14/01/2016

LIBERTAD SINDICAL: un derecho humano fundamental e inalienable

Los trabajadores
tenemos un derecho fundamental e inalienable, el de asociarnos y organizarnos
libremente en defensa de nuestros intereses comunes. Se trata de una
reivindicación que tardó años en ser conquistada, y que en la mayoría de los
países de la región se encuentra consagrada en nuestras constituciones, al
igual que en tratados internacionales y legislaciones locales.

 

Es tal su
importancia, que este derecho tiene como objetivo que podamos ejercer la
negociación colectiva, prevenir posibles abusos, recurrir a la huelga en caso
de que nuestros derechos sean vulnerados, elegir delegados y representantes en
nuestros sectores de trabajo, así como impedir persecuciones y amenazas.

 

Durante su intervención ante la 104ª Conferencia
Internacional del Trabajo, en Ginebra, Suiza, el Presidente de CLATE
, Julio
Fuentes hizo hincapié en este tema
y expresó su preocupación al respecto:
“A pesar de que se han registrado algunos avances en su aplicación, aún tenemos
en nuestra región reclamos de libertad de asociación y de tutela sindical para
los representantes de nuestras organizaciones”.

 

Algunos casos recientes en la región

 

Uno de los ejemplos
mas recientes tuvo lugar en Guatemala,
a partir del desconocimiento patronal de los pactos colectivos suscriptos con
trabajadores de la administración pública. A raíz de esta situación, y por
pedido de su organización miembro –el Sindicato Nacional de Trabajadores de
Salud (SNTSG)-, el 23 de diciembre de 2015 la CLATE elevó una denuncia contra
el Gobierno guatemalteco ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

por ataque a los convenios 87, 98 y 154 (sobre libertad sindical, derecho a
sindicación y negociación colectiva).

 

“Nosotros estamos
viviendo una persecución desde el Estado. Aparte de la campaña de desprestigio,
nos judicializaron porque mandaron a los tribunales los requerimientos de
enjuiciamiento a  los dirigentes
sindicales que firmamos el pacto (Convenio Colectivo)”, afirmó en su momento
Luis Alpirez, Secretario de Trabajo y Conflictos del SNTSG y dirigente del
Frente Nacional de Lucha (FNL)
.

 

“Parece mentira
que, mientras luchamos por la ratificación de los Convenios OIT en todos los
países de la Latinoamérica y el Caribe, tengamos que denunciar su
incumplimiento en aquellos lugares donde ya habían sido aceptados”, expresó
Julio Fuentes, Presidente de CLATE. Asimismo remarcó que “es un muy preocupante
que en Guatemala, donde la negociación colectiva había alcanzado un desarrollo
importante, se esté viviendo este retroceso”.

 

Los ataques a la
negociación colectiva en el sector público de salud guatemalteco llegaron ante el
Comité sobre Libertad Sindical de OIT, lo que elevó la cuestión local al plano
internacional.

 

Por otro lado, en
el arranque de este 2016 la CLATE y Unión Nacional de Trabajadores del Estado
(UNTE-SN) de Paraguay, organización
miembro de la Confederación, denunciaron un nuevo ataque a la libertad sindical
por parte del Gobierno de Horacio Cartes
. En este caso, en un claro acto anti
sindical y violatorio de derechos básicos, el Ministerio de Educación y Cultura
despidió a Blanca Ávalos, Secretaria General de la Organización de Trabajadores
de la Educación del Paraguay (OTEP-SN) por el sólo hecho de protestar en
defensa de una educación pública, gratuita y de calidad.

 

Esta medida
anticonstitucional tiene como antecedente otro grave atropello: la eliminación
en 2014 por parte del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) paraguayo de la
licencia sindical que permite a los representantes de los trabajadores
ausentarse en las aulas.

 

“Tenemos un
Ministerio de Trabajo que no responde a las demandas de los trabajadores, sino
a los necesidades del empresariado. Un ejemplo de esto es la falta de libertad
sindical que se trasluce en la imposibilidad de inscribir organizaciones
sindicales”, explicó Ricardo Ramírez, Secretario General de UNTE- SN.

