30/01/2015

COSTA RICA: Declaración del Encuentro Social y Cultural de Movimientos Sociales por la Integración Latinoamericana

Los
representantes de movimientos sociales y populares de los siguientes países:
Argentina, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México,
Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, Uruguay, Cuba, Venezuela reunidos en San
José, Costa Rica en el marco del Encuentro social y cultural de movimientos
sociales por la integración latinoamericana, declaran: 

 

1. Reconocer a la CELAC como el espacio
de integración soberano de América Latina y el Caribe, respetuoso de la
pluralidad, la diversidad política, y del derecho soberano de cada uno de
nuestros pueblos para escoger su propia forma de organización política y
económica.

 

2. Reafirmar nuestra certeza que la
CELAC transita a convertirse en el espacio de integración latinoamericana y
caribeña, como lo soñaron nuestros próceres, que basa su actuación en el
respeto a los principios de  la
libre  autodeterminación de los pueblos,
de la igualdad soberana, de la integridad territorial y  la no injerencia en los asuntos internos de
cada Estado.

 

3. Expresar que  como representantes de movimientos sociales y
populares del continente, partimos del principio que la CELAC deberá
consolidarse como espacio integracionista latinoamericano y caribeño que
abarque otros ámbitos de acción,  más
allá del diálogo político, con vistas a contrarrestar a sectores conservadores
que pretenden entorpecer el proceso integracionista en nuestra región.

 

4. Manifestar que desde nuestra
perspectiva la gran prioridad de la CELAC es convertirse en una herramienta y
motor impulsor en el combate contra los principales flagelos que azotan a
nuestra región latinoamericana y caribeña, tales como: la pobreza, la
desigualdad, la exclusión social y la depredación de nuestros recursos
naturales, considerando que nuestra región lamentablemente es la más desigual
del planeta.

 

5. Consideramos que es necesario que la
CELAC impulse propuestas y acciones a fin de lograr una nueva arquitectura
financiera regional, que nos libere de los organismos multilaterales y
financieros que operan bajo lógicas neoliberales.

 

6. Afirmar que es imprescindible que se
dinamice la puesta en marcha del Banco del Sur, que representa romper con la
lógica neoliberal de las actuales instituciones financieras regionales,
asimismo, Es también necesario consolidar otros mecanismos financieros
regionales de protección a nuestras economías en un escenario global de
desestabilización a las economías emergentes como las latinoamericanas.

 

7. Luchamos por la defensa de nuestra
independencia energética, la recuperación soberana de nuestros recursos
naturales y la creación de infraestructura en beneficio de nuestras
comunidades, de nuestros pueblos originarios y territorios y no al servicio de
los intereses transnacionales. Reiteramos nuestra oposición a la privatización
de los bienes públicos.

 

8. Es claro que hoy la CELAC se mueve
entre una corriente de gobiernos que quieren seguir profundizando la lógica
neoliberal que a lo largo de treinta años lo único que ha promovido es la
pobreza y exclusión social de nuestros pueblos y otra corriente de gobiernos de
fuerte contenido antineoliberal que a pesar de las políticas desestabilizadoras
promovidas desde los centros imperiales, siguen manteniendo una agenda de
resistencia, de cambio y de transformación.

 

9. Valoramos positivamente que la CELAC
se inserte en el debate por un cambio en la lógica dominante a nivel global y
que se convierta en un factor que potencie el diálogo multilateral.

 

10. Apostamos por la ruta emancipatoria,
anti capitalista  y por la defensa de
nuestra pluriculturalidad, por una América Latina y caribeña en la que se
garantice el empleo digno, decente y con salarios justos para nuestra clase
trabajadora; que garantice que la educación sea un derecho y no una mercancía;
que nuestros pueblos tengan acceso pleno al conocimiento, la ciencia y la
tecnología; que garantice una verdadera igualdad de derechos civiles para la
mujer, las poblaciones afrodescendientes, las poblaciones LGBTI, que garantice
la total independencia y el respeto a nuestros pueblos y culturas ancestrales;
que restablezca el papel de la economía social y solidaria, campesina; que
garantice la defensa de nuestros recursos naturales y de nuestra biodiversidad
frente a los apetitos voraces de los grandes emporios empresariales; una
América Latina que restablezca el papel del Estado como mecanismo fundamental
para alcanzar una distribución justa y equitativa de la riqueza.

 

11. Señalamos que una deuda de la CELAC es
que a aunque en su II Cumbre en la Habana/Cuba; se acordó “Impulsar la
participación activa de la ciudadanía, incluyendo, en particular, las
organizaciones y movimientos sociales”; a la fecha no se ha concretado.
Exhortamos a la III Cumbre trabajar en crear un mecanismo formal de
participación de los movimientos sociales a fin de garantizar que la CELAC no
sea un proceso de integración exclusivamente de los gobiernos, sino también de
los pueblos representados en sus instancias organizativas.

 

12. Reconocemos el papel de los movimientos
sociales y populares en la construcción de agendas anticapitalistas generadas
desde la fundación del Foro Social Mundial, el Foro de Sao Paulo, la Marcha
Mundial de Mujeres, Vía campesina, los movimientos de los pueblos originarios,
el Encuentro Sindical Nuestra América, la Federación Sindical Mundial y la
Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE),
entre otras, que logran mediante procesos de movilización y resistencia
canalizar políticamente sus demandas en los países de nuestro continente.     

 

13. Expresamos nuestra solidaridad con los
pueblos que son víctimas de las agresiones por parte del imperio:

a) Demandamos el levantamiento del
bloqueo criminal a Cuba; saludamos el regreso a su Patria de los 5 héroes
cubanos como resultado de la acción unida y decidida de los movimientos
sociales y populares, así como la solidaridad internacional en su conjunto.

b) Rechazamos las agresiones
desestabilizadoras contra el pueblo y gobierno de Venezuela. Demandamos del
Gobierno de Costa Rica no prestarse a que estos sectores desestabilizadores
utilicen el territorio nacional para sus acciones.

c) Nos solidarizamos con el pueblo y
movimiento estudiantil mexicano, exigimos justicia y cese de la impunidad.

d) Demandamos el fin de la violencia y
represión contra el movimiento popular y de resistencia de Honduras.

e) Nos solidarizamos con el pueblo
ecuatoriano en su lucha por el caso del ecocidio en la amazaonía ecuatoriana
perpetrado por Chevron-Texaco

f) Nos solidarizamos con la lucha del
pueblo argentino por la recuperación de la soberanía sobre las Malvinas,
hacemos nuestra la demanda que las Malvinas son Argentinas.

g) Respaldamos la demanda del pueblo y
gobierno boliviano por el derecho a contar con salida al mar.

 

14. Llamamos a fortalecer e impulsar la más
amplia unidad de los movimientos sociales y populares del continente, a fin de
alcanzar la verdadera independencia y soberanía de nuestros pueblos.

 

Agradecemos
las organizaciones costarricenses como anfitriones de este Encuentro social y
cultural de movimientos sociales por la integración latinoamericana en el marco
de la celebración de la III Cumbre de la CELAC, celebrado los días 28 y 29 de
enero de 2015 en San José, Costa Rica.

 

 

 

28 Enero 2015



Delegaciones
Internacionales de los pueblos Latinoamericanos y el Caribe

Bloque
Unitario Sindical y Social Costarricense, BUSSCO

Federación
de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica, FEUCR

Federación
Sindical Mundial-Centroamérica, FSM-CA

24 Vistas