03/02/2012

CONCLUSIONES DEL FORO SOCIAL MUNDIAL DE PORTO ALEGRE, Y DE LOS ENCUENTROS DE LA COORDINADORA DE JUDICIALES DEL CONO SUR Y DEL ESNA


Por la CTA participaron en Porto Alegre los siguientes compañeros: Gustavo Teres, Secretario General de la CTA Rosario; Julio Ortellado, Director de Organización de la CTA Nacional; Carlos Chile, Secretario General de la CTA Capital; Alejandro Márquez, Secretario de Prensa de CICOP; Guillermo Pacagnini, Secretario Adjunto de CICOP y miembro de la Mesa Nacional de la CTA; Hugo Blasco, Secretario de Derechos Humanos de la CTA Nacional y secretario general de la AJB; Rita Liempe, Diputada por el Instrumento Electoral por la Unidad Popular Provincia de Buenos Aires y miembro de la Secretaría de Pueblos Originarios de la CTA; Julio Bertomeu, CEFJA; Eduardo Alagastino, Secretario General de los Judiciales de Santiago del Estero y Secretario Adjunto de la CTA Santiago del Estero; Carlos Manzo, Secretario de Cultura y Capacitación de la FJA y Secretario General de la CTA Dolores; Pablo Abramovich, Secretario Gremial AJB San Martín y Secretario General de la CTA San Martín-3 de Febrero; María Elena Saludas de ATTAC Argentina; Inés Barboza, Directora de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA y Maite Llanos, Asesora General de la misma Secretaría.

Hugo Blasco nos hizo una semblanza general de lo sucedido en Porto Alegre donde además del Foro sesionó la Asamblea de movimientos sociales, la Coordinadora de Judiciales del Cono Sur y también una reunión del Encuentro Sindical Nuestra América.

Pablo Abramovich destacó la importancia de su primera experiencia vivida en este ámbito internacional y explicó la índole de los importantes debates habidos.

Eduardo Alagastino se fundamentó en los ejemplos vividos en Porto Alegre para exponer las injusticias que suceden en nuestro país, para concluir con entusiasmo que tomará de esta experiencia para aplicarla en su Santiago del Estero.

Manzo, por su parte, puso el énfasis en las conclusiones de la Coordinadora de Judiciales del Cono Sur y su importante participación como parte de la delegación de la FJA.

A continuación, las expresiones de cada uno de los compañeros:

Hugo Blasco: El Foro Social de Porto Alegre ha sido desde sus inicios un ámbito de debates y de intercambio de experiencias para generar alternativas políticas desde los sectores populares.

Recordemos que el Foro nace como contrapartida a la Cumbre de Davos donde representantes de distintos países se reúnen todos los años para reproducir más eficazmente el capitalismo en todas sus variantes. Lo de Porto Alegre es una visión desde los pueblos y en esta ocasión el Foro, que fue temático y abarcó principalmente el medio ambiente, la justicia social y la crisis capitalista mundial, reunió a miles de compañeros y compañeras de América latina y otras partes del mundo, de Europa, Túnez y Palestina…Estos últimos, han denunciado las grandes penurias del pueblo y han obtenido una fuerte solidaridad de los presentes.

Nosotros estuvimos con una doble representación. Como FJA, participamos en la Coordinadora de Judiciales del Cono Sur con los compañeros uruguayos y brasileños con un tema central que fue la violencia laboral, y otro tema que fue la democratización del Poder Judicial. Durante dos jornadas se desarrolló este evento con un nivel muy alto donde la FJA , una vez más, demostró todo el capital acumulado en años sobre estos temas y que Carlos Manzo desarrolló de excelente manera.

Luego participamos de la reunión del Encuentro Sindical Nuestra América (ESNA) donde también fuimos panelistas en nuestra condición de judiciales y de miembros de la CTA. Se llegaron a conclusiones importantes: se continuará con los seminarios de capacitación y la organización de lo que será en mayo el V ESNA que se hará en la ciudad de México en un momento difícil y crítico de la vida de los mexicanos, en un año con elecciones presidenciales. El VI ESNA, quedó prácticamente ratificado, se realizará en Cuba. En este ESNA reunido en Porto Alegre hubo compañeros de varios países, entre ellos Venezuela, Cuba, Colombia, Brasil, Argentina, Perú, Chile y otros. Parte de los debates allí fueron la macroeconomía en cada uno de los países y cómo se registra la distribución de la riqueza, y el papel de los trabajadores y el sindicalismo en esta etapa tan especial de la humanidad.

