24/02/2013

Actividad de solidaridad global con los trabajadores mexicanos, en Guatemala, Argetina y otros países

 Ciudad de Guatemala, 22/02/13.- El Movimiento Sindical y Popular Autónomo Guatemalteco integrado por las centrales sindicales CUSG, CGTG y UNSITRAGUA afiliadas a la Confederación Sindical Internacional CSI y a la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas CSA, y el movimiento de Trabajadores y Trabajadoras Campesinas de San Marcos MTC, como Organización fraterna, así como el sindicato STTELGUA sindicato afiliado a CUSG y a UNI AMERICAS, nos hicimos presentes el día de hoy viernes 22 de febrero a las 10:00 horas, frente a las instalaciones de la Embajada de México, en donde hicimos entrega al Señor Embajador de México Acreditado en Guatemala de una carta firmada conjuntamente con el siguiente contenido.

Guatemala 22 de febrero de 2013   
Señor    ATN: Carlos Tirado Zavala
Enrique Peña Nieto    Embajador de la Republica
Presidente Constitucional    Mexicana, acreditado en
De los Estados Unidos Mexicanos    Guatemala
Presente   
Señor Presidente:

Por medio de la Presente nos dirigimos a Usted, en nombre del Movimiento Sindical y Popular Autónomo Guatemalteco, integrado por la Confederación de Unidad Sindical de Guatemala CUSG, Central General de Trabajadores de Guatemala CGTG, Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala UNSITRAGUA y el Movimiento de Trabajadores Campesinos y Campesinas de San Marcos MTC, con el propósito de manifestarle nuestra profunda preocupación ante las graves violaciones a los derechos elementales y fundamentales que enfrentan los trabajadores y trabajadoras mexicanas.

Estamos informados que el gobierno de Felipe Calderón, heredo a su gobierno conflictos laborales que no fueron ni han sido resueltos, siendo el hecho más reciente, durante su administración, la decisión asumida por la Suprema Corte, que avalando procedimientos inaceptables por parte del gobierno anterior ha dejado en la indefensión jurídica a decenas de miles de trabajadores injustamente despedidos, organizados en el Sindicato Mexicano de Electricistas; esperamos que su gobierno, no obstante la decisión de la Corte, repare el daño ocasionado. Igualmente sabemos que persisten conflictos como el del sindicato minero, injustamente reprimido y perseguido, así como el de Mexicana de Aviación, que deben encontrar una solución justa de manera inmediata.

Consideramos importante, llamar su atención a la perversión de las relaciones laborales que significan los contratos de protección pactados entre mafias pretendidamente sindicales y patronos, con la complicidad de una actuación facciosa por parte de las instancias de conciliación en México. Los trabajadores siguen sin ser consultados antes de que se firme en su nombre un contrato colectivo, y las Juntas de Conciliación y Arbitraje tanto Federal como Locales siguen con el poder de auspiciar y consolidar la práctica de los Contratos de Protección Patronal, bloqueando así todo intento de democratización de las relaciones laborales e impidiendo que los trabajadores puedan optar por un sindicato distinto al que les señale el patrono.

Esta práctica, así como las recientes reformas a la Ley Federal del Trabajo aprobadas por el Poder Legislativo Federal, en su conjunto, crean condiciones reales sumamente nefastas para las y los trabajadores mexicanos, y son contrarias a los Convenios Fundamentales y a las Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo OIT.

Por lo anteriormente expuesto, y con el fin de recomponer estas lamentable situación laboral y sindical que su gobierno hereda a los trabajadores y trabajadoras, le solicitamos respetuosamente tomar cartas en el asunto para asegurar que se solucione esta problemática, estableciendo en el menor tiempo posible, mesas de diálogo y resolución de conflictos con las organizaciones afectadas y sus contrapartes internacionales, así como adoptar medidas concretas para terminar con la práctica de los Contratos de Protección Patronal acorde con los convenios 87 y 98 de la OIT y las recomendaciones del Comité de Libertad Sindical.

Tambien en Argentina

 FATPREN, Buenos Aires, 22/02/13.- En el mediodía de este viernes 22 de febrero, tuvo lugar una masiva protesta de trabajadores frente a la sede de la Embajada de México en Buenos Aires, como parte de las actividades de la “Semana de Acción por México”, en la que los sindicatos del mundo entero reclamaron al Gobierno mexicano que modifique sus regresivas políticas laborales.

En la oportunidad, Global Unions y sus filiales Industriall Global Union y Uni Global Union hicieron entrega al embajador Francisco del Río de sendas notas dirigida al presidente de México, Enrique Peña Nieto, en las que se expresan las demandas y se explicita la solidaridad con los trabajadores mexicanos.

En las mismas, se solicita terminar con los contratos de protección corruptos y dominados por los empleadores que niegan a los trabajadores el derecho a la libertad sindical y a la negociación colectiva; derogar la ley laboral del año 2012 que fomenta el despido de activistas sindicales y la tercerización que lleva a la propagación del trabajo precario; reincorporar a los activistas sindicales despedidos ilegalmente; y justicia efectiva para los 65 mineros de Pasta de Conchos que murieron en el 2006, ignorados por la empresa y el estado mexicano.

