28/07/2014

Julio Fuentes: “Hay un fuerte proceso de judicialización de las protestas en Turquía”

Una delegación de la CLATE integrada por su presidente, Julio Fuentes, su vicepresidente 2º, Jorge Omar Velázquez Ruiz, y el asesor jurídico del SUTEYM de México, Jesús Antonio González Barragán, viajó el pasado 3 de julio a Ankara, para participar de la VIII Asamblea General Ordinaria de la Confederación de Sindicatos de Servidores Públicos de Turquía (KESK, por su nombre en turco). Más de 16 organizaciones de distintos países asistieron al encuentro y acompañaron el proceso de elección de nuevas autoridades de la organización.

 

“Fuimos para llevar nuestra solidaridad y tratar de establecer un vínculo con una organización que conocíamos por su trayectoria y su lucha. Más allá de las barreras idiomáticas y culturales, pudimos encontrarnos con compañeros que padecen las mismas situaciones que padecemos en muchos lugares de América Latina, como el inclumplimiento del Convenio 151 de la OIT o la violación de las libertades sindicales”, afirmó Fuentes.

 

“Turquía es un país que viene siendo observado por la OIT, ya se han mandado varias comisiones de expertos al país debido a las denuncias de judicialización de las protestas”, explicó el dirigente. A modo de ejemplo, recordó los hechos que se registraron en el país luego del trágico accidente en la mina de Soma, reciente privatizada, que dejó más de 300 trabajadores fallecidos en mayo de este año. En su momento, la tragedia desató una ola de protestas -entre ellas, una huelga de la que participó el KESK- que fueron brutalmente reprimidas por las fuerzas de seguridad.

 

“Hay un fuerte proceso de judicialización en Turquía”, insistió Fuentes. “Los dirigentes del KESK hace cuatro años que no pueden salir del país porque enfrentan procesos judiciales. Comisiones directivas completas del KESK están procesadas”. Sólo en enero de este año, más de 500 dirigentes fueron enjuiciados bajo una ley antiterrorista, que ha sido utilizada por el gobierno para criminalizar a los dirigentes kurdos. “Los kurdos forman parte de la población en Turquía; hay kurdos dirigentes gremiales, maestros, enfermeros. Estos compañeros son acusados de pertenecer a alguna organización terrorista, cuando en realidad son luchadores y dirigentes sociales”, explicó.

 

Fuentes no dejó de destacar que un aspecto importante de la organización del KESK es “la fuerte presencia de mujeres y la lucha que llevan adelante las trabajadoras por sus derechos, por lograr condiciones de igualdad y de trato en ese modelo social y cultural”.

 

Sobre la intervención de la CLATE en el encuentro, el dirigente comentó: “En nombre de la confederación, transmitimos nuestra solidaridad, nuestra experiencia y la necesidad y las ganas de coordinar acciones y movimientos internacionales que tengan que ver con la plena vigencia de los derechos sindicales y la negociación colectiva en el sector público. El Convenio 151 de la OIT es un punto de unidad de los estatales aunque estemos en distintas regiones del mundo”, concluyó.

22 Vistas

19/06/2014

Jeanette Soto: “A la ANEF la voy a querer siempre porque mi corazón siempre va a estar con los trabajadores”

La semana pasada fueron los últimos días de Jeanette Soto en
la Agrupación
y, con mucha nostalgia, reconoció que renunciar a la ANEF ha sido una de las
decisiones más difíciles que ha tenido que tomar. Su asociación base fue la Asociación de
Funcionarios del SENCE (ANFUSEN).

 

Jeanette Soto cuenta que es dirigente sindical desde la
vuelta a la democracia. De a poco fue aprendiendo y creciendo dentro del mundo
del sindicalismo. Llegó a ocupar cargos como la Vicepresidencia Nacional
de ANEF, de Negociaciones y ahora se retira como Vicepresidenta de Relaciones
Regionales de la Agrupación,
Consejera de la CUT
y presidenta de los trabajadores Demócratas Cristianos.

 

A partir de esta semana Soto asumirá el cargo de Agregada
Laboral en Buenos Aires, Argentina. El actual gobierno tiene la posibilidad de
designar a 33 agregados en diferentes sectores como prensa, deportes,
laborales, según las necesidades de la actual administración. De esos 33
cargos son 3 que van destinados a agregadurías laborales, uno de ellos fue para
la dirigenta ANEF.

 

¿Podrías contarnos cuáles serán tus nuevas funciones?

