29/11/2014

La CLATE convoca a una jornada continental de lucha

Lo resolvió
el Comité Ejecutivo de la Confederación Latinoamericana y el Caribe de
Trabajadores Estatales reunido en la ciudad capital colombiana para el próximo 26 de junio. Los representantes de
las organizaciones sindicales participaron también de un debate en el Senado
sobre las condiciones laborales en Colombia y el avance de las negociaciones de
paz entre su gobierno y las FARC EP

 

De la
sesión llevada a cabo el 27 de noviembre pasado en Bogotá participaron
dirigentes de las organizaciones miembro de la CLATE de Perú, Paraguay, México,
Brasil, República Dominicana, Uruguay, Argentina, Chile, El Salvador y
Colombia.

 

En este
marco, el presidente de la CLATE, Julio Fuentes, planteó la necesidad de
concretar una acción de carácter continental a favor de mejorar las condiciones
salariales y laborales de los estatales latinoamericanos y caribeños. El Comité
Ejecutivo resolvió que el 26 de junio próximo, en vísperas del Día del
Trabajador del Estado en algunos países de la región, cada organización
impulse, donde tenga presencia, una Jornada Nacional de Lucha.

 

Posteriormente
Julio Fuentes persuadió a cada sindicato a reforzar el compromiso con la
construcción de la CLATE en dos sentidos. Por un lado, en reivindicar
profundamente su identidad latinoamericana y caribeña frente a otras
expresiones organizativas de los trabajadores de la región que plantean una
identidad americana, lo que incluye a los países de América del Norte. Por otro
lado, en difundir hacia el interior las organizaciones y sus bases los planteos
de la CLATE y la potencialidad de la lucha unificada.

 

El Comité
Ejecutivo aprobó enviar en cada país donde tenga representación una nota a los embajadores
colombianos en apoyo al proceso de paz entre su gobierno y las FARC EP,
desarrollado en La Habana. De las misma manera, la presentación de una misiva a
los embajadores mexicanos en solidaridad con las familias de los 43 estudiantes
desaparecidos en Ayotzinapa.

 

Antes de
cerrar el encuentro, los dirigentes estatales votaron a favor de promover en
marzo próximo en Brasilia una reunión de asesores jurídicos para uniformar un
banco de datos sobre convenios colectivos y herramientas de defensa frente la
judicialización de la protesta. “La CLATE está activa, autónoma y soberana”,
finalizó Julio Fuentes.

 

 

 

Actividad
en el Senado

 

El día
anterior a la reunión del Comité Ejecutivo, dirigentes de la CLATE
protagonizaron un encuentro en el Salón de la Constitución del Senado de la
República de Colombia.

 

Enrique
Borda Villegas, Viceministro de Trabajo del país hermano, abordó en ese
contexto las iniciativas del gobierno para acabar con la flexibilización
laboral, particularmente el trabajo en negro, y de la nueva imagen de Colombia
ante la OIT: cuando antes se hablaba de la guerra que atravesaba el país
caribeño, ahora se habla del progreso en la ejecución de los convenios
resueltos por la organización, la negociación colectiva en el sector público y
la formalización del empleo público de modo progresivo.

 

Después
tuvo la palabra el Profesor Marcos Romero Mendoza, representante de las
víctimas en el proceso de paz que el gobierno de Colombia lleva adelante en La
Habana con las FARC EP, quien hizo eje en que es la primera vez en más de 50
años de guerra en que hay un acuerdo entre el Estado y la guerrilla, al asumir
que ambos deberán resignar algunas de sus posiciones en busca de consensos.
Mendoza además informó de los avances obtenidos en las negociaciones, como en
el tema agrario, la adaptación del sistema político para un proceso de paz y el
tratamiento sobre el narcotráfico. Destacó, a su vez, la probabilidad que el
pacto final sea plebiscitado en la ciudadanía.

 

A
continuación, hubo una exposición de José Cuestas, Subsecretario de Gobierno de
la Alcaldía de Bogotá encabezada por Gustavo Petro, quien explicó las medidas
que su gobierno lleva adelante para contener a los 600 mil desplazados de los
territorios en guerra.

 

Por último,
el Presidente de CLATE, Julio Fuentes, recordó el respaldo que CLATE ofreció al
proceso de paz apenas abierto entre el gobierno y las FARC EP, y precisó que
desde entonces era menester incluir la amplia participación del pueblo y los
trabajadores para que el consenso tenga el mayor grado de legitimidad posible.

26 Vistas