22/07/2016

Ajustados y fumigados por Estados Unidos

El próximo 25 de julio se cumplirán 64 años del
establecimiento del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y 118 años de la ocupación
militar norteamericana. En la actualidad, esta fecha encuentra a los puertorriqueños
ante una situación de sometimiento frente a las políticas emanadas desde
Washington. Por un lado el Capitolio acaba de imponer una Junta de Control
Fiscal que pretende reestructurar la deuda pública del país (que supera los u$s
2.000 millones) a costa de un feroz recorte de los servicios públicos, con
despidos de trabajadores estatales e incluso, prohibición del derecho a huelga.
  


“Nos hemos organizado en el marco de la Concertación Portorriqueña,
para resistir la implementación de la Junta de Control fiscal. Ahora estamos en
una campaña, distribuyendo información para educar al pueblo sobre las
implicaciones que va a tener. La junta fue votada por el Capitolio y están
nombrado sus integrantes, que no conocernos sus nombres, pero aparentemente
ninguno es puertorriqueño”, declaró Federico Torres, Secretario General de la Coordinadora
Unitaria de Trabajadores del Estado (CUTE).


Por otro lado, se hizo pública la decisión del gobierno
federal norteamericano de fumigar la isla con Naled, para eliminación del
mosquito transmisor del Zika. El Naled es un el agente químico señalado por los
propios organismos norteamericanos como el Centro de Control y Prevención de
Enfermedades (CDC) y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) como
cancerígeno.  La noticia de que el
químico ya se hallaba en territorio puertorriqueño y que no podía ser devuelto
por estar alojado en instalaciones federales generaron un gran rechazo en la
población de la isla y alimentan cada vez más el malestar contra Washington.


“El pueblo se ha levantado porque todos los sectores
profesionales de la salud han dicho que la fumigación es perjudicial para la
salud del pueblo, que va a matar las abejas y mas allá de matar el mosquito
destruye otras especies que son necesarias para el desarrollo de la agricultura”,
informó Federico Torres y expresó: “a un drama se le agrega otro, y se agudiza
la relación de poder que ejerce Washington sobre nuestra isla”.


Torres señaló además que desde hace semanas se ha montado un
campamento de protesta contra las políticas del gobierno federal norteamericano,
que impuso la Junta de Control Fiscal. “Hay un campamento permanente frente a
los portones de la Corte Federal de Puerto Rico, que es la institución federal
más importante en la isla. Allí jóvenes estudiantes y ciudadanos que se mantienen
permanentemente en estado de asamblea. Ha habido amenazas de que los van a
desalojar, pero todavía no se han atrevido a hacerlo. Nosotros tenemos una
campaña con encuentros regionales y asambleas contra la Junta, para preparar a
la gente y crear la conciencia necesaria para una gran movilización, de la que
todavía no tenemos fecha”, agregó.     


8 Vistas