24/03/2017

A 41 años del Golpe Cívico-Militar: Cientos de miles colmaron las plazas de todo el país

El 24 de Marzo en Argentina se conmemora el Día Nacional de la Memoria,
por la Verdad y la Justicia. Es por eso que miles de argentinos y argentinas
colmaron las calles de las principales ciudades del país para recordar aquel
comienzo de la etapa más oscura de su historia y continuar la lucha de aquellos
30.000 detenidos – desaparecidos por la dictadura cívico militar.

El acto central, realizado en la Ciudad de Buenos Aires alrededor de
las 16 horas, fue encabezado por las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo Línea
Fundadora; Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas y la
agrupación H.I.J.O.S. Ellos fueron acompañados por miles de militantes de
distintas organizaciones sociales, políticas y también sindicales, que
convocaron a los trabajadores a movilizarse y acompañar su histórico reclamo.

Son 30.000

 

“Nadie debe negar los crímenes ni el número de víctimas, son 30
mil personas desaparecidas. Repudiamos todo que sea negacionista”, señala el
documento que fue leído en la histórica plaza en referencia a las polémicas
declaraciones vertidas por distintos funcionarios del gobierno de Mauricio
Macri.

 

En ese sentido, también afirmaron que “este año se dieron enormes
retrocesos en materia de derechos humanos” y que “la carta de Rodolfo
Walsh se puede volver a leer, porque el plan económico del Gobierno actual
tiene los mismos objetivos que el de (José) Martínez de Hoz”.


 



“Venimos nuevamente a esta plaza a repudiar los crímenes de lesa
humanidad, miles de desapariciones forzadas y presos políticos, más de 10.000,
las torturas, robos de bebés, el funcionamiento de centros clandestinos de
detención, la censura, la mentira organizada, la pobreza programada, una guerra
por Malvinas con delitos de lesa humanidad, la deuda externa que provocó hambre
por décadas, el exilio”, indica el documento.

 

El documento también incluyó un pedido de libertad para Milagro Sala y
los otros militantes de la agrupación Tupac Amaru detenidos en la provincia de
Jujuy, y críticas a la iniciativa del Gobierno macrista de modificar la edad de
imputabilidad y a la represión de las protestas sociales.

 

Antes de llegar a la plaza, la titular de las Madres de Plaza de Mayo
Línea Fundadora pidió que “se abran los archivos para conocer el destino de
cada uno de los desaparecidos y para que cada familia sepa cómo han terminado
con nuestros hijos”. Y agregó: “La lucha sigue intacta y la voluntad
para seguir adelante toda la verdad, la justicia, toda la memoria y que haya
Justicia con mayúscula”.

 

“Son 30 mil y fue un genocidio”, es la consigna que también enarbolaron
las organizaciones que componen el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, que
llegó a la Plaza de Mayo más tarde y expresó su repudio “a las políticas
económicas” del actual gobierno nacional.

Estatales dijeron presente

Una importante y ruidosa columna de trabajadores estatales de la ATE,
organización que integra la CLATE, así como también de la Federación Judicial
Argentina (FJA) participaron como cada año de la convocatoria y recorrieron la
Avenida de Mayo hacia la Plaza llevando sus banderas y sus reclamos junto a los
organismos de Derechos Humanos.

“Los hombres y mujeres que protagonizábamos la pelea en ese tiempo no
éramos diferentes de los que damos la pelea ahora. Éramos hombres de ése
tiempo, sentíamos que la revolución estaba a la vuelta de la esquina. Y era un
sentimiento y una práctica humana que nos animaba a imaginar todas las
transformaciones posibles. Porque podíamos tomar la historia en nuestras manos
y moldearla según nuestros intereses”, recordó esta mañana durante un acto en
la ciudad de Quilmes el secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy.

 

Por su parte, el Presidente de CLATE, Julio Fuentes, reconoció que “siempre
las marchas del 24 de marzo han sido importantísimas, tanto en la Capital
Federal, como en tantas otras ciudades del país. Los miles que hoy nos
movilizamos dejamos en claro que hay una intuición del pueblo de que es
necesario estar en las calles, porque la calle es la garantía de la democracia.
No democracia vacía de contenido, no sólo por elegir a las autoridades, sino
democracia por que se gobierne a favor de las mayorías”.

Sin Justicia

Según los datos arrojados por la Procuraduría de Crímenes contra la
Humanidad (PCCH) acerca del estado de las causas de delitos de lesa humanidad
en Argentina al 2 de marzo de 201, hay más represores presos en sus casas que
en cárceles comunes, casi la mitad de los procesos está en etapa de instrucción
y sólo el 29% obtuvo sentencia.

 

Lo que preocupa a dicho organismo son “la menor cantidad de
sentencias y, por consiguiente, de nuevos imputados sentenciados por año, y la
mayor cantidad de excarcelaciones y de detenciones bajo la modalidad de arresto
domiciliario”.

Además de estos datos alarmantes: Los imputados que transitan el
proceso en libertad son más que los que se encuentran detenidos y entre los que
están encerrados, la mayoría está en su domicilio: 1149 libres (41%) y 1044
detenidos (38%). Un total de 542 imputados falleció (19%), 467 de ellos sin ser
sentenciados y 75 luego del dictado de su condena o absolución.

5 Vistas