11/02/2014

ARGENTINA: En Mendoza hay una Justicia acomodada

Los judiciales mendocinos empezaron el año impulsando una serie de acciones gremiales que buscan visibilizar, denunciar y transformar la inequidad dentro del Poder Judicial. Así es que el 13 de enero realizaron una presentación ante la Suprema Corte en la que se exige la rectificación de una serie de Acordadas emanadas de la Justicia provincial, en las que se atribuye personal a otras dependencias, otorgándole altas categorías dentro del escalafón de manera ilegal.

Pero a la gravedad del hecho, se suma que las denuncias que realizaron los compañeros judiciales, implican a parientes de miembros de la Suprema Corte provincial.

Luego de la presentación, el Gremio dio a conocer esta información también entre las y los trabajadores judiciales, a través de correos electrónicos y un afiche masivo que recorre la provincia y puede leerse en cada una de los edificios. Mientras que el pasado jueves, miembros de Comisión Directiva realizaron una Conferencia de Prensa en la Sede Gremial y denunciaron los ascensos irregulares e injustificados que constan en Acordadas realizadas en las últimas semanas del año pasado.

Carlos Ordoñez, Secretario General del sindicato, sostuvo que “en los últimos meses se produjeron nombramientos que existen dentro del sistema y que no hace falta traerlos de otra institución. Lo más grave es que ingresan con altas categorías, quitándosele a un empleado de años, la posibilidad de un reconocimiento”.

Se trata por lo menos de 50 empleados que han sido recategorizados, ascendidos o designados interinamente en nuevos cargos sin respetar el Régimen de Ascenso, Concurso y Puntaje. “No podemos hablar de un ajuste para muchos y privilegios para unos pocos”, criticó el dirigente sindical. A pesar de que las transferencias de cargos deben efectuarse de acuerdo a lo establecido por el Régimen de Ascenso, Concurso y Puntaje (tal como determinan los acuerdos paritarios previos), los compañeros aseguran que en el último mes del 2013, se firmaron una serie de acordadas en las que se sube de categoría de manera irregular a decenas de personas. Las mismas cuentan con la firma de tres magistrados del máximo tribunal de la provincia, Pedro Llorente, Omar Palermo, y Carlos Böhm. “Estos ascensos responden a acomodos por amistad o vínculos familiares, por lo que hemos exigido la inmediata derogación de las acordadas que se rubricaron en diciembre. Caso contrario nos veremos obligados a iniciar un severo plan de lucha en defensa del derecho de los trabajadores a la carrera judicial y por el respeto al procedimiento de negociación colectiva del sector”.

En Conferencia de Prensa, Ordoñez afirmó que “para acceder a los documentos, que deberían ser de acceso público, se debió recurrir a un escribano y solicitarlos en al menos ocho oportunidades. En ellos se puede leer, por ejemplo, que la hija del magistrado de Carlos Böhm dejó de formar parte del Personal Técnico Administrativo y pasó al escalafón de los Funcionarios y Personal Jerárquico. Pasó de Clase 9 a Clase 5 cuando hay trabajadores que desde hace años se esfuerzan para subir una clase”.

“Además otro de los mecanismos que cuestionamos es el de las designaciones interinas. En varios casos de los que se ha solicitado su impugnación, empleados y funcionarios han sido puestos ´interinamente´ en cargos que no están capacitados para cumplir, o que significa un ascenso encubierto, mientras que es raro que después un interino vuelva a la categoría de la que partió, porque ser interinos les da ventaja en un futuro concurso. Esperemos que esta Corte no se transforme en una Corte de privilegios automáticos. Vamos a defender a aquellos funcionarios que desde hace años trabajan en el Poder Judicial”, concluyó Ordoñez.

12 Vistas