25/10/2012

ARGENTINA: Ley de salud laboral La CTA y la CGT, unidas en la acción, repudiaron la ley oficial.


Miles y miles de trabajadores y trabajadoras se plantaron frente a un  Congreso Nacional vallado, para no permitir el abrazo simbólico, y dijeron de todas la maneras posibles: No a la ART. Innumerables organizaciones sociales, políticas y sindicales de la CTA y CGT  llenaron la avenida Entre Ríos casi hasta la avenida Belgrano para repudiar la reforma a la ley de ART que presentaron los legisladores del Frente para la Victoria.

Un proyecto de ley que sorteó el Senado en forma express y en la Cámara de Diputados lo esperaban brazos ansiosos de elevarse para aprobar la iniciativa gubernamental.Pablo Micheli, abordado por el periodismo, a un costado del camión-escenario aseguró que “la mayoría de los trabajadores están en contra de la reforma. Lamentablemente, los diputados hacen tanta obediencia debida que se olvidan de sus orígenes”.


Similares palabras emitió Hugo Moyano al irrumpir en escena ante un revuelo de periodistas: “Esto es lo mismo que la ley Banelco, es una ley que va en contra de la salud de los trabajadores que es nuestro único capital”, refiriéndose a la polémica ley de flexibilización laboral y a la tarjeta de débito con la que se pagarían las coimas según dijo un
ministro, hoy ante la justicia .
También apareció en escena el diputado nacional Víctor De Gennaro,
quien venía de defender en el recinto el proyecto de ley de Prevención
de los Riesgos Laborales y Reparación de Daños. El proyecto de ley
nacido y discutido en la CTA y que el fundador de la Central presentó en la Cámara Baja.
“Me da vergüenza ajena lo que significa este guiño a las mutuas, a los
sindicalistas o sindicatos que quieren arreglar. Lo único que se logra
con este proyecto es tener uno, dos, tres, cuatro, cinco años hasta que
se determine la inconstitucionalidad”, manifestó a ACTA al pie del
escenario.
“Se mueren cuatro compañeros y compañeras por día en accidentes de trabajo; 16 en enfermedades laborales; 20 muertes por día. Me sorprende y me duele que no se discuta esto”, dijo el legislador de la Unidad
Popular (UP).
En su exposición, De Gennaro había rendido homenaje a Luis Benencio, dirigente judicial de la CTA fallecido hace un año, tanto en su apertura como en su cierre. Y lo recordó por su lucha en el Astillero Astarsa para evitar muertes en el trabajo.
El diputado de la Unidad Popular aseguró que el proyecto oficial
apunta al “negocio de las ART”, que “van por el camino a los 20 mil
millones de pesos en ganancias”. Por el contrario, reivindicó la gestión de los trabajadores en “el control efectivo para que no haya muertes”
como aprendió de Benencio.
Finalmente De Gennaro manifestó orgullo porque “aun en esta instancia estamos discutiéndolo y defendiendo la vida de los trabajadores en la
calle con esta movilización”.
A continuación comenzó el acto con un escenario desbordante de dirigentes de ambas centrales sindicales y referentes políticos de distintas
fuerzas.
Abrió el acto Jorge Yacobwsky, secretario de Salud Laboral de la CTA, uno de los autores del proyecto colectivo y presidente de FESPROSA, la
federación de los profesionales de la salud.
Allí Yacobwsky hizo referencia a que tras 10 años de crecimiento, los índices de mortalidad materna, infantil y laboral eran alarmantes.
Comparó la vergüenza del proyecto de ley oficial de las ART con la ley
Antiterrorista y denunció que la Presidenta había pactado con los
bancos, con las aseguradoras y con la UIA. “Y el ministro de Trabajo
tiene el descaro de decir que recién el año que viene vamos a empezar a
discutir el tema de prevención”, fustigó.
“Los que se dicen “nacionales y populares” bajan la cabeza frente a
los dueños del poder mientras nosotros estamos en la calle con la unidad en la acción”, finalizó el dirigente de la CTA.
Por último, Leonardo Fabre de APOS, uno de los sindicatos de los
trabajadores del ANSES, en representación de la CGT comparó la lucha
contra las AFJP con la que hay que dar contra las ART y destacó la
unidad en la acción.
Mientras tanto, en el recinto de diputados se escuchaban voces que
repetían estos conceptos. “Esta ley es un engendro de la UIA”, decía
Facundo Moyano mientras que Pino Solanas manifestaba que la ley era un
vergüenza para el peronismo. “Tiene un claro y absoluto sello
neoliberal”, expresó la bancada radical y los peronistas federales
hablaron de la desprotección de las victimas.
Según todos los cálculos, al negocio y la muerte lo esperaban manos
dispuestas a levantarse en el recinto, antes que termine la jornada. A
la solidaridad y la vida, las defendían los trabajadores y trabajadoras
en la calle.



11 Vistas