 

Tienen que ver con la integración del mundo laboral de
Argentina con el de Chile. Segundo debo ir a visitar todas las organizaciones,
que son hartas en Argentina, y que están muy divididos, hay dos centrales y
ahora están divididas, son cuatro ahora. También voy con la labor de buscar la
manera de que podamos hacer un trabajo en conjunto, donde realmente podamos
apoyarnos el uno a otro en el mundo laboral. Por ejemplo Argentina tiene un
excelente sistema previsional que no tiene nada que ver con el de acá. A ver si
en algún momento tomamos esos documentos y podemos hacer algún encuentro y ver
la manera de apoyar a la gente acá.

 

Estos últimos años se ha visto un aumento en el interés de
los jóvenes en ser dirigentes estudiantiles. ¿Qué podrías decirles para sigan
sus proyecciones políticas en el mundo sindical?

 

Bueno, lo que siempre les digo a ellos es que ojalá se
acerquen a los dirigentes sindicales. Mepreguntaban por qué era dirigente y es
porque me gusta ayudar a la gente. Este es el camino de poder ayudar a mucha
gente. No solamente en forma personal, sino también cada vez que uno aportaba
en una ley, uno estaba ayudando a tantos trabajadores realmente. Desde que
asumimos después de la dictadura, la
ANEF
ha hecho muchas cosas en favor de los trabajadores. Si
la gente pudiera solamente acercarse, después le va a gustar y no lo va a
querer dejar como a mí me pasó. Porque al principio tenía mi familia, a mi
hijos, todos decían que me iba a aburrir y la verdad que nunca ocurrió eso,
jamás. Hasta el último día.

 

¿Cuál era la principal motivación para seguir?

 

Lograr cosas sin ningún estimulo pecuniario. Cuando uno
logra cosas para la gente ese es el mayor estimulo. Además de eso uno está
constantemente ayudando a gente de forma personal. Uno los encauza para que por
lo menos ellos puedan ver de qué manera se pueden defender cuando es algo
injusto. En el gobierno anterior se persiguió tanta gente y poco pudimos hacer.
A veces los pudimos ayudar y cuando lo logramos para nosotros fue gratificante.

 

¿En qué momento dejas a la ANEF y cuáles son los desafíos de la Agrupación en la actual
coyuntura según tu perspectiva?

 

La dejo con una mesa de negociación que está instalada con
el gobierno, cosa que se esperaba por muchos años. Nosotros no nos habíamos
sentado en la mesa con gobiernos anteriores. Con la presidenta Bachelet
(anterior administración) si que nos sentamos y no llegamos a acuerdo. Pero con
el gobierno pasado no hubo nada. Ni siquiera el más mínimo interés de hacer una
apertura para realmente ver los temas que tenemos atrasados. Hay un desfase y
un retroceso porque el gobierno anterior no quiso hablar con nosotros. Ahora
hay un desafío enorme dentro de la
ANEF
para trabajar con este gobierno.

 

En tus 24 años en la ANEF. ¿Cuáles serían los hitos más relevante que
viviste en esta organización?

 

A través de todos los años que hicimos negociación y pudimos
conseguir cosas, fueron todos años gratificantes. La mejor negociación dentro
de las que hubo, recuerdo la última, la hicimos a cuatro años y por lo menos
logramos un 33% más del sueldo anual. Entonces para nosotros fue gratificante.

 

¿Qué le dirías a las nuevas generaciones del sindicalismo
chileno?

 

Les diría que se acercarán realmente a la ANEF. Porque la ANEF es distinta dentro del
tema sindical, es distinta al tema del sector privado. Acá en la ANEF hay mucho más
consecuencia, hay mucho más compromiso, la gente no desiste, los dirigentes no
dejan botadas a sus organizaciones como pasa en el sector privado, donde hay
organizaciones bastante buenas, pero otras no. Que tienen que acercarse al
mundo sindical y no solamente cuando lo necesitan, porque hay una estadística
que los jóvenes se acercan al mundo sindical solamente cuando lo necesitan. Y
lo necesitan cuando lo van a despedir, cuando sufren aprehensiones que no va
realmente con el mundo laboral, cuando sufren acoso laboral, ahí se acercan al
dirigente sindical. Y no debiera ser así. Debiera ser un compromiso realmente
constante. Porque si fueran más comprometidos con los trabajadores, con el
mundo sindical, el sindicato tendría un soporte más duro con respecto a pedir y
golpear la mesa en muchas cosas.

 

¿Fue muy difícil la elección de dejar la ANEF?

