34 millones de empleos se perdieron por la crisis en América Latina y el Caribe

Internacional

13/10/2020

34 millones de empleos se perdieron por la crisis en América Latina y el Caribe

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), estima que la pandemia del COVID-19 ha causado la pérdida de al menos 34 millones de empleos, y alerta una posible amplificación de las desigualdades.

A través del documento “Panorama Laboral en tiempos de la COVID-19: Impactos en el mercado de trabajo y los ingresos en América Latina y el Caribe [Segunda edición]”, la OIT destaca unadrástica contracción del empleo y de los ingresos en la región.

Si bien la organización detecta que durante este tercer trimestre del 2020 pareciera observarse una leve reactivación en la economía, se han perdido 34 millones de empleos según los datos disponibles de 9 países que representan más de 80% de la población económicamente activa de la región.

El director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro remarcó la importancia de una reactivación de la economía con seguridad sanitaria en función de asegurar las condiciones para la creación de mas y mejores empleos.

El informe indica que la tasa de ocupación llegó a 51,1% al primer semestre, representando una fuerte reducción de 5,4 puntos porcentuales en comparación al año anterior.

El análisis de la organización también advierte: “las caídas en el empleo no se reflejaron completamente en aumentos en la tasa de desocupación debido a las masivas salidas de la fuerza de trabajo”. Es decir que esa salida de la fuerza de trabajo, se reflejó en la tasa de participación laboral, que registró una reducción del 61,3% al 52,6%, lo que se traduce a que 32 millones de personas dejaran de ser económicamente activas.

Vinícius Pinheiro, director de la OIT para América Latina y el Caribe

En cuanto al tema de los ingresos por trabajo, se observa una contracción medida en un 19.3%”, mientras que la contracción a nivel mundial es de un 10,7%, generando una gran perdida en el poder adquisitivo y en los recursos de una enorme cantidad de familias.

La OIT advierte que esta crisis estaría exacerbando los elevados niveles de desigualdad existentes antes de la irrupción de la pandemia”.

Los trabajadores más afectados por la crisis están entre los sectores de población de menores recursos, con empleos informales o en situación de desventaja y vulnerabilidad

En este marco, el informe remarca como clave la importancia de llevar adelante estrategias que atenúen el impacto de la crisis originada por la pandemia, y hace énfasis en el fortalecimiento de la institucionalidad laboral, particularmente en lo que refiere a las políticas activas del mercado de trabajo.

Finalizando, Vinícius Pinheiro también destacó la necesidad de fortalecer los mecanismos de diálogo social para la concertación de pactos o acuerdo nacionales que apunten hacia una recuperación con transformación productiva, formalización, universalización de la protección social y transición justa hacia modelos de desarrollo más sostenibles e inclusivos.

Fuente: www.ilo.org

194 Vistas