14/04/2015

PANAMÁ: La CLATE en el Foro Sindical de las Américas y Cumbre de los Pueblos

Foro
Sindical de las Américas

 

Del Foro
Sindical de las Américas participaron Héctor Méndez, secretario de la
Presidencia de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores
Estatales (CLATE); Roland Ignacio, secretario subregional de la CLATE para el
Caribe y secretario general de ABVO, sindicato de estatales de Curazao; la
compañera Altagracia Jiménez, secretaria general de la Asociación Mutual de
Servicios Solidarios (AMUSSOL) de República Dominicana, también miembro de la
CLATE; Adolfo Aguirre, miembro del Consejo Ejecutivo de la CSA y Secretario de
Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma (Central de Trabajadores de la
Argentina).

 

“Asistimos
al Foro Sindical de las Américas, en el que participaron Guy Ryder, Director
General de la OIT (Organización Internacional del Trabajo); Víctor Báez
Mosqueira, Secretario General de la CSA, Rafael Freire Neto; Secretario de
Política Económica y Desarrollo Sostenible de la CSA; y el Ministro de Trabajo
y Desarrollo Laboral de Panamá, Luis Ernesto Carles; entre otros”, relató
Héctor Méndez, quien agregó: “En la jornada hubo distintas exposiciones y
paneles. El encargado de llevar a cabo el cierre del Foro fue Adolfo Pérez
Esquivel, que hizo un muy buen informe sobre la historia de la lucha de los
derechos humanos en el continente, así como sobre las dificultades que todavía
se plantean”.

 

Méndez
además manifestó: “Expusieron también Ernesto Freire, de la CTC (Central de
Trabajadores de Cuba) y Will Rangel, Presidente de la Central Bolivariana
Socialista de los Trabajadores de Venezuela, que no pertenecen a la CSA, pero
que fueron invitados fraternales en el Foro. El compañero Rangel incluso
anunció que iban a suscribir al documento producido por el Foro de la CSA, ya
que el escrito es muy bueno y tiene una clara posición respecto de las
posiciones de Cuba y Venezuela respecto de los Estados Unidos. Además tiene una
clara posición acerca de la injusta distribución de la riqueza en América
Latina y condena a los intentos imperiales de sometimiento para con los países
latinoamericanos. Se incluye también una fuerte crítica a las condiciones legales
y laborales de los trabajadores en los propios Estados Unidos”.

 

“Hubo un
informe de un sindicalista norteamericano que fue realmente impactante por las
realidades y cifras que reveló sobre las relaciones laborales en Estados
Unidos, y cómo, a través de la persecución a los sindicatos, se ha perdido
porcentaje de afiliación en la clase obrera norteamericana. También explicó
cómo desde mediados de Siglo XX en adelante hay una relación absolutamente
directa entre el bajo nivel de afiliación y la injusta distribución del ingreso
en Estados Unidos. Contó también cosas que poca gente conoce, como por ejemplo
que en ese país no existen por ley licencias por enfermedad, por maternidad,
las indemnizaciones. No son derechos, sino que son beneficios que arreglan cada
trabajador con las patronales”, agregó Méndez.

 

A
continuación, fragmentos del documento emitido por el Foro Sindical de las
Américas de la CSA:

 

“Reunidos
en Panamá en el Foro Sindical de las Américas y bajo el lema “Las Américas
que queremos”, representantes sindicales de trabajadores y trabajadoras de
todo el hemisferio, aprobamos esta Declaración que convoca a continuar la lucha
en defensa de los derechos sociales y laborales, por la plena vigencia de los
derechos humanos y democracia participativa, por la autodeterminación y la
soberanía de los pueblos, y por proyectos económicos ambientalmente
sustentables”.

 

“En
noviembre del 2005 en la ciudad Argentina de Mar del Plata, bajo la presión de
movilizaciones populares que recorrieron todo el continente desde 1997, un
grupo de gobiernos progresistas de América del Sur bloqueó la iniciativa para
imponer el proyecto Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). El ALCA
hubiera sido la coronación de la ofensiva neoliberal que profundizó las desigualdades
de género y juventud, y arrasó con los derechos sociales y laborales desde la
década de 1980 en nuestra región”.

 

“Los
tratados de nueva generación, como el TISA, TPP, TTIP, CETA y otros,
profundizan y perfeccionan todo lo que repudiamos en el ALCA, o sea, desregulan
la economía y liberalizan los servicios, profundizando un modelo de desarrollo
que solo 2 favorece a las empresas transnacionales, empeorando las condiciones
de vida y trabajo de las poblaciones. Repudiamos sus contenidos, siempre negociados
con secretismo. Exigimos que todos los acuerdos que se están haciendo en la
región sean resultado de un debate amplio, transparente y participativo de toda
la sociedad”.

