08/10/2013

A 46 años de la caída en combate del Che Guevara, el Guerrillero Heroico

 08 de Octubre de 2013

El Guerrillero Heroico, epíteto ganado a puro mérito, al dejar de existir físicamente se convirtió en símbolo y bandera y su ejemplo de revolucionario cabal, antimperialista e internacionalista, ha calado muy hondo en las luchas sociales del continente americano, donde el Che es inspiración y guía para la acción.

Desde 1956 hasta 1965 vivió en Cuba, y aunque fue un lapso breve, por la intensidad de su accionar se desempeñó durante la etapa como médico, guerrillero, comandante, ministro, jefe de delegaciones diplomáticas y comerciales, pero sobre todo como un cubano más.

Che fue también un hombre visionario, de elevada inteligencia, vasta cultura, exquisita sensibilidad humana y un modelo de revolucionario que conjugaba en su multifacética personalidad las virtudes de ser, a la vez, un hombre de ideas y de acción.

Su vocación internacionalista lo llevó a cumplir lo que para él constituía un sagrado deber y así lo plasmó en su carta de despedida a Fidel, que constituye un monumento a la dignidad humana, a la sencillez y la modestia, a la lealtad a sus principios.

En ese histórico documento el Che subrayó: “…hago formal renuncia de mis cargos en la Dirección del Partido, de mi puesto de Ministro, de mi grado de comandante, de mi condición de cubano…Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos”.

Y así partió, dejando en Cuba y en el continente todo lo más querido entre sus seres queridos, lo más puro de sus esperanzas de constructor; para mostrar en los nuevos campos de batalla la fe que le inculcó Fidel, y para sentir la sensación de cumplir con el más sagrado de los deberes: luchar contra el imperialismo dondequiera que esté.

Al conmemorarse este ocho de octubre el aniversario 46 de su caída en combate en Bolivia, el Che permanece vivo en el recuerdo de todas las personas que en el mundo admiran su ejemplar vida y obra, y repiten con la misma convicción y firmeza que él lo hizo en su carta de despedida, ¡Hasta la victoria, siempre!

18 Vistas