En el texto, se señaló respecto de la nueva Ley Federal del Trabajo que “no solamente las enmiendas propuestas no tienen en cuenta las preocupaciones que desde hace mucho tiempo han expresado el movimiento sindical y la OIT, sino que introducen varias disposiciones perjudiciales, tales como permitir a los empleadores establecer los salarios sin consultar a los sindicatos, e incluso facilitar la creación de sindicatos que estén a favor de los contratos de protección”.

Asimismo, el documento concluye manifestando que “América Latina nunca ha tenido soluciones propuestas por el Liberalismo Europeo o por parte de la desprotección Norteamericana. Creemos que estos problemas pueden ser superados a través del diálogo, la cultura que marcan nuestros países, la familia y la capacidad de trabajo y no con la recaudación de dinero en una aristocracia financiera. Por lo tanto, solicitamos respetuosamente que se inicien consultas con los sindicatos con el fin de formular medidas concretas con miras a un nuevo Código Sustantivo del Trabajo en consonancia con las normas internacionales, y que se ilegalice la negociación de los contratos de protección”.

La delegación de dirigentes sindicales que se entrevistaron con el representante diplomático estuvo encabezada el dirigente de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y de Industriall Global Union, Francisco “Barba” Gutiérrez, quien expresó que “los trabajadores de argentina se suman a los reclamos que en todo el mundo se le realizan al gobierno de la República de México para que cumpla con la legislación laboral internacional y no atente más contra los derechos sindicales en ese país”.

También se hizo presente el coordinador para el Continente Americano de Global Unions (GU) -que representa a más de cincuenta millones de trabajadores en el mundo-, y vicepresidente de la Federación Intenacional de Periodistas (FIP), Gustavo Granero, quien expresó que “estas acciones se enmarcan en la agenda definida para este año por GU, en defensa de los intereses de los trabajadores de todo el planeta”.

Granero, secretario general de la FATPREN, agregó que “además del seguimiento sobre la cuestión mexicana, para este año nos hemos fijado el objetivo de avanzar sobre el tema de los accidentes de trabajo y el medio ambiente en las industrias del petróleo y la minería, así como denunciar la violación global de las normas laborales por parte de la empresa Wal-Mart y la necesidad de confeccionar un convenio colectivo regional para sus trabajadores, entre otros temas prioritarios”.

 

La campaña impulsada por IndustriALL, que nuclea a más de 50 millones de trabajadoras y trabajadores en 140 países del mundo y de la cual la FeTIA forma parte, tiene cuatro objetivos centrales: la intervención del gobierno para poner fin a la utilización de los contratos de protección patronal que niegan a los trabajadores el derecho a la representación democrática y a la negociación colectiva; que se revierta la Ley Laboral promulgada el?1 de diciembre de 2012 que fomenta el despido de militantes sindicales, aumenta la subcontratación y conduce a la expansión masiva del empleo precario, se reincorporen a los sindicalistas despedidos ilegalmente en distintas empresas (SME, PKC, Vidriera de Potosi/Grupo Modelo, Honda, Calzado Sandak/Bata) y se permita la celebración de elecciones libres y justas en las multinacionales PKC, Excellón, Honda y Atento, entre otras; por último, y a días de conmemorarse la muerte de 65 mineros en la mina Pasta de Conchos, reclamarán que se recuperen los cuerpos de 63 de los trabajadores que aún continúan sepultados, que se investiguen las causas del accidente y se sancione a sus responsables. En este sentido, denunciarán la complicidad, en su momento, del gobierno mexicano y del empleador Grupo México, en la violación sistemática de los más elementales derechos de los trabajadores

Según IndustriALL, desde en el primer día de la campaña que se desarrolla entre el 18 y el 24 de febrero, se enviaron más de 7.000 mensajes de protesta por los despidos de miembros de Los Mineros en PKC, solicitando la reincorporación de los dirigentes despedidos y el respeto a los derechos sindicales. PKC despidió a más de 100 simpatizantes sindicales, entre ellos todo el comité del sindicato, en diciembre de 2012 por hacer campaña para la elección del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos (conocido como Los Mineros), en sus plantas en Ciudad Acuña (México). Diez de los dirigentes despedidos rechazaron la indemnización de despido y, junto con otro dirigente despedido en abril de 2012, están luchando por la reincorporación y el derecho a estar representados por un sindicato elegido democráticamente en la planta.

Por otra parte, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) está celebrando una importante victoria política tras la reanudación de las negociaciones con el Gobierno el 13 de febrero de 2013, y la liberación de 9 de los 10 miembros detenidos durante más de 1 año y 10 meses. Sin embargo, aún no se logró la libertad de Jorge Ulises Uribe. El sindicato está tratando de que vuelvan al trabajo 16.599 empleados de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) que no aceptaron un arreglo desde que fueron despedidos el 10 de octubre de 2009. En un intento de aplastar al sindicato democrático más antiguo de México, el SME, el presidente anterior Felipe Calderón utilizó una orden ejecutiva para cerrar la compañía de servicios públicos, despidiendo a los 44.000 trabajadores. El SME está luchando desde entonces por la readmisión de esos trabajadores.

16 Vistas