03/12/2015

CUBA. Intervención de Julio Fuentes ante 1ra. Conferencia Nacional del SNTAP

A continuación se reproduce la intervención del Presidente de la CLATE.

Compañeras, compañeros,  compañera Dulce María,

Para mí es una enorme satisfacción acercarles un saludo fraternal y solidario en nombre de la CLATE.  El SNTAP hace 28 años que es miembro de esta organización y sin lugar a dudas la participación efectiva durante estas casi tres décadas ha marcado nuestra Confederación, única organización unitaria de América Latina y el Caribe.

Aquí en esta Confederación participamos sindicatos estatales de todos los países, provenientes de distintas corrientes de pensamiento  y de afiliación internacional.  Hay quienes tienen afiliaciones internacionales en las distintas centrales, en los distintos momentos históricos de la clase obrera y hay organizaciones autónomas e independientes que conformamos esta CLATE.

Para nosotros es realmente un honor que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Administración Pública de Cuba sea miembro permamente, activo, enérgico en nuestra Confederación. Tan activo y tan enérgico que no sólo se ha quedado ahí. Durante estos años han realizado gestiones  y colaborado activamente para que el Sindicato de Trabajadores de la Salud de la República de Cuba también se incorporara  a nuestra Confederación. Sabemos el prestigio que eso representa, dado el alto reconocimiento de los trabajadores y trabajadoras de la salud cubana, no solo por las tareas y las misiones llevadas adelante en su propio país sino por las tareas llevadas adelante fuera de su país. Esa Cuba solidaria que va a ayudar a nuestros compañeros más pobres, más necesitados, a lo largo y ancho de nuestra América Latina y el Caribe.

Durante estos años he tenido el honor de participar en varios congresos de vuestra organización y me he encontrado con una condición digna de imitar, como es la constante renovación de cuadros dirigentes. Y siempre hay que contar lo que es nuestra Confederación, porque aquí hay una renovación de dirigentes muy importante y una incorporación de dirigentes jóvenes.  Hoy escuchábamos que el 50% de los dirigentes de esta organización sindical tienen menos de 35 años de edad, o sea que hay una renovación constante. Y esto obliga a que las organizaciones internacionales no demos todo por entendido porque todos ya lo conocen, sino que hay una incorporación permanente y es necesario desarrollar, aunque sea brevemente, la historia de nuestra confederación.

La CLATE es una organización que nuclea a organizaciones de estatales de 17 países, 72 organizaciones estatales nacionales son miembros de nuestra Confederación, que como ya les dije se caracteriza por ser unitaria. Una confederación que nació allá por la década del 60 a la luz de las necesidades de enfrentar a las dictaduras militares del grueso del continente y tratar de auxiliar o ayudar a esos compañeros en esos momentos tan duros y dramáticos que nos ha tocado vivir.
Uno de nuestros fundadores fue el Secretario General de la ANEF, la Asociación Nacional de Empleados Fiscales de Chile, Tucapel Jiménez, asesinado, degollado por la dictadura militar de Pinochet. Tucapel es nuestro líder mártir, que siempre tenemos presente y siempre recordamos.

La CLATE es ante todo una herramienta de lucha de los trabajadores estatales en nuestro continente. Hemos pasado momentos difíciles pero esta organización sigue de pie  y sigue solidaria con la lucha común de los trabajadores estatales, por los derechos sindicales,  por el derecho a la libertad sindical, porque se nos reconozca a los trabajadores del Estado – aunque aquí cueste explicarlo- que somos clase trabajadora.

Hasta no hace mucho tiempo, en varios países de la región los trabajadores estatales no tenían derecho a organizarse sindicalmente. Así pasaba en Bolivia hasta que llegó Evo Morales. Son derechos que aunque acá están consagrados desde hace muchos años, son nuevos. Como es el derecho a la negociación colectiva, que ustedes practican permanentemente, una discusión de pares, de igual a igual con las autoridades. Esto lamentablemente no es así en todos lados.

Por eso es que la CLATE brega e impulsa la lucha por el Convenio 151, que es el convenio de OIT por el cual se nos reconoce el derecho a la negociación colectiva. Pero todavía esa fruta está verde, estamos peleando en todos lados para que se nos reconozca que si tenemos derecho a trabajar tenemos derecho a sentarnos a discutir como es nuestro lugar de trabajo, hacia donde lo destinamos, como lo mejoramos, discutir nuestras escalas de sueldos, nuestras carreras. Eso que yo sé que ustedes lo hacen, en otros lugares no es tan sencillo.

Después de 40 años de existencia, la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales recién este año fue reconocida en la OIT. Recién este año pudimos entrar en la Organización Internacional del Trabajo y no hablar desde el lugar solidario que nos daban nuestras organizaciones hermanas, sino poder ir a hablar como corresponde, en nombre y representación de lo que somos, de lo que construimos y de lo que luchamos día a día. No hubiera sido posible, o hubiera sido mucho más difícil, si los trabajadores de la Administración Pública de Cuba no hubieran estado.

Ustedes han estado presentes, ustedes han sido solidarios con los trabajadores del Estado y con la clase obrera del mundo. No sólo por las grandes acciones directas de solidaridad, sino por mantener viva la existencia de este proceso revolucionario. Cuba para nosotros es un faro, es un lugar, no sin problemas, y ustedes seguramente lo sabrán mejor que nadie, no sin lucha, no sin esfuerzo, pero sí un faro que nos sigue iluminando para seguir soñando que se puede construir un mundo de iguales, un mundo donde los hombres y las mujeres trabajadoras seamos libres.

Gracias compañeras y compañeros.
 

17 Vistas