 

Si. Lo he dicho en todos lados. Realmente sentía que a veces
lo iba a rechazar. Y la verdad lo que me motivó mucho fue el hecho de que hay
que darle paso a la gente joven. Hay que saber llegar al límite y decir hasta
aquí ya di, y pudiendo dar harto más. Pero, creo que uno tiene que darle
espacios a los demás para que vayan surgiendo. De otra forma viene el
descontento, comienzan “los mismos de siempre” o “no se
renuevan”. Entonces, es importante saber cuando uno se debe retirar. Y
para mí este fue el momento.

 

¿Algún último mensaje para la ANEF y su gente?

 

Mi ANEF querida, como decía Tucapel (Jiménez), la voy a
querer siempre porque mi corazón siempre va a estar con los trabajadores

30 Vistas

Jeanette Soto: “A la ANEF la voy a querer siempre porque mi corazón siempre va a estar con los trabajadores”

La semana pasada fueron los últimos días de Jeanette Soto en
la Agrupación
y, con mucha nostalgia, reconoció que renunciar a la ANEF ha sido una de las
decisiones más difíciles que ha tenido que tomar. Su asociación base fue la Asociación de
Funcionarios del SENCE (ANFUSEN).

 

Jeanette Soto cuenta que es dirigente sindical desde la
vuelta a la democracia. De a poco fue aprendiendo y creciendo dentro del mundo
del sindicalismo. Llegó a ocupar cargos como la Vicepresidencia Nacional
de ANEF, de Negociaciones y ahora se retira como Vicepresidenta de Relaciones
Regionales de la Agrupación,
Consejera de la CUT
y presidenta de los trabajadores Demócratas Cristianos.

 

A partir de esta semana Soto asumirá el cargo de Agregada
Laboral en Buenos Aires, Argentina. El actual gobierno tiene la posibilidad de
designar a 33 agregados en diferentes sectores como prensa, deportes,
laborales, según las necesidades de la actual administración. De esos 33
cargos son 3 que van destinados a agregadurías laborales, uno de ellos fue para
la dirigenta ANEF.

 

¿Podrías contarnos cuáles serán tus nuevas funciones?

 

Tienen que ver con la integración del mundo laboral de
Argentina con el de Chile. Segundo debo ir a visitar todas las organizaciones,
que son hartas en Argentina, y que están muy divididos, hay dos centrales y
ahora están divididas, son cuatro ahora. También voy con la labor de buscar la
manera de que podamos hacer un trabajo en conjunto, donde realmente podamos
apoyarnos el uno a otro en el mundo laboral. Por ejemplo Argentina tiene un
excelente sistema previsional que no tiene nada que ver con el de acá. A ver si
en algún momento tomamos esos documentos y podemos hacer algún encuentro y ver
la manera de apoyar a la gente acá.

 

Estos últimos años se ha visto un aumento en el interés de
los jóvenes en ser dirigentes estudiantiles. ¿Qué podrías decirles para sigan
sus proyecciones políticas en el mundo sindical?

 

Bueno, lo que siempre les digo a ellos es que ojalá se
acerquen a los dirigentes sindicales. Mepreguntaban por qué era dirigente y es
porque me gusta ayudar a la gente. Este es el camino de poder ayudar a mucha
gente. No solamente en forma personal, sino también cada vez que uno aportaba
en una ley, uno estaba ayudando a tantos trabajadores realmente. Desde que
asumimos después de la dictadura, la
ANEF
ha hecho muchas cosas en favor de los trabajadores. Si
la gente pudiera solamente acercarse, después le va a gustar y no lo va a
querer dejar como a mí me pasó. Porque al principio tenía mi familia, a mi
hijos, todos decían que me iba a aburrir y la verdad que nunca ocurrió eso,
jamás. Hasta el último día.

 

¿Cuál era la principal motivación para seguir?

 

Lograr cosas sin ningún estimulo pecuniario. Cuando uno
logra cosas para la gente ese es el mayor estimulo. Además de eso uno está
constantemente ayudando a gente de forma personal. Uno los encauza para que por
lo menos ellos puedan ver de qué manera se pueden defender cuando es algo
injusto. En el gobierno anterior se persiguió tanta gente y poco pudimos hacer.
A veces los pudimos ayudar y cuando lo logramos para nosotros fue gratificante.

 

¿En qué momento dejas a la ANEF y cuáles son los desafíos de la Agrupación en la actual
coyuntura según tu perspectiva?

