuperación de los nietos, sin embargo debemos encarar un proceso para ampliar
esta mirada”, señaló Julio Fuentes.

8 Vistas