 

Cabe resaltar que
no se trata de un caso aislado, debido a que la administración Cartes tiene
innumerables denuncias por atropellos a la libertad sindical, sobre todo en lo
que concierne al sector estatal.

 

En Ecuador también surgen muestras de
vulneración de derechos a partir de la aprobación por parte de la Asamblea
Nacional Legislativa de un paquete de 16 enmiendas constitucionales, dos de las
cuales afectan directamente a los trabajadores del Estado de ese país.

 

En Ecuador hay cerca de 330.000 servidores
públicos. Hasta ahora, un gran número de ellos se encontraba  bajo el régimen del Código de Trabajo y el
resto estaba enmarcado en la Ley Orgánica del Servicio Público (Losep). Según
Wilson Álvarez, Secretario General de la organización miembro de CLATE, la
FETMyP -Federación Ecuatoriana de Trabajadores Municipales y Provinciales-,
“los únicos en el sector público que teníamos derecho a la organización
sindical y por lo tanto a tener la contratación colectiva éramos los
trabajadores amparados por el Código de Trabajo”
. Con las enmiendas a los 229 y
226 todos los servidores públicos pasaron a la órbita de la Losep.

 

Ecuador nunca
ratificó el Convenio 151 de OIT (sobre las relaciones de trabajo en la
administración pública) ni el Convenio 154 (sobre la negociación colectiva).

 

Chile se añade a la lista de países donde de alguna
manera u otra se vulneró el principio de libertad sindical. En noviembre de
2015 la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) y la Asociación
Nacional de Empleados del Registro Civil e Identificación de Chile (ANERCICH),
acompañados por dirigentes sindicales internacionales de ISP y CLATE,
presentaron un recurso de queja ante la Organización Internacional del Trabajo
(OIT)
en contra del Estado chileno, por las amenazas y prácticas antisindicales
realizadas durante un paro de los trabajadores del Registro Civil.

 

En el texto
presentado se detalla el actuar del Ejecutivo durante los 39 días del paro del
Registro Civil, la vulneración a los acuerdos suscritos por el Estado de Chile
como los convenios 151 y 87 de la OIT, las sanciones a los funcionarios en
huelga, las amenazas, las prácticas anti sindicales, la instalación de
rompehuelgas, y los anuncios de aplicar la ley de seguridad interior del
Estado.

 

“Lo que
queremos lograr es que el Estado chileno respete los convenios internacionales
que han sido ratificados por el país”, puntualizó en aquel momento Raúl De
la Puente, Presidente de ANEF.

 

“El grito de
Burzaco” en 1991 fue el hito fundacional que luego devendría en la Central de
Trabajadores de la Argentina. A
partir de allí, la Central crecería en organización y afiliación hasta
consolidarse como la segunda central obrera del país. Desde entonces la CTA no
obtuvo el reconocimiento oficial por parte de ningún Gobierno, hecho que
configura una clara vulneración de la libertad sindical. En 2011 la OIT urgió
al Gobierno nacional de la República Argentina a modificar la Ley 23551 y a
otorgar la Personería Gremial de la Central de Trabajadores de la Argentina.

 

En 2010 la CTA
sufrió una ruptura producto de una injerencia gubernamental en sus elecciones
internas. Más allá de esto ninguno de los sectores obtuvo la personería gremial
por parte del Estado.

 

La Jornada Continental de Protesta de CLATE y
su eje en la defensa de la libertad sindical

 

Al tratarse de
una reivindicación estratégica de la CLATE, la defensa de la libertad sindical
fue uno de los ejes fundamentales de la Jornada Continental de Protesta que
impulsó la CLATE el 26 de junio de 2015
. Durante ese día miles de estatales de
América latina y el Caribe llevaron a cabo paros y movilizaciones en las
principales ciudades del continente para exigir la plena vigencia de este
derecho, además de reclamar políticas públicas sobre trabajo registrado o
formalización del empleo público.