 

“La crisis
irresoluble del capitalismo coloca una enorme presión de los mercados y
finanzas internacionales contra los pueblos. Debemos continuar avanzando sin
permitir que las conquistas sociales retrocedan. Nuestros países precisan
superar las deficiencias estructurales de economías dependientes de la
extracción y comercialización de materias primas y promover modelos económicos
diversificados y sustentables, desde una perspectiva de integración y
cooperación regional solidaria que mire siempre atentamente a la dimensión
social del desarrollo sustentable. De igual manera es imprescindible
estructurar una política fiscal progresiva que grave las riquezas, las
ganancias, la renta, el patrimonio y el consumo de lujo, para que los gobiernos
tengan capacidad para mantener los niveles de inversión social adecuados. A su
vez es preciso avanzar en un proceso de auditorias de las deudas externas
odiosas e ilegítimas, las cuales continúan generando lazos de dependencia con
acreedores extranjeros. El último ciclo positivo de nuestras economías estuvo
apoyado fundamentalmente en la actividad primario-exportadora y ahora vemos
cómo la caída de los precios internacionales de las commodities hace estragos
en la capacidad económica y financiera de los gobiernos, lo que los puede
llevar a la aplicación de las viejas recetas de ajuste, flexibilización laboral
y recortes sociales”.

 

Cumbre
de los Pueblos, Sindical y de los Movimientos Sociales

 

El día
viernes 10 el secretario de la Presidencia de CLATE estuvo presente en la
Cumbre de los Pueblos, Sindical y de los Movimientos Sociales, de la que
participaron también el Secretario General de la CTA-Autónoma, Pablo Micheli, junto
a los compañeros Rubén Garrido y Daniel Acosta. Esta Cumbre estuvo marcada
fundamentalmente por la presencia masiva de compañeros de Venezuela y Cuba.
Había alrededor de 600 compañeros venezolanos y 200 cubanos.

 

“En este
encuentro, que se llevó a cabo los días 10, 11 y 12, realizó una exposición el
Presidente de Bolivia, Evo Morales. Su intervención fue muy buena, didáctica y
precisa. Habló sobre los logros alcanzados en Bolivia fundamentalmente basados
en la recuperación del manejo de los recursos naturales petroleros y mineros,
entre otros, y cómo ese incremento en de recursos financieros del Estado fue a
la justicia social y a los sectores más vulnerados. Participaron además del
foro Nicolás Maduro y Rafael Correa, presidentes de Venezuela y Ecuador”,
relató el Secretario de la Presidencia de la CLATE, Héctor Méndez.

 

“De este
encuentro también salió un documento que fue un poco más duro, sobre todo en la
defensa de los derechos de Cuba y Venezuela, que fue también sobre lo que giró
la VII Cumbre de las Américas: En primer lugar la vuelta de Cuba a la Cumbre, y
en segundo lugar las agresiones de Estados Unidos para con Venezuela. Firmamos
el documento junto a una numerosa cantidad de organizaciones sindicales, juveniles,
de género, de pueblos originarios, entre otras”, Méndez.

 

A
continuación, fragmentos del documento emitido por la Cumbre de los Pueblos,
Sindical y de los Movimientos Sociales:

 

“Nosotros,
los Pueblos de América, respaldamos al pueblo cubano y su Revolución, saludamos
el regreso a casa de los cinco héroes cubanos, producto de la solidaridad
internacional y de la lucha incansable del pueblo cubano. Exigimos, junto con
todos los Gobiernos del Mundo, excepto Estados Unidos e Israel, el levantamiento
inmediato e incondicional del bloqueo genocida contra la República de Cuba por
parte del Gobierno de los Estados Unidos sin más condición que la del respeto a
las Leyes Internacionales y a la Carta de las Naciones Unidas”.

 

“Nosotros,
los Pueblos de América, expresamos, nuestro apoyo incondicional e irrestricto a
la Revolución Bolivariana y al gobierno legítimo encabezado por el compañero
Nicolás Maduro. Por tanto rechazamos la injusta, injerencista e inmoral Orden
Ejecutiva del Gobierno de los Estados Unidos que ha pretendido señalar a la
República Bolivariana de Venezuela como una amenaza a su seguridad nacional y
que ya ha merecido el rechazo unánime de todos los países de Nuestra América”.

 

“Nosotros,
los Pueblos de América, reafirmamos que Puerto Rico es una Nación
Latinoamericana y Caribeña, con su propia e inconfundible identidad e historia,
cuyos derechos a la Independencia y la Soberanía son violados por una tutela
colonial impuesta hace más de un siglo de forma ilegal, injusta e inmoral por
parte del imperialismo Norteamericano”.

 

“Nosotros,
los Pueblos de América, reiteramos nuestro apoyo permanente e incondicional a
la República Argentina en sus gestiones para la recuperación de las Islas
Malvinas, así mismo, nuestro respaldo al Estado Plurinacional de Bolivia en su
justa y postergada aspiración de una salida propia al Mar. Reclamamos el
inmediato retiro de las tropas de ocupación en Haití, acción que permitirá su
autodeterminación. Exigimos al gobierno de México la presentación con vida de
los 43 estudiantes normalistas desaparecidos forzosamente en Ayotzinapa”
.

 

Prensa ATE

 

15 Vistas