Quizás el momento más esperado en Porto Alegre fue la asamblea de movimientos sociales, donde se aprobó un documento donde los ejes fundamentales son la crítica al capitalismo, señala que dentro de los márgenes del capitalismo no hay solución para la humanidad, se hace una crítica explícita a la denominada “economía verde” que es un intento de privatizar la naturaleza so pretexto de realizar acciones ecológicas, se hace una especial mención a lo que sucede en Famatina y finalmente se convoca a una jornada mundial de protesta contra el capitalismo y contra la depredación del medio ambiente para el 5 de junio; será una jornada nacional, antesala a la reunión de días después de Río+ 20 donde, en paralelo, realizaremos la Cumbre de los Pueblos donde marcaremos nuestra agenda, una agenda distinta a la que marca el poder dominante. Río+20 es porque se cumplen veinte años de la Cumbre de Río donde se definieron líneas de acción en salvaguarda del planeta y sin embargo no solo que no se ha hecho nada al respecto sino que se ha retrocedido aun más.

Podemos decir que el saldo de la vivido en Porto Alegre ha sido positivo, ha habido mucho debate cruzado por el hecho de que hay una coincidencia importante acerca de los objetivos, pero las diferencias aparecen cuando se trata de motorizar acciones, cómo se llevan adelante las políticas gubernamentales que hagan posible los cambios. En estas cuestiones se expresaron experiencias disímiles, hay gobiernos en la región con sesgos progresistas pero que no son idénticos entre sí, y eso llevó a una discusión muy interesante y enriquecedora. Y en buena hora que nos tengamos la paciencia y el respeto para decirlo, discutirlo, lo cual nos llevará a conclusiones y a triunfar como humanidad a partir de que caracterizamos a esta crisis como una crisis civilizatoria que va más allá de la distribución de la riqueza o del sistema económico.

Pablo Abramovich: Para mi ha sido la primera experiencia de participación en el Foro, fue enriquecedor el contacto con compañeros judiciales uruguayos y brasileños con quienes intercambiamos experiencias. Muy interesante ha sido el conocer la labor sindical en cada país teniendo en cuenta nuestras propias realidades, y también realidades comunes como las reformas de los Poderes Judiciales que nos afectan a todos por igual, lo cual merece una respuesta conjunta y organizada de los trabajadores judiciales de la región. Cuanto más amplia sea la respuesta,, más eficiente será nuestra demanda.

En cuanto al Foro de Porto Alegre, fuimos partícipes de un debate muy fuerte que se viene dando en América latina, fundamentalmente a partir de la presencia de gobiernos de signo progresista. Los interrogantes planteados han sido hasta dónde apoyarlos, hasta dónde mantener niveles de autonomía para llevar adelante las reivindicaciones históricas, y todo esto ha sido un debate que sigue presente, que está abierto. Y es importante que se den estos espacios de debate porque, al regresar a la Argentina , nos facilita analizar nuestra realidad con otra perspectiva, una perspectiva regional.

En cuanto al Encuentro del ESNA, allí sobre todo se manifestaron estas dos visiones: a grandes rasgos, una es que ante la avanzada de la crisis europea y la presión del sistema financiero para practicar el ajuste, hay sectores que plantean que hay que reforzar el apoyo a los gobiernos progresistas, y hay otra posición que señala que, si bien ese apoyo hay que darlo, hay que seguir avanzando en la construcción de alternativas de poder en el marco de las organizaciones sociales y sindicales. Quizás ahí es donde se plantea el debate más rico acerca de los modelos de construcción. Ha sido este encuentro del ESNA muy interesante ya que allí expusieron compañeros de países centroamericanos, de Venezuela, Cuba, y otros que, para uno como yo, que no venía participando anteriormente de estos espacios, resulta una experiencia muy positiva, interesantísima.

