01/10/2013

ARGENTINA: La contradicción de la precarización laboral en el Ministerio de Trabajo

CAPITAL FEDERAL//  En diálogo con El Trabajador del Estado, el Delegado General de la Junta Interna de ATE en el Ministerio de Trabajo de la Nación, Hernán Izurieta, nos cuenta cómo es la situación de los compañeros en esa repartición del Estado.

“Estamos intentando organizar a los trabajadores del Ministerio de Trabajo en función de tener respuestas comunes a nivel nacional, en la medida de lo posible, frente a problemáticas que, si bien tienen elementos específicos y particulares, nos atraviesan a todos los compañeros. Tanto a los que trabajamos en Sede Central, como a los compañeros que se desempeñan en una Delegación Regional o Gerencia de Empleo en cualquiera de las jurisdicciones provinciales de nuestro país. El Ministerio de Trabajo hoy tiene presencia en todas las provincias, en algunos casos en más de una ciudad”, abrió el compañero Izurieta, que continuó: “Entre los compañeros hay problemáticas comunes, y entre ellas una importante es la precarización laboral. En el Ministerio de Trabajo, de más de cuatro mil trabajadores, más de dos mil setecientos son precarizados, con un contrato anual que no garantiza ni asegura la estabilidad laboral en el empleo público, que es lo que establece la Constitución Nacional. Incluso viola nuestro Convenio Colectivo sectorial, que es el SINEP, que estipula que sólo el 15 por ciento de los trabajadores pueden estar contratados bajo esa modalidad. Es una contradicción enorme que en el Estado pase esto, pero en el Ministerio de Trabajo se vuelve grosero”.

“La problemática de la precarización repercute en distintas formas. Plantea, por ejemplo, diferenciación salarial, ya que los contratados cobran menos en varios ítems. Otro tema es el de la vulnerabilidad frente a la patronal: Un compañero que no sabe si a fin de año se le va a renovar el contrato está atado de pies y manos para organizarse y pelear. No obstante eso, nosotros somos una demostración de que sí se puede pelear”, agregó el Delegado General.

Recientemente surgió, de los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, que más de un 35 por ciento del trabajo es en negro o informal. “Es una contradicción enorme que en la estructura estatal que debería intervenir en esa problemática, que es el Ministerio de Trabajo a través de los brazos de inspección, la enorme mayoría de compañeros inspectores están en la misma situación de precariedad laboral que el resto de los laburantes del Ministerio”, cerró Izurieta.

Prensa ATE – 30/09/2013
 

11 Vistas