 

Normas y convenios de la
OIT sobre libertad sindical

 

Está consagrado
en la Constitución de la OIT (1919), en la Declaración de Filadelfia de la
OIT  (1944), y en la Declaración de la
OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo (1998). Se
trata también de un derecho proclamado en la Declaración Universal de los
Derechos Humanos  (1948).

Además, la
Organización Internacional del Trabajo refiere este derecho en un gran número
de sus normas y convenios:

•          Convenio sobre la libertad sindical y
la protección del derecho de sindicación, 1948 (núm. 87)

Este Convenio
fundamental establece el derecho de los trabajadores y de los empleadores de
constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de
afiliarse a las mismas sin autorización previa. Las organizaciones de
trabajadores y de empleadores tienen el derecho a organizarse libremente, no
están sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa, y tienen el
derecho de constituir federaciones y confederaciones, así como el de afiliarse
a las mismas. Estas pueden afiliarse, a su vez, a organizaciones
internacionales de trabajadores y de empleadores.

•          Convenio sobre el derecho de
sindicación y de negociación colectiva, 1949 (núm. 98)

Este Convenio
fundamental dispone que los trabajadores deberán gozar de una protección
adecuada contra todo acto de discriminación antisindical, incluido el requisito
de que un trabajador no se afilie a un sindicato o el de dejar de ser miembro
de un sindicato o el de despedir a un trabajador en razón de su afiliación
sindical o de su participación en actividades sindicales. Las organizaciones de
trabajadores y de empleadores deberán gozar de una protección adecuada contra
todo acto de injerencia de unas respecto de las otras. Se consideran actos de injerencia,
sobre todo, la constitución de organizaciones de trabajadores dominadas por un
empleador o una organización de empleadores, o sostener económicamente, o de
otra forma, organizaciones de trabajadores, con el objeto de colocar a estas
organizaciones bajo el control de un empleador o de una organización de
empleadores. Este Convenio consagra asimismo el derecho a la negociación
colectiva. (Véase también el epigrafe “negociación colectiva”).

•          Convenio sobre los representantes de
los trabajadores, 1971 (núm. 135)

Los
representantes de los trabajadores de una empresa deberán gozar de una
protección eficaz contra todo acto que pueda perjudicarlos, incluido el despido
en razón de su condición de representantes de los trabajadores, de sus
actividades como tales, de su afiliación al sindicato, o de su participación en
la actividad sindical; siempre que actúen de conformidad con las leyes, los
contratos colectivos u otros acuerdos comunes en vigor. Los representantes de
los trabajadores deberán disponer en la empresa de las facilidades apropiadas
para permitirles el desempeño rápido y eficaz de sus funciones.

•          Convenio sobre las organizaciones de
trabajadores rurales, 1975 (núm. 141)

Todas las
categorías de trabajadores rurales, tanto si se trata de asalariados como de
personas que trabajan por cuenta propia, tienen el derecho de constituir, sin
autorización previa, las organizaciones que estimen convenientes, así como el
de afiliarse a las mismas, con la sola condición de observar sus estatutos. Los
principios de libertad sindical deberán respetarse plenamente; las
organizaciones de trabajadores rurales deberán tener un carácter independiente
y voluntario, y permanecer libres de toda injerencia, coerción o represión. La
política nacional deberá facilitar el establecimiento y la expansión, con
carácter voluntario, de organizaciones de trabajadores rurales fuertes e
independientes, como medio eficaz de asegurar la participación de estos
trabajadores en el desarrollo económico y social.

•          Convenio sobre las relaciones de
trabajo en la administración pública, 1978 (núm. 151) 

Los empleados
públicos, tal y como los define el Convenio, gozarán de una protección adecuada
contra los actos de discriminación antisindical en relación con su empleo y sus
organizaciones gozarán de una completa independencia respecto de las
autoridades públicas, así como de una adecuada protección contra todo acto de
injerencia de una autoridad pública en su constitución, funcionamiento o
administración.


VIDEO INFORMATIVO CLATE SOBRE LIBERTAD SINDICAL: https://youtu.be/HF5rVokv9FE



18 Vistas