Eduardo Alagastino: Fue la primera participación que tuve en el encuentro del Foro Social Tematico sobre la crisis capitalista, justicia social y ambiental. Me pareció extraordinario el hecho de poder reunir en una misma ciudad organizaciones sindicales, sociales, ambientalistas o ecologistas, grupos que trabajan contra la violencia de genero o la discriminación racial, sexual, o de aquellos pueblos originarios que luchan por que son arrasados y se los desaloja impunemente de su terruño, en el marco de la lógica del capitalismo.

Todas estas organizaciones que expresaron con entusiasmo sus posturas, reclamos y alternativas al modelo actual, con consignas como “Un otro mundo es posible”, tuvieron la oportunidad de ser escuchadas por el mundo entero. Porque esta unidad e integración para alzar la voz colectivamente, refuerza estos reclamos y los hacen mas visibles para toda la sociedad.

Ha sido un Foro que estuvo marcado por la diversidad de idiomas, colores, costumbres, en las cuales uno percibe tolerancia, el respeto y hasta cierta admiración hacia otros hombres y mujeres que dan pelea día a día por dejar a nuestros hijos un lugar mejor para vivir, sin contaminación, sin desprecio por el medio ambiente, con un encuentro equilibrado con la naturaleza y con su entorno, con soberanía alimentaria, con poder elegir definitivamente qué producimos y para quien, con equidad en lo social y económico, para que nuestros chicos puedan acceder a la comida en primer lugar y con eso a la educación y al desarrollo físico y mental.

En nuestros países latinoamericanos, que no son justamente pobres, no podemos tolerar que millones de comprovincianos, compatriotas, hermanos en definitiva, pasen hambre hoy en día, porque alguien decidió que se debe hacer combustible con nuestro alimento o que se deben acumular en silos los granos porque el precio no es el mejor y especulan sin remordimiento alguno. Es que este sistema capitalista ha tenido la habilidad de mutar a lo que fuera necesario para poder subsistir y hoy nos advierte que se viene un ajuste fenomenal de proporciones globales y con consecuencias inciertas, que como sabemos culminan en más desigualdad y un mayor número de personas cayendo al estado de pobreza y miseria.

Para que esto no suceda mas es que debemos redoblar nuestros esfuerzos, comunicarnos mejor con nuestros compañeros y con nuestro pueblo en general, discutir en todos los ámbitos posibles tratando de encontrar la mejor salida a nuestros problemas y dejar de ser nosotros los que llevemos siempre la cruz de cuanta crisis se avecine, alejándonos de los debates que se instalan en los medios de comunicaciones locales e internacionales y que solo desinforman y confunden.

Para mi, compañeros, han sido unas jornadas positivas y muy interesantes que seguramente me llevara tiempo analizar todo lo vivido en Brasil, pero he llegado con nuevas iniciativas y estoy impulsado a utilizar algún método de acción o practica que pude observar de ciertas organizaciones presentes en Porto Alegre, para que se pueden llevar a cabo en mi provincia.

Carlos E. Manzo: Participé de diversas actividades organizadas por el Foro Social Mundial Temático 2012 y por la Coordinadora de Judiciales del Cono Sur, entidad que agrupa a las organizaciones nacionales de judiciales de Argentina, Brasil y Uruguay, integrando la delegación de dirigentes judiciales de Argentina.

El temario fue “La Violencia laboral en el Poder Judicial” y “Modelo de Justicia y la democratización de los Poderes Judiciales”. Intervino en la apertura Julio Bertomeu y como panelistas Blasco y yo en cada uno del los temas mencionados.

En mi participación, expuse conceptualizaciones propias sobre violencia laboral, construidas a lo largo de años de investigación y militancia, logrando el interés de los presentes que después se reflejó en las múltiples preguntas que me hicieron, favorecido por un sistema de traducción simultánea. Mi trabajo escrito fue distribuido profusamente entre los participantes, quienes se interesaron por diversos aspectos contenidos en el mismo.

También desarrollé la propuesta de incrementar un acercamiento entre los Centros de estudios de todas las organizaciones sindicales, incluso planteé la necesidad de la existencia de un centro de estudios e investigación único a nivel de los tres países.

Ya de regreso, desde la próxima semana, la Secretaría de Formación y Cultura de la FJA, se constituirá en la sede para materializar una serie de proyectos de formación que he estado definiendo.

34 Vistas