04/04/2014

ARGENTINA: Centrales del mundo acompañan a la CTA

En un primer momento Adolfo “Fito” Aguirre, contó que Joao
Felicio será presidente de la Central Sindical Internacional: “Otro
latinoamericano dirigente sindical a nivel mundial”. También dio la bienvenida
a la delegación internacional: “La idea de este encuentro tiene que ver con que
estamos camino al congreso que va a empezar hoy, y de la cercanía a las
elecciones de Conducción Nacional de CTA, que son por voto directo de un padrón
de más de un millón de afiliados”.

 

Además del secretario de Relaciones Internacionales, por
parte de la Mesa
Nacional
de la
CTA
, se hicieron presentes: José Rigane, Ricardo Peidro, Juan
Carlos “pipón” Giuliani, Hugo Blasco, José Zas, Lidia Mesa, Julio Fuentes,
Carlos Custer, Carolina Ocar, entre otros compañeros y compañeras de la Central.

 

Los dirigentes de la Central hicieron un recorrido por las principales
luchas que protagoniza la CTA
en esta etapa: “Sean bienvenidos todos los compañeros y compañeras, estamos muy
agradecidos por el esfuerzo que han hecho de acompañarnos en este congreso.
Para nuestra Central, es muy importante tener la posibilidad de reforzar esta
relación para el crecimiento organizativo en la construcción de poder del
movimiento obrero para poder afrontar al gran capital y la crisis que quieren
descargar sobre el conjunto de los trabajadores”, comenzó a contar José Rigane
a la delegación internacional.

 

El dirigente de Luz y Fuerza también mencionó que: “La Central, se puso como
propuesta recuperar los lineamientos principales desde su fundación: recuperar la
calle y estar presentes en cada uno de los conflictos; recuperar la identidad
de clase y hacernos cargo de las necesidades del conjunto de los sectores
populares y el movimiento obrero”.

 

“Argentina no escapa a la crisis global, sino que es parte
de ella porque está dentro del sistema capitalista. Nuestra crisis se ha
caracterizado fuertemente por el proceso inflacionario y la gran devaluación
que reduce nuestros salarios”, explicó Rigane.

 

El secretario adjunto relató a los invitados internacionales
sobre cómo, durante la década neoliberal, se privatizaron todas las empresas
del Estado: “Hoy no tenemos ninguna empresa que represente los intereses del
pueblo argentino. Esta no es una cuestión menor, porque tiene que ver con el
modelo productivo que es a lo que nos enfrentamos”.

 

En este sentido Rigane contó: “No somos soberanos, son los
grupos multinacionales los que deciden. En esta dirección la Central se propuso un
desafío importante de llevar adelante una Consulta Popular haciendo epicentro
en los bienes comunes y recursos naturales. Una iniciativa de unir todas las
luchas que confrontan con el modelo económico”.

 

A su turno, el secretario General Adjunto, Ricardo Peidro
recordó: “A pesar de la Ley
sindical vigente, las nuevas organizaciones y comisiones internas se siguen
desarrollando. Ese crecimiento hacia el interior de la Central, se expresa en
todo el país”.

 

“Hace unos años, otro congreso de la CTA votó la organización de
los trabajadores del sector privado, hoy Hay gran crecimiento del sector privado
dentro de la CTA. Esto
fue posible gracias a gran cantidad de fallos de libertad y democracia
sindical. Hoy nos hace falta avanzar en una ley que de respaldo a cada uno de
estos fallos”, agregó Peidro.

 

El dirigente de Agentes de Propaganda Médica mencionó: “No
somos la mayoría, representamos a un millón 200 mil trabajadores, pero hemos
conseguido gran capacidad de movilización. Las últimas marchas han sido
multitudinarias. El próximo paro va a ser contundente, para nosotros es
fundamental la unidad en la acción, que no significa unidad orgánica. No es
unidad de acción entre dirigentes, sino entre trabajadores”.

 

“Con el avance inflacionario, los conflictos salariales y
todos los problemas que tenemos como laburantes, es imprescindible avanzar en
la unidad de acción dentro de la autonomía. Nosotros somos autónomos,
inclusive, de los que pudiéramos considerar nuestro gobierno. Nosotros no somos
central anti K ni opositora: somos una central con autonomía”, terminó Peidro.

 

A fin de profundizar sobre las luchas que mantienen en pie a
la clase trabajadora argentina, Julio Fuentes se refirió a los últimos
episodios de criminalización de la protesta social, ejemplificando con los
procesados de la Asociación
de Trabajadores del Estado (ATE-CTA). También contó el proceso judicial que
condenó a cadena perpetua a los cinco trabajadores petroleros.