 

La dejo con una mesa de negociación que está instalada con
el gobierno, cosa que se esperaba por muchos años. Nosotros no nos habíamos
sentado en la mesa con gobiernos anteriores. Con la presidenta Bachelet
(anterior administración) si que nos sentamos y no llegamos a acuerdo. Pero con
el gobierno pasado no hubo nada. Ni siquiera el más mínimo interés de hacer una
apertura para realmente ver los temas que tenemos atrasados. Hay un desfase y
un retroceso porque el gobierno anterior no quiso hablar con nosotros. Ahora
hay un desafío enorme dentro de la
ANEF
para trabajar con este gobierno.

 

En tus 24 años en la ANEF. ¿Cuáles serían los hitos más relevante que
viviste en esta organización?

 

A través de todos los años que hicimos negociación y pudimos
conseguir cosas, fueron todos años gratificantes. La mejor negociación dentro
de las que hubo, recuerdo la última, la hicimos a cuatro años y por lo menos
logramos un 33% más del sueldo anual. Entonces para nosotros fue gratificante.

 

¿Qué le dirías a las nuevas generaciones del sindicalismo
chileno?

 

Les diría que se acercarán realmente a la ANEF. Porque la ANEF es distinta dentro del
tema sindical, es distinta al tema del sector privado. Acá en la ANEF hay mucho más
consecuencia, hay mucho más compromiso, la gente no desiste, los dirigentes no
dejan botadas a sus organizaciones como pasa en el sector privado, donde hay
organizaciones bastante buenas, pero otras no. Que tienen que acercarse al
mundo sindical y no solamente cuando lo necesitan, porque hay una estadística
que los jóvenes se acercan al mundo sindical solamente cuando lo necesitan. Y
lo necesitan cuando lo van a despedir, cuando sufren aprehensiones que no va
realmente con el mundo laboral, cuando sufren acoso laboral, ahí se acercan al
dirigente sindical. Y no debiera ser así. Debiera ser un compromiso realmente
constante. Porque si fueran más comprometidos con los trabajadores, con el
mundo sindical, el sindicato tendría un soporte más duro con respecto a pedir y
golpear la mesa en muchas cosas.

 

¿Fue muy difícil la elección de dejar la ANEF?

 

Si. Lo he dicho en todos lados. Realmente sentía que a veces
lo iba a rechazar. Y la verdad lo que me motivó mucho fue el hecho de que hay
que darle paso a la gente joven. Hay que saber llegar al límite y decir hasta
aquí ya di, y pudiendo dar harto más. Pero, creo que uno tiene que darle
espacios a los demás para que vayan surgiendo. De otra forma viene el
descontento, comienzan “los mismos de siempre” o “no se
renuevan”. Entonces, es importante saber cuando uno se debe retirar. Y
para mí este fue el momento.

 

¿Algún último mensaje para la ANEF y su gente?

 

Mi ANEF querida, como decía Tucapel (Jiménez), la voy a
querer siempre porque mi corazón siempre va a estar con los trabajadores

27 Vistas

17/03/2014

Presidente de la ANEF: “Esperamos que éste sea un Gobierno mucho más dialogante que el anterior”

¿Por qué la
ANEF
asistió al cambio de mando de este año, cuando asume la
presidencia Michelle Bachelet?

 

Es un acto republicano, en el cual pocas organizaciones han
sido invitadas, está la ANEF
y la CUT. Por
lo tanto es un reconocimiento a nuestra organización el que podamos estar ahí.
Por esa razón también es importante el movimiento político e histórico que
vivimos, cuando un Gobierno de derecha se va.

 

Y uno espera que Bachelet cumpla su programa, sin duda el
Gobierno que asume tiene un acercamiento más ideológico con el pensamiento de
los trabajadores y los funcionarios del Estado. Y por eso es importante participar
de esta ceremonia, y estar junto a 22 mandatarios de otros países y a los
principales políticos del país.

 

¿Qué análisis ha hecho la ANEF de ese momento político? ¿Qué espera la ANEF para este Gobierno?

 

La ANEF
ha hecho ese análisis y encuentra que era necesario un cambio. Cuando fue
elegido el Gobierno de Piñera había anticipado que sería un Gobierno de
derecha, que piensa en un Estado subsidiario, una sociedad neoliberal, donde
los derechos del trabajo no son prioritarios y que sería complejo para el país
y para nosotros. Y ese diagnostico se cumplió, tuvimos un periodo de
contención, para impedir que el Gobierno no despidiera a más trabajadores, de
los once mil que despidieron en este periodo.

