19/04/2013

ARGENTINA: Julio Fuentes en Córdoba sostuvo que “hay que unificar la lucha en el Estado”

El secretario General del Concejo Directivo Nacional (CDN) de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA), Julio Fuentes, estuvo el miércoles en Córdoba para participar de una reunión ampliada del Concejo Directivo Provincial, junto con el secretario Gremial nacional, Alejandro Garzón. Antes, por la mañana, compartió un plenario nacional de trabajadores del sector nuclear de ATE, que se llevó a cabo en la empresa Dioxitek, destacando la importancia que tiene el área dentro de la política estratégica del Estado nacional.

“Vamos a aprovechar esta visita de Julio porque ya le habíamos pedido que baje a las provincias para que los compañeros conozcan a los dirigentes y cumpliendo, para discutir con él y con Alejandro las cosas que nos pasan. Ya se comentó en la conducción nacional que había varias provincias, y entre ellas la nuestra que tiene su importancia por el peso político de Córdoba, en donde la conducción local se había puesto un horizonte de crecimiento y trabajo. Nosotros podemos adelantar que hicimos una comisión ampliada para tratar los temas que se discuten a nivel nacional”, abrió la reunión la secretaria General de ATE Córdoba, María Teresa Romero. La acompañaron el secretario General de la seccional Río Tercero, Cristian Colman; de Río Cuarto, Federico Giuliani; de Villa María, Walter Secondino, y el secretario General de la CTA Córdoba, Oscar Mengarelli.

Después del cerrado aplauso de los compañeros presentes, Fuentes señaló que “sin duda la provincia de Córdoba es, en el marco nacional, un área fundamental para desarrollar en función de una estrategia de crecimiento y conducción que el sindicato debe darse”.

El dirigente destacó la necesidad de “ser capaces de ensamblar y saber que ATE no está sola entre los trabajadores del Estado. Por eso debemos darnos una estrategia para conducir también lo que está por los costados, que no es menos importante. Esta coordinación de gremios estatales es una posibilidad de inclinar la balanza en muchos conflictos que tenemos en distintos sectores del Estado. Sobre todo para superar la fragmentación de los conflictos, que se limitan a las reivindicaciones de cada sector puntual. Desde 2005 que no tenemos un plan de lucha unificado. Por eso no es lo mismo que vayamos solos ante el Ministerio de Trabajo que en el marco de un frente de estatales. De hecho, de esta forma tuvimos ayer (por el martes) una reunión con la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, donde pudimos plantear nuestras demandas de una paritaria estatal en serio y no los decretazos con que suelen manejarse desde hace años”.

Fuentes señaló que la precarización en los distintos niveles del Estado es una de las situaciones más graves que viven los trabajadores públicos. Para modificar esa realidad “como ATE tenemos que conducir la fuerza propia y ser capaces conducir los gremios con los que podemos acordar”.

“Debemos recordar que el ajuste en la Argentina empezó en el Estado nacional y después bajó a los niveles provinciales y municipales. Cuando llegó Menem a la presidencia, en 1989, había 1.100.000 trabajadores en el Estado nacional, hoy hay 350 mil. Con respeto a los compañeros que trabajan en los organismos nacionales, vemos que estos son los despojos de lo que fue en algún momento”, afirmó.

Ese proceso histórico, explicó el dirigente, se sostuvo sobre la base de un ajuste “que se aplicó desde la Nación hacía abajo, a las provincias y los municipios. Por eso es importante centrar actualmente la lucha en el Estado nacional, para revertir ese proceso. En esto debemos tener en cuenta que actualmente de cada peso que se recauda, 75 centavos es del gobierno nacional, 21 de las provincias y sólo 4 de los municipios. Al mismo tiempo hay dos millones de trabajadores  provinciales y entre un millón y un 1.5 millón de trabajadores municipales. ¿Por qué no se sabe cuántos son en realidad? Porque el nivel de precarización de estos compañeros hace imposible saber a ciencia exacta cuántos municipales hay en el país. Es muy grave que el Estado no sepa la cantidad de trabajadores que tiene en la Argentina. En este marco debemos unificar la lucha en el Estado y el primer paso es a nivel nacional. El proceso de ajuste fue desde la Nación hacía abajo, a las provincias y los municipios”. Y agregó: “Debemos tener política para revertir también la injusta distribución de los impuestos en el país porque es la única forma que podamos mejorar la calidad salarial de nuestro compañeros provinciales y municipales. En este mapa, adquiere una importancia fundamental golpear duro en el Estado nacional. Si logramos terminar con la precarización en la Nación podremos revertir ese proceso también para abajo”.

Fuentes destacó que ATE cuenta con 53 mil afiliados municipales en 800 municipios y que la estrategia de nuestra organización consiste en crecer, en esta etapa, en un 50%. “Entre Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba tienen 1000 municipios de los 2200 que hay en todo el país. Por eso el rol de esta provincia es clave como referencia política”. A su turno, Garzón impulsó la creación del Departamento de Municipales. “Desde el CDN ponemos a disposición los equipos de cuadros políticos, de compañeros, para recorrer las ciudades y comunas del interior provincial”, afirmó el secretario Gremial.

Fuente: www.eltrabajadordelestado.org

11 Vistas