12/06/2015

ARGENTINA: Misión de la CSA-CSI por la injerencia del Gobierno Nacional en las elecciones de las organizaciones sindicales

Viernes 12 de junio de 2015,

Los integrantes de la delegación de la CTA – A ante la 104a Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT mantuvieron numerosas reuniones con los representantes de la CSI y la CSA a fin de poner en su conocimiento los detalles de dichas denuncias, que abarcan no solo las elecciones en las centrales sindicales sino también a nivel de las elecciones de delegados en los lugares de trabajo.

Como consecuencia de dichas reuniones, la CSI, representada por Stephen Benedict, y la CSA, representada por su Secretario General Víctor Báez, acordaron visitar nuestro país a comienzos de agosto, donde se reunirán con los representantes de nuestra central y tomarán contacto directo con las autoridades argentinas, a fin de reiterar su postura histórica de rechazo a toda injerencia gubernamental en los procesos electorales de las organizaciones sindicales.

Las injerencias del gobierno argentino en los procesos electorales de las organizaciones sindicales se han incrementado significativamente en los últimos años, alcanzando a las elecciones de la Central de Trabajadores de la Argentina y de la Confederación General del Trabajo, que en ambos casos motivaron sendas quejas ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT. Asimismo, el Ministerio de Trabajo de la Nación también suele obstaculizar las elecciones de los sindicatos de base, llegando incluso a anular elecciones de delegados de base de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en la ANSES (transformándose aquí en juez y empleador en forma simultánea). De acuerdo a la unánime jurisprudencia de los órganos de control de la OIT, los gobiernos carecen de facultades para intervenir en las elecciones sindicales, que pueden ser revisadas en forma exclusiva por las respectivas autoridades judiciales.

La realización de esta misión conjunta de la CSI y la CSA muestra que el rechazo a la injerencia de los gobiernos en la elecciones sindicales constituye una bandera compartida por el movimiento obrero a nivel global. Este rechazo será reiterado una vez más a comienzos de agosto, cuando los representantes de estas centrales sindicales le expresen dichos reclamos directamente a las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación.

9 Vistas