22/10/2013

Encuentro en Chile la unidad de los trabajadores de Nuestra América y el Caribe

Consideramos:

Las políticas económicas, agrícolas y comerciales impuestas por las multinacionales a millones de seres humanos, se orientan a controlar los recursos naturales, subir los dividendos, acumular más capital y profundizar su hegemonía política, económica, cultural y militar global, con lo cual acentúan el control sobre todos los recursos agroalimentarios y profundizan el inequitativo acceso a los alimentos, impidiendo que casi 1.100 millones de personas en el mundo puedan tener una ración mínima.

Las declaraciones de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos, reconoce a los trabajadores, el derecho a organizarse en sindicatos; Los pactos de San José y San Salvador, le reconocen a los Trabajadores los derechos organizarse y el derecho de Huelga, Lo mismo la OIT en sus Convenios 87 y 98, reconocen estos mismos derechos. Los Gobiernos de Turno de nuestros países y muchas Multinacionales violan estos derechos Humanos Fundamentales de los Trabajadores.

Mientras buena parte de los países latinoamericanos, abren sus fronteras sin límites, las políticas de los estados imperialistas conducen a limitar el acceso a sus mercados a nuestros bienes agroalimentarios, mediante la imposición de más de mil tipos de barreras arancelarias y no arancelarias; las potencias elaboran leyes extraterritoriales que garantizan su monopolio y sacan ventaja de los tratados comerciales multilaterales y bilaterales.

Las políticas de los organismos multilaterales, especialmente la OMC, pretenden mercantilizar la producción campesina, artesanal e indígena y patentan la biodiversidad, contando con la bendición de los estados oligárquicos. Su objetivo es entregar recursos y mercados a las multinacionales.

Los tratados de libre comercio y la alianza del pacifico, firmados por algunos gobiernos de nuestra américa, puede dar sepultura definitiva a la poca producción de bienes básicos que aún quedan, lo que generará la profundización sin precedentes de la dependencia alimentaria y mayor ruina para el campesinado y otros sectores populares.

En ese contexto, incrementaron las importaciones de alimentos, aumentando así la dependencia, profundizaron la vulnerabilidad e inseguridad alimentaria y dispararon la desnutrición y el hambre en nuestros países. En algunos países, la expropiación de los pequeños propietarios rurales ha sido masiva y violenta. Una vez más se repite el ciclo de violencia, concentración de la riqueza y ganancias extraordinarias para los monopolios y pobreza, desnutrición, desempleo y hambre para los pueblos de Latinoamérica, el Caribe y el mundo.

En nuestros países la inmensa mayoría de la población rural y una buena parte de los habitantes de las ciudades sufren altos grados desnutrición y hambre. Millones de personas carecen de suficientes energías, proteínas y micro nutrientes para satisfacer sus necesidades básicas de manutención, crecimiento y desarrollo corporal.

Los grupos financieros globales y sus multinacionales hacen estragos. Se apoderaron de minas, yacimientos petrolíferos, agua y de gas natural, controlan el comercio internacional de nuestros recursos agrícolas, dominan la industria, el comercio local y los servicios, monopolizan la tecnología que usamos, incursionan crecientemente en las finanzas y la banca, imponen el intercambio desigual y nos han creado una inmensa deuda interna y externa, que es impagable. Compraron las empresas del Estado y las creadas en el país, apropiándose del acumulado económico.

Un reducido número de multinacionales que controlan el negocio de los alimentos estratégicos, grasas, carnes, cereales, leches, azúcar y el agua, entre ellas Nestlé, contribuyen a que más del 50% de la población global tenga altos grados de desnutrición. Nestlé se ha visto envuelta en graves denuncias por problemas de calidad de sus productos y materias primas.

La mayoría de los trabajadores de América Latina y el Caribe, evidencian permanentemente las violaciones al derecho a la vida y la seguridad -abusos e intimidación, desplazamientos, amenazas, detenciones arbitrarias, judicializaciones, exilio-, los derechos laborales, económicos, sociales, culturales y medio ambientales, se precarizan nuestros salarios y se empobrecen nuestras familias.

Nestlé es una de las multinacionales que con su política sistemática, viola el derecho a la libertad sindical, el derecho de asociación, los acuerdos laborales y de los consumidores, terceriza la mano de obra, violenta la soberanía alimentaria de los pueblos y pretende controlar el agua, esencial para la vida de los seres humanos.

Por todo lo anterior

    • 1. Invitamos al movimiento sindical internacional a brindarnos la solidaridad y a generar presión para que Nestlé respete los derechos de los trabajadores, de los consumidores y de los pueblos.
    • 2. Exigimos que Nestlé respete los derechos de los trabajadores a organizarnos, a negociar nuestros pliegos de peticiones y a optar por la huelga como una opción legítima en defensa de nuestros derechos. Igual, a respetar la soberanía y seguridad alimentaria de nuestros pueblos, cesando la importación masiva de materias primas y productos terminados hacia nuestros países.
    • 3. Exigimos de Nestlé que pare la tercerización en sus factorías y contrate de manera directa e indefinida a todos los trabajadores que hacen parte del sistema Nestlé.
    • 4. Exigimos el respeto a la vida de nuestros compañeros trabajadores y trabajadoras, que cese la hostilización e intimidación y la violencia como herramienta para silenciar los pueblos, evitar y detener la movilización, la denuncia pública.
    • 5. La defensa de la vida y la seguridad de los trabajadores y trabajadoras es fundamental, por ello, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para garantizarlas y exigiremos a la justicia la mayor celeridad en las investigaciones por el asesinato de trabajadores en Colombia, en particular de Nestlé, para que estos crímenes no queden en la impunidad.
    • 6. Continuaremos luchando para que el agua, recurso natural vital para la humanidad no sea privatizada y a que los estados garanticen su potabilidad para el bienestar de nuestros pueblos.
    • 7. Decidimos constituir la Coordinadora de trabajadores de Nestlé en América Latina y el Caribe “COTRANALC”, como un instrumento de unidad de acción, solidaridad y lucha.
    • 8. El próximo encuentro de la coordinadora de trabajadores se realizará en el país de Colombia para la fecha del 15 al 17 de octubre de 2014.
“La unidad nos hace grandes, la solidaridad nos hace fuertes y la lucha nos hará libres.”

Santiago de Chile, octubre 18 de 2013

Nombres de las organizaciones participantes en el primer encuentro de trabajadores:

    • Coordinador Chile Federación Sindical Mundial UISTAAC
    • Sindicato de la alimentación de Francia
    • Sinaltrainal de Colombia
    • Sindicato de la alimentación de Cuba
    • Federación nacional de trabajadores de Nestlé Perú
    • Federación de sindicatos de Empresa Nestlé Tradicional
    • Federación de Trabajadores de Industria pesquera de Chile
    • Sindicato de Manipuladora Violeta Parra de Puerto Montt Chile
    • Sindicato N° 4 de trabajadores de Empresa Nestlé Fca. Maipú
    • Sindicato CD Quilicura Nestlé Chile
    • Sindicato de trabajadores de la Empresa Agrospec S.A N° 2
    • Sindicato de trabajadores de la empresa de transporte Ricardo Concha
    • Sindicato de trabajadores de la Empresa Frigorífico Cordillera
    • Sindicato Interempresa Luis Figueroa Mazuela
    • Sindicato nacional de trabajadores Interempresa del comercio textil vestuario y otros

25 Vistas