 

Además, de la relativización y disminución del poder del
Estado, para entregar más subsidio y bonos a los privados, lo cual debilita la
función esencial que tiene el Estado, relativo a la igualdad de oportunidades,
porque es el Estado la única institución que puede nivelar la cancha entre los
más pobres y los más ricos. Pero, creemos que nuestras aspiraciones deben
materializarse, nadie le va a regalar a los trabajadores sus logros, pensamos
que el periodo que se viene es de alerta, para ser escuchados y que nuestras
reivindicaciones sean concretadas.

 

El programa de la nueva administración tiene partes
estratégicas, cambios estructurales, con una reforma educativa y tributaria,
pero debe ser cumplido. Y por lo tanto, el programa va a requerir que la
sociedad civil y los trabajadores públicos reclamemos y exijamos derechos como
la estabilidad en el empleo, una previsión justa, donde nosotros pensamos que
una AFP no es la solución al tema previsional. Por ello, el llamado es que los
trabajadores estemos alertas y que busquemos soluciones, pero que si no los encontramos,
estemos dispuestos a dar una dura y fuerte lucha. Para que aquellas demandas
que se lucharon en las calles sean cumplidas.

 

¿Es el Estado ahora más débil, después del Gobierno de
Piñera? ¿Están más vulnerable los trabajadores públicos tras este Gobierno? ¿O
la situación actual de los trabajadores tiene que ver con procesos pasados más
largos?

 

El Estado de ahora no es el mismo que existió entre los años
cuarentas y setentas. Hoy el Estado ha entregado funciones que eran propias de
los privados, porque se ha ido imponiendo la tesis de que el privado es más
eficiente, lo que yo creo que no es cierto. Creo que el Estado claramente ahora
no tiene la sensibilidad para poder desplegar su potencial a los sectores más
desposeídos o la clase media. Por lo tanto, los cargos públicos deben ser
ejercidos por personas que crean en el Estado, para equilibrar la disparidad de
la cancha en temas políticos, sociales, económicos y culturales. Porque el
problema en Chile no es que no haya riqueza, que la hay, sino que tiene una de
las peores distribuciones de riqueza del mundo, y por lo tanto se requiere
mejorar las políticas sociales a través del Estado. Porque el mercado es cruel,
su prioridad es obtener más utilidades y no hacer desaparecer las grandes
desigualdades del país. El Estado puede garantizar derechos, producir igualdad
de oportunidad, ser más inclusivo y defender los derechos de la ciudadanía.

 

¿Cuáles son las metas de la ANEF para este 2014?

 

Lo importante es la relación que la ANEF tendrá con el Gobierno.
Nuestra contraparte es el Gobierno, que administra el Estado. Y nosotros vamos
a tener que poner temas de discusión con nuestra contraparte, buscar soluciones
a los problemas de los trabajadores públicos y también para que los
trabajadores públicos podamos aportar a la ciudadanía. Los funcionarios
públicos son quienes más conocen el Estado, pueden apoyar mejoramientos en el
sector público, porque conocemos los problemas que existen y las necesidades de
la población. Por eso, aspiramos tener un diálogo fructífero, esperamos que
éste sea un Gobierno mucho más dialogante que el anterior. También esperamos
que se nos escuche, para dar solución a las situaciones de inestabilidad
laboral, carrera funcionaria, pensiones dignas a los trabajadores que han dado
su vida al servicio público, recuperar o dar una reparación a los que fueron
injustamente despedidos en la administración de Piñera y que nuestras
remuneraciones sean dignas.

 

En resumen, se trata de que en el Estado exista trabajo
decente, lo que significa que haya estabilidad en el empleo, remuneración digna
y pensión digna y donde se respeten los convenios de la OIT, que son el de la
negociación colectiva y el derecho a la huelga. 

 

¿Y la ANEF,
se va a sumar a los movimientos sociales y las demandas sociales que surjan
este año? ¿Cuál será la postura que tendrá el gremio?

 

El principal aliado de la ANEF son sus trabajadores, nuestros pares, los
funcionarios del sector privado y nuestros hermanos del sector privado. Por lo
tanto, nuestra primera alianza es con los trabajadores, pero también con los
movimientos sociales, de la educación, por ejemplo, quienes han luchado por una
educación pública de calidad y sin lucro. Nuestros hijos van principalmente a
escuelas municipales, que reproduce la inequidad del país. También la salud
pública de calidad o la previsión, pensiones que permitan vivir dignamente la
última etapa de la vida.

