06/03/2015

ARGENTINA: Julio Fuentes: “Vamos a luchar por los 600 mil contratados a quienes se les vence el contrato el 31 de diciembre”

El Secretario General del Consejo Directivo Nacional de ATE, Julio Fuentes, fue el orador principal del acto.

A continuación, las palabras de Julio Fuentes frente a los compañeros presentes.

 

“Fue un gusto haber podido escuchar a todos los oradores que con tanta propiedad han hablado. Esto muestra que en nuestro sindicato hay que hacer que los compañeros dirigentes que están en los lugares de trabajo tengan más posibilidad de estar en los palcos expresándose, porque son voces muy importantes que llevan pensamientos que necesitamos que sean socializados”.

 

“Este paro que estamos haciendo hoy no es el paro de una decisión loca de algún dirigente. En el mes de diciembre el Consejo Federal, que incluye a todas las Seccionales de ATE del país, dijo claramente que si para el inicio de las clases no había acuerdo salarial, habría Paro Nacional. Y esto es lo que estamos haciendo. Hoy hay Paro Nacional de ATE, y se hizo feliz y oportunamente, porque se están llevando adelante actos y concentraciones en casi todo el país”.

 

“Felizmente en algunos lugares se lograron acuerdos: Logramos abrir mesas de negociación en unas pocas provincias y municipios, en donde se celebraron algunos acuerdos salariales que los compañeros y las asambleas respectivas consideraron suficientes. En otros lugares no ha sido así, como por ejemplo con nuestros hermanos de la provincia de Buenos Aires que están en un Paro de 48 horas. En este momento se están concentrando en la ciudad de La Plata, así como está ocurriendo también en otros lugares del país”.

 

“Estamos reclamando una recomposición salarial y el pase a planta de los trabajadores estatales, que es un punto no menor. Estamos llegando al fin de un mandato gubernamental. El 10 de diciembre terminan los gobiernos, y nos dejan nada más ni nada menos que 600 mil trabajadores contratados, entre nacionales, provinciales y municipales. 600 mil compañeros contratados a quienes, el 31 de diciembre de 2015, se les vence el contrato. Queremos arreglar las cosas antes de que pase esto, y por eso este Paro, que busca provocar que haya negociación en todos lados”.

 

“A algunos dirigentes sindicales no llegan a alcanzarles las ofertas y ya están firmando. Por eso hay algunos gremios que no paran o que aceptan ofertas irrisorias de parte de los funcionarios. Pero en esa realidad no está la Asociación Trabajadores del Estado. ATE está dando pelea, y como siempre es la punta de lanza de la lucha de los trabajadores públicos. Y acá, en la Ciudad de Buenos Aires, necesitamos que Macri no se la lleve de arriba. Acá sabemos que hay un fuerte acuerdo con otros sindicatos para evitar que haya conflicto, y las condiciones laborales de los trabajadores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires día a día se van deteriorando. Día a día van cayendo, como han ido cayendo los salarios en todo este período. Esos pactos que hacen, lamentablemente, algunos dirigentes gremiales los pagamos todos los trabajadores, aunque no estemos afiliados a esos sindicatos. Por eso hay que unirse”.

 

“Tomo las palabras que hoy han dicho Arrechea, Muñoz y cada uno de los compañeros que hoy se han expresado: Hay que unir la lucha. No está terminada la negociación salarial. Estamos en medio de la negociación y la termina el que quiere abandonar la pelea. La termina el que va y firma, aceptando cualquier cosa. El que esté dispuesto a pelear, sabe que hay tiempo para pelear. Hay todavía buenas posibilidades, los trabajadores estamos en condiciones de que si se nos convoca y se nos organiza, podamos dar la pelea en cada uno de nuestros lugares por salarios, por la estabilidad laboral, y por los convenios colectivos de trabajo”.

 

“No podría no referirme al discurso de ayer de la Presidenta, porque es la Jefa de Estado, porque es la Presidenta de todos los argentinos. Comparto el análisis que ha hecho hoy nuestro Secretario Gremial, Alejandro Garzón, al respecto, pero sólo quisiera agregar una cosa: Ella es la jefa de todos los empleados públicos, y en casi cuatro horas de discurso, no nos nombró ni una vez. No existimos para el poder político, a pesar de que somos tres millones y medio de trabajadores. No se acordaron de los 600 mil estatales con contratos precarios que terminan el 31 de diciembre. No se acordaron de que no hay convenio colectivo. No se acordaron de que no hay Salario Mínimo, Vital y Móvil para los trabajadores provinciales y municipales. No se acordaron de que ese Salario Mínimo, Vital y Móvil es de 3.600 pesos, y de que sin duda no alcanza para vivir, pero que ni siquiera eso nos rige”.

