30/08/2012

ARGENTINA: Movilización de la CTA por un Salario Mínimo de 5.000 pesos

 

Por otra parte, también se volvió a repudiar la violenta
represión que la policía salteña cargó contra los trabajadores del
Ingenio El Tabacal, Salta, quienes siguen exigiendo que los 57
compañeros que han sido despedidos sean restablecidos en sus puestos de
trabajo. Dirigentes del Consejo Directivo Nacional de ATE participaron
de la movilización, así como lo hicieron compañeros y dirigentes del
Consejo Directivo Provincial de ATE Buenos Aires y de ATE Capital
Federal.
El intenso frío de la tarde no impidió que organizaciones de trabajadores
ocupados y desocupados, convocados por la CTA, se congregaran en L. N.
Alem y Corrientes para marchar a las puertas del Ministerio de Trabajo

 

a denunciar que la Central no fuera convocada a la reunión del Consejo
del Salario a la que sólo asistieron los empresarios representantes de
las patronales, el Gobierno y sus cómplices.

Durante la movilización, Julio Fuentes, Secretario General del Consejo
Directivo Nacional de ATE, aseguró: “Estamos acá en primer lugar porque
reclamamos que haya un salario mínimo, vital y móvil que nos permita
vivir a los trabajadores argentinos. Sin duda, las cifras que están
manejando tanto las cámaras empresarias patronales, como el Gobierno,
están muy lejos de la realidad. En segundo lugar, los estatales estamos
acá particularmente porque los trabajadores de los estados provinciales

 

y municipales no estamos comprendidos en la ley del salario mínimo,

 

vital y móvil. No existe piso salarial. Cualquier gobernador o cualquier
intendente pueden contratar por el mínimo que se les ocurra. Parte de
nuestro reclamo es este: Ser reconocidos como trabajadores argentinos,
debiendo ese mínimo también regirnos a nosotros”.
“La CTA reclama, y ATE reclama, 5 mil pesos de salario mínimo. Nos parece
que es lo mínimo que se necesita para enfrentar la canasta familiar.
Además necesitamos que se le de un tratamiento serio a la situación
salarial. Lógicamente no cuesta lo mismo vivir en Reconquista, Provincia

 

de Santa Fe, que en Ushuaia, Provincia de Tierra del Fuego. El Consejo
del Salario debe funcionar para garantizar un estudio real de las
necesidades alimentarias y presupuestarias de cada familia argentina”,
manifestó Fuentes.

Ya en las puertas del Ministerio, Juan Carlos Giuliani, secretario de
Relaciones Institucionales de la CTA nombró a algunas de las
organizaciones presentes: “ATE, la Unión Solidaria de Trabajadores
(UST), ANTA, la Federación Universitaria Argentina (FUA), la Federación
Agraria Argentina (FAA), el MST, la CCC, Julio Fuentes, Oscar de Isasi,
José Luis Matassa, Vilma Ripoll, Néstor Pitrolla, Chiquito Ardura, Elías Moure”.

El primer orador fue Ricardo Peidró, Secretario Adjunto de la CTA y
Secretario General del sindicato de los visitadores médicos de la
Argentina: “Queremos destacar y relacionar algunas cuestiones como la
solidaridad con los compañeros que están luchando en Salta por un
salario mínimo acorde a la canasta familiar”. Peidró destacó también

 

que a la hora de reprimir se pusieron todos de acuerdo: “El Gobierno de
Salta, la representación del ministerio de Trabajo y los empresarios de
El Tabacal”.

Antes de darle la palabra a Pablo Micheli, Peidró agregó que se acabó el
tiempo de los discursos progresistas “que no tienen encarnadura en la
realidad. El ajuste viene acompañado de represión pero el pueblo
responde y se organiza”. El Secretario General Adjunto de la CTA llamó

 

a seguir profundizando la organización de los trabajadores de cara al
encuentro de trabajadores privados previsto para el 8 de septiembre en
el estadio porteño de Ferro: “A desarmar esta farsa de los que están acá adentro y a seguir luchando”.

El Secretario de Relaciones Institucionales de la Central saludó la
presencia de los movimientos sociales: “También estamos saludando al
conjunto de los movimientos sociales que nos están acompañando esta
tarde que están peleando para no seguir siendo discriminados por el
gobierno porque al movimiento social que no está alineado con el
Gobierno, se le caen los planes, los subsidios y entonces como siempre
en este país hay hijos y entenados. Ninguno de nosotros quiere vivir de
un plan o de la dádiva del Gobierno sino de nuestro trabajo y de un
trabajo digno, no tercerizado. Y después se dicen progresistas y
nacionales y populares cuando siguen haciendo negocios con la Barrick
Gold, con los Roggio, con los Urquía, con los Pagani, con las
multinacionales de los Monsanto que se llevan todo y a nosotros nos
dejan hambre y el medio ambiente envenenado”.

Mientras que en el interior del Ministerio, el Gobierno decidía un salario
mínimo que no alcanza ni para llegar a la mitad del mes, afuera, en la
calle, hombres, mujeres y niños acompañaban el reclamo de la CTA por un
salario mínimo de 5 mil pesos.

“Somos conscientes de nuestras limitaciones, somos conscientes de que ojalá
fuéramos 50 mil hoy acá, pero también somos conscientes que la peor
marcha es la que no existe y la peor actitud es no estar en la calle”,
dijo en su discurso Pablo Micheli, Secretario General de la CTA. “Más
temprano que tarde vamos a reventar las plazas de este país porque este
pueblo no aguanta más esta burla” agregó entre los aplausos de todos y
todas.

“Nosotros planteamos un salario mínimo de 5 mil pesos y por ahí se escucha a
algún periodista decir que es demasiado si hoy está en 2.300 y se va a
discutir si llevarlo a 2.900. La verdad es que nosotros no decimos cosas al azar,

 

tenemos respuestas para eso: La cátedra de Nutrición de la UBA dice que

 

para salir de la pobreza una familia tipo necesita no menos

 

de 4.800, 5 mil pesos mensuales y el instituto que dirige Claudio Lozano
ha hecho estudios en base a la verdadera inflación, no la que mide
Moreno sino la que vemos nosotros todos los días en el supermercado y
dice también que se necesita esa cifra para tener un salario

 

más o menos digno”, explicó Micheli en su discurso.
El Secretario General de la CTA dijo además que la Central plantea una
escala salarial del 1 al 10: “Proponemos que 10 sea el sueldo máximo y
que ese sueldo fuera el del presidente de la Nación, quién puede ganar
más que el presidente, es irrisorio. Por eso proponemos ordenar que el
presidente gane 50 mil que sea 10, y que el salario mínimo sea 5 mil.
Por eso la CTA dice con fundamentos que el salario sea de 5 mil pesos.
Es una propuesta seria que no pueden rebatir los economistas
neoliberales ni los economistas de este Gobierno”.

Al tiempo que el sol se iba ocultando entre los edificios de la avenida
Alem, Micheli llamó a todos los trabajadores ocupados y desocupados a
convencerse de que es posible llegar a ese salario mínimo: “Es
fundamental que estemos dispuestos a pelear por la dignidad de ser
trabajadores, si estamos dispuestos, si nos convencemos, podemos llegar a la victoria.

 

Este es el inicio de la continuidad del plan de lucha del 8 de junio de 2011,

 

pero no termina acá, nosotros tenemos la costumbre de cumplir lo que decimos,

 

por eso esta Central está construyendo un nuevo paro nacional con movilización a

 

Plaza de Mayo para fines de septiembre y principios de octubre, gracias compañeros y fuerza”.

29/08/2012

           

15 Vistas