 

Aportes al debate desde una mirada internacional

Alvis Pérez, de la UNT Venezuela aprovechó para resaltar la
concepción de la CTA
respecto de los trabajadores que la integran: “Me llama mucho la atención que
puedan entender como trabajadores a quienes no están en relación de
dependencia. Actualmente en Venezuela, hay sectores muy poderosos que están
queriendo dividir a la clase trabajadora y hacer ver esta pelea como antisindical”.

 

Rafael Freire, miembro de la Central Sindical
de las Américas, dijo: “La presencia de la CSA en este congreso, no es una mera formalidad,
sino que es una compañía constante. En todas las peleas que hemos dado desde la
agenda continental, la Central
siempre ha estado presente. Sabemos que hay mucha diversidad desde la
construcción política, pero eso no es un impedimento, sino una potencialidad
para construir mayor unidad de la clase obrera”.

 

El dirigente brasileño enfatizó que: “Nadie puede decir que la CTA es indiferente a la
política nacional. Porque la CTA
es un claro ejemplo de disputa de poder a través de la construcción de espacios
de discusión, con el diputado Víctor De Gennaro. Desde la CSA creemos que la única
manera de cambiar la situación de los trabajadores, es cambiando nuestros
países. Democratizando al Estado y a sus instituciones”.

 

“La candidatura de Joao Felicio para dirigir la CSI fue una iniciativa de la CUT de Brasil, luego desde la CSA y en este sentido, estamos
muy agradecidos con la CTA
que conduce Pablo Micheli, porque han apoyado fuertemente al compañero
Felicio”, finalizó su intervención Freire.

 

El dirigente de la Central paraguaya CTN, Miguel Zayas, mencionó la
grave situación que atraviesa su país respecto del avance de la derecha. A la
vez contó las principales reivindicaciones del paro general que tuvo lugar la
semana pasada, donde después de 10 años, todas las centrales sindicales se
unieron en un gran paro general.

 

A su turno, el referente de CGI de Galicia, Moncho Boan
reflexionó: “El esfuerzo del movimiento sindical en distintas partes del mundo,
no ha podido frenar las medidas económicas que descarga, en los trabajadores y
el pueblo en general, la crisis europea. Me sorprende gratamente el vigor del
sindicalismo latinoamericano para enfrentar la crisis capitalista”.

 

“El movimiento sindical es la única forma de enfrentar el
avance del liberalismo, la judicialización y criminalización de la clase obrera
y del pueblo en General” agregó Boan.

 

Otras intervenciones

Luego tomó la palabra Juan Carlos “pipón Giuliani”, quién se
refirió a la pelea que está dando la
CTA
en defensa de la libertad y democracia sindical: “Porqué
el modelo sindical nuestro. Porque intentamos contener al sujetos social aquí y
ahora. Porque nosotros creemos que la calidad de trabajador no la da estar o no
registrado. En realidad mi condición de trabajador es todo aquel que vive,
vivió o no encuentra trabajo”.

 

Giuliani analizó la situación política nacional:“Recuperada
la democracia en el continente que se construye en un acervo de no hacer olas
para que no vuelvan los milicos, una suerte de resignación que se fue
convirtiendo en ideología de lo que termina siendo gerentes del poder real.
Pero mientras se siga sosteniendo intacto el tipo de acumulación de ganancia
del capitalismo, no va a cambiar nada”.

 

“Cuando definimos confrontar con esa parte de la CTA fue porque nosotros
venimos a transformar la realidad y para eso tiene que haber un cambio en la
acumulación capitalista. Los que dicen que no tenemos que hacerle el juego a la
derecha, son los que están cuidando sus propios intereses. Nosotros sí creemos
que en esta parte del mundo se está escribiendo un nuevo manifiesto, está todo
en revolución”, resaltó “Pipón”.

 

Finalmente, Adolfo Aguirre cerró el evento haciendo una
evaluación de la coyuntura sindical y política en Argentina. Se refirió a las
particularidades que adquirió la organización sindical en la última etapa: “El
intento de restringir el derecho de huelga, de manifestarse contra las medidas
que afectan sus intereses, como quiso ensayar en argentina con los docentes el
último tiempo, es una necesidad del capitalismo global. Intentaron hacerlo en
países donde el movimiento sindical está débil, sino también en otros donde el
movimiento sindical está más vigoroso. Lo vimos en Uruguay, en Brasil, y las
últimas semanas en Argentina”.

 

“Es importante que aparezcan nuevas peleas, nuevas formas de
movilización, para cambiar el status quo de las medidas de fuerza, eso va a
depender de la creatividad de cada organización y qué es lo más efectivo en
cada lugar. Es imprescindible también que crezca la solidaridad y la
cooperación entre las centrales sindicales de todo el mundo para avanzar en un
internacionalismo que no le suelta la mano a nadie”, Cerró el dirigente de
Relaciones Internacionales.

 

Fotos:
Walter Piedras, Nicolás Honigesz

 

Audios:
Muguel Aguirre

 

* Trabajadora de Prensa Luz y Fuerza Mar del Plata

10 Vistas