 

“Ningún intendente o gobernador está obligado a pagar el Salario Mínimo, Vital y Móvil y, de hecho, no lo pagan. Cientos de miles de compañeros ganan entre 2.000 y 2.500 pesos en las municipalidades de toda la Argentina. Lamentamos que la presidenta no se haya tomado un minuto en su discurso para recordar a los trabajadores públicos. Yo no sé si el país que viene va a ser más duro para los dirigentes. Yo les puedo contar, como pueden ustedes también, cómo es éste país. No me digan que es duro y difícil este país para la clase política. Duro y difícil es para el trabajador, que se levanta a las cuatro o cinco de la mañana para llegar a tomar su puesto de trabajo, y que después cobra un sueldo que no le alcanza ni siquiera para los primeros días del mes”.

 

“Hoy en día a mí me toca ser Secretario General de un sindicato en el que la mayoría de sus afiliados gana salarios bajos. Ojalá nosotros fuéramos la elite del Estado, pero no: Nosotros somos los trabajadores peores pagos del Estado. Los que estamos donde están los servicios públicos: Los que estamos limpiando las escuelas, los que estamos en los hospitales, los que estamos en las municipalidades. Allí estamos los de ATE. Ganamos sueldos de hambre, y el que crea que estamos mintiendo, que discuta públicamente con nosotros. Podemos mostrar los contratos y los recibos de sueldo de trabajadores municipales que ganan sueldos de 1.500 pesos. Esta es la realidad salarial de la que nosotros tenemos que hablar. De esa realidad nosotros tenemos que dar testimonio, y para cambiarla tenemos que organizar la lucha de los compañeros”.

 

“Saludamos, por supuesto, si se van a estatizar nuevamente los ferrocarriles. Nos pasamos veinte años de nuestra vida peleando por los ferrocarriles, y los usuarios de esos ferrocarriles han pagado con su vida el error de haber privatizado ese servicio público. Así que claro que está bien que vuelvan al Estado. Ojalá se hubiese hecho antes, y con más tiempo, y ojalá no quede en una promesa y una falsa estatización como fue la de YPF. Yo escribí un artículo ni bien se estatizó YPF saludando la decisión, contento, alegre. ¡Qué ingenuo! No lo estatizaron: Le pusieron el cartel de YPF, pero se lo entregaron a Chevron, una trasnacional norteamericana. Que no pase lo mismo con los ferrocarriles. Que no nos vaya a pasar lo mismo: Que no nos vayamos a alegrar y a poner contentos para que termine siendo otro cartelito que permita la entrega del servicio a la explotación de una trasnacional”.

 

“Vamos a tener un año de lucha y de democracia interna. El 25 de junio hay elecciones en ATE. Y los de ATE, a las elecciones, no vamos ni enojados ni lastimando al compañero de al lado, ni denostando al compañero de otra lista. Eso se hace en otros sindicatos. Este es un sindicato democrático. Los mejores trabajadores del Estado son los que se afilian a ATE, los más conscientes, los más claros, los más solidarios. Esos somos los que estamos en ATE, así que a la elección no vamos enojados. A la elección vamos a confraternizar, vamos a disputar ideas con compañeros con los que peleamos codo a codo. Con esa actitud tenemos que marchar hacia el 25 de junio, para tratar de tener el mejor acto electoral. Tratar de volver a ser un ejemplo de democracia interna donde tengamos el orgullo de decir que, como ha ocurrido en estos últimos treinta años desde la recuperación, no se ha impugnado jamás a una lista. Todas las listas que han querido participar lo han hecho, cosa que no puede decir ningún otro sindicato de la Argentina. En ATE nunca se impugnó a nadie. La democracia interna de ATE es un valor fundamental para nosotros. Así es que vamos con alegría a las elecciones del próximo 25 de junio. Si hay dos, tres, cuatro listas, no importa. Vamos con alegría a discutir ideas, y no a pelearse ni a tener cara de enojados con nadie, sino a discutir ideas entre compañeros, entre pares, entre los mejores trabajadores del Estado, que somos los afiliados de ATE”.

 

7 Vistas