06/01/2012

ARGENTINA: ATE declara estado de alerta ante medidas del Gobierno

El decreto del Gobierno que pone bajo revisión los sueldos de más de 300.000 empleados públicos provocó una fuerte reacción gremial.

La presidenta Cristina Kirchner firmó un DNU aumentando en más de $ 21.000 millones el gasto público. Pero hizo un agregado no común en ese tipo de decretos: incorporó un artículo que establece que a partir del 1° de enero de 2012 los pagos de adicionales, bonificaciones o plus a los empleados públicos, de empresas estatales, organismos descentralizados e instituciones de Seguridad Social deberán “adecuarse” a los requisitos que fije el Gobierno “para confirmar su procedencia y, en su caso, limitar su alcance” .

Con ese propósito, el decreto fija que “los titulares de las jurisdicciones y entidades comprendidas en el presente artículo remitirán a la Secretaría de Hacienda las actuaciones administrativas necesarias para la convalidación de los regímenes y autorización de los respectivos pagos”. Y va más allá porque precisa que “los regímenes, disposiciones y medidas cuya procedencia no se convalide quedarán sin efecto ”.

El sindicalista Fuentes, de ATE, dijo: “Las sumas y pagos que se consiguen a nivel individual o sectorial, al margen de las denominación que lleven, integran el salario normal y habitual de los trabajadores.

Y cualquier intento de restringirlos o eliminarlos implica una reducción salarial . Todo lo que cobra el trabajador es parte del salario y no permitiremos que se eliminen de las remuneraciones cualquier rubro o suma que esté siendo percibida ”.

El dirigente sindical agregó que el decreto dispone la revisión unilateral, por parte del Estado como empleador, de los beneficios de los trabajadores, contrariando la negociación colectiva y las “paritarias libres”.

Para ATE, “ninguna crisis ni emergencia económica se enfrenta congelando o rebajando salarios ni con ajustes al estilo Santa Cruz Rio Negro”, disponiendo el “estado de alerta” en defensa irrestricta de los salarios y demás derechos laborales y sociales

En tanto, Jose Luis Matassa no descartó un paro nacional

El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Capital, José Luis Matassa, aseguró que se está evaluando “un paro” nacional en rechazo al decreto que somete a revisión los salarios de trabajadores de la administración pública y que dispuso la eliminación del bono extraordinario de fin de año.

“Estamos evaluando un paro de ATE”, dijo Matassa, por “el decrecimiento que se pueda dar a partir de 2012. No nos imaginábamos que el ajuste iba a empezar por el bolsillo de los trabajadores estatales”.

En declaraciones a una radio porteña, el gremialista sostuvo que “éste es un modelo viejo, ya lo vivimos nosotros: ante cualquier problema en la economía nacional, es el bolsillo de los trabajadores estatales la primera variable”.

ATE. A través de su Consejo Directivo Nacional, ATE planteó su rechazo al decreto de Necesidad y Urgencia 324/2011 que somete a revisión los salarios de los empleados de la Administración Pública Nacional, en todo aquello que denomina como pagos “extraordinarios”, o que no se adecuen a la normativa general.

Según Matassa, “nos han reducido el salario. Esta bonificación hace más de diez años que la veníamos cobrando en algunos lugares se llama premio de fin de año, en otros bonificación. Ya era parte de nuestro sueldo”.

“Para nosotros, es un recorte del salario. (La bonificación) representaban cerca del 80 por ciento del salario y, en otros casos, superaba el salario de bolsillo. Prorrateado mes a mes, aproximadamente era el diez por ciento”, precisó.

Asimismo, Matassa consideró que “este gobierno no discute en paritarias el aumento salarial del año, lo saca por decreto y sólo deja unas cuestiones menores para discutir en paritarias generalmente los estatales nos enteramos del aumento del año a la noche, en el noticiero de algún canal”.

“Las paritarias no son democráticas y libres: nos imponen un aumento de salario que no quieren discutir con los trabajadores sólo podemos discutir cuestiones importantes pero que son menores que la pauta salarial ante los procesos inflacionarios que vivimos”, aseveró.

Ayer, mediante un comunicado, ATE indicó que “más allá de la defensa del salario y su poder adquisitivo, ninguna crisis (nacional o internacional), ni la emergencia económica, se enfrenta congelando o rebajando salarios, sino garantizando para todos los trabajadores -estatales y privados- salarios dignos”.

Asimismo, recordó que la Constitución en su artículo 14 bis establece que el Estado debe garantizar un “salario digno” que asegure al trabajador (como lo define la ley) “alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión”.

33 Vistas