Funcionarios de Salud Pública rechazan ajuste y pérdida salarial del 5%

Uruguay

20/01/2021

Funcionarios de Salud Pública rechazan ajuste y pérdida salarial del 5%

“No nos merecíamos este desprecio por parte del Gobierno”, dijo Martín Pereira, presidente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) y presidente de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) del Uruguay en relación al ajuste para los estatales, 5% por debajo de la Inflación. A su vez, desde el gremio se mostraron contrarios al “tarifazo” aplicado por el gobierno de Lacalle Pou, que los lleva también a tener una nueva pérdida en el salario real.

Por Carlos Lebrato, desde Montevideo

La Federación de Funcionarios de la Salud Pública repudia y rechaza el decreto firmado por el Poder Ejecutivo en el que se establece el ajuste anual de los salarios de los trabajadores, que en este caso será del 4,41%, una cifra que se ubica por debajo de la inflación que fue de 9.41%.

Según explicaron los dirigentes del sector, habrá una pérdida salarial de un 5% para la totalidad de los funcionarios de la Salud y del Estado, correspondiente a la diferencia entre la variación del índice de Precios al Consumo (IPC) durante el año 2020 (9,41%) y el centro del rango meta de inflación fijada para el año 2020 por el Comité de Coordinación Macroeconómica (5%).

“Esto representa un duro golpe para los trabajadores y trabajadoras de la salud, que somos los más vulnerables del Estado”, expresó Martín Pereira, presidente de la FFSP y secretario general de la CLATE. Según explicó, se reunieron con el presidente de la República, Luis Lacalle Pou en cuatro ocasiones (en la delegación con COFE), y se les había asegurado que no habría pérdida salarial para los trabajadores Estatales, especialmente para los trabajadores de la salud.

“Como muestra de buena fe, como una salida consensuada, los trabajadores asumíamos una pérdida salarial por este año, teniendo en cuenta la situación del país y del mundo y asumiendo la responsabilidad y compromiso con el país. Lo único que pedíamos a cambio era una fórmula de recuperación de ese salario perdido, cosa que este Gobierno no accedió ni siquiera a plasmar en un papel una fórmula para esa recuperación, que son aproximadamente 20 jornales al año”, expresó Pereira. Dijo que, de esa manera, se lograba que al final del convenio, los trabajadores de la salud no perdieran salario.

“En época de crisis sabíamos que la economía iba a impactar, pero nunca imaginamos que no se iba a tener la sensibilidad de contemplar a los trabajadores de la salud, que desde marzo estamos haciendo lo humanamente posible para hacerle frente a esta pandemia”, sostuvo. Pero a pesar de eso, no llegaron a un acuerdo con el Gobierno.

“El presupuesto llegó y la pérdida salarial se consagró para todos, para públicos y privados. Se negoció hasta el último momento, pero el Poder Ejecutivo no cumplió con su palabra y con sus promesas de campaña”, dijo Pereira y sumó que junto con el ajuste del salario de los trabajadores públicos el gobierno anunció el aumento de tarifas. Para el dirigente, la decisión del Gobierno de subir las tarifas se sustenta en la visión de “bajar el déficit fiscal sobre la base de rebajar el salario, reducir los puestos de trabajo ambas acciones tanto en lo privado como en lo público y aumentar las tarifas de los servicios públicos”.

Por otra parte, fustiga el incumplimiento del Presidente de la República de su propio compromiso realizado: “Nuevamente el Presidente de la República, Dr. Luis Lacalle Pou, incumple el compromiso asumido durante la campaña electoral. Se comprometió a no subir las tarifas públicas y las subió. Se comprometió a mantener el salario real pero el salario se rebajó. Antes le decían tarifazos, ahora son ‘ajustes anuales lógicos’. Los aumentos vienen por encima del ajuste de los trabajadores, entonces tenemos una nueva pérdida de salario real”, afirmó.

“No nos merecíamos este desprecio de parte del gobierno. Lo que ayer fueron aplausos hoy son castigo. Pasamos de ser héroes a ser villanos. Somos el colectivo de trabajadores más golpeados por esta pandemia y somos el más golpeado con estos ajustes salvajes. Le estamos pidiendo a un enfermero recién ingresado a ASSE y ganando $26.500 pesos que haga frente a una atención más que compleja en medio de la pandemia y encima, si tuvo la mala suerte de estar en contacto directo con un contagiado, se le descuenta $6.000, se le rebaja el sueldo y se le suben las tarifas”.

Por esa razón, el presidente de la FFSP pidió a las y los uruguayos comprender el reclamo que están realizando: “Sepa la población que un enfermero recién ingresado pierde por el ajuste de 4,41% cerca de $17.000 por año y por el no pago de la inflación de este año alrededor de $25.000. A estas pérdidas hay que sumarle la pérdida por el tarifazo por encima del ajuste salarial. El Presidente Luis Lacalle Pou y el resto de ejecutivo tiene que buscar la fórmula para evitar la pérdida salarial de los trabajadores de ASSE”, pidió Pereira.

325 Vistas