 

Por ello, las luchas de nuestros hermanos, de la diversidad
sexual, pueblos originarios, las mujeres, los jóvenes, son también nuestras
luchas. Y para ser escuchados es necesario que nos articulemos, nos conozcamos,
nos apoyemos y estemos juntos en estas luchas, para que también la clase
política entienda que el dialogo no debe estar entre cuatro poderes, entre los
que tienen el poder.

 

Ahora la ciudadanía está activa, a través de redes sociales,
internet, los medios de comunicación, donde las noticias se conocen de manera
instantánea, por eso los procesos sociales son más rápidos. Y yo creo que eso
no lo ha asimilado bien la clase política. Y esperamos que también los
dirigentes sindicales podamos asumirlo, porque es necesario que el movimiento
sindical se renueve, se modernice y sea más proactivo, más autónomo y que los
valores que lo fundaron, con líderes como Recabarren, Clotario Blest y Tucapel
Jiménez, sean reproducidos y se mantengan a lo largo del tiempo.

 

Prensa ANEF

Link
directo: http://anef.universoweb.cl/contenido/noticia.php?varbajada=6110

24 Vistas

14/01/2014

Jorge Omar Velázquez Ruiz: “El encuentro con el Papa nos dio la seguridad de que los trabajadores estamos en la ruta correcta”

“El hecho de poder llevar a cabo esas entrevistas,
encuentros, reuniones con instituciones históricas nos aporta una gran
seguridad como organización sindical”, señaló el dirigente mexicano. “Hemos confirmado, a través de
este encuentro con Su Santidad, con el Consejo de Justicia y Paz, con la Pontificia Academia
de las Ciencias Sociales y con las federaciones del sector público italiano, que
efectivamente se requiere una comunicación directa entre agrupaciones.”

 

“Las sociedades han crecido, las demandas y los problemas de
los trabajadores también”, reflexiona Jorge Omar. “Debemos replantearnos la
representación de los nuevos trabajadores, logrando la unidad de los sindicatos
y participando de manera directa, como hicimos nosotros en este encuentro, en
la construcción de nuevas instituciones regionales y mundiales. Creemos que
debe recuperarse una democracia inclusiva, representativa, y esto fue parte de
lo que pudimos dialogar en el Vaticano”.

 

El dirigente mexicano felicitó la iniciativa de la
presidencia de la CLATE:
“Esto es un gran atino del compañero Julio Fuentes, que ha estado preocupado
por mantener ese vínculo tan estrecho con las organizaciones mundiales. Él ha
venido buscando el encuentro con los presidentes de las organizaciones más importantes,
acudiendo de manera directa a los eventos más significativos de los sindicatos
que integramos esta confederación”.

 

“Así que yo celebro con mucho entusiasmo y con una gran
responsabilidad el hecho de haber tenido este encuentro con Su Santidad y haber
podido llevar la voz de los trabajadores latinoamericanos y caribeños a este
espacio donde se toman decisiones y donde cada comentario que hace Su Santidad
tiene eco en todo el mundo”, expresó Jorge Omar.

 

Sobre el diálogo con el Pontífice, el dirigente mexicano
comentó: “El encuentro con el Papa me transmitió un gran ánimo y una gran
confianza porque inmediatamente noté que él comprende el tema que le expusimos
y, sobre todo, conoce la dinámica latinoamericana. Él, con ese gran carisma,
con esa gran apertura, con esa gran sencillez, nos ha dado la seguridad de que
la ruta correcta es la que defendemos los sindicatos”.

 

“Hemos regresado muy motivados para continuar con nuestra
lucha a favor de los trabajadores y poder decirles a ellos que su voz está
siendo escuchada en estos espacios tan importantes”, concluyó el dirigente.

33 Vistas

18/12/2013

João Domingos: “La CLATE tuvo la sensibilidad de comprender un momento nuevo”

– ¿Qué significado tiene el encuentro de la delegación de CLATE con el
Papa Francisco?

 

La CLATE
tuvo la sensibilidad de comprender un momento nuevo, del punto de vista sociológico,
un momento revolucionario: el surgimiento del mayor liderazgo en el actual
campo social, que indudablemente es el Papa Francisco. El mundo depositaba
muchas esperanzas en que ese liderazgo, que pudiera cambiar los parámetros de
la organización social y crear una sociedad más justa e igualitaria, lo
asumiera el presidente Barack Obama. Pero hoy existe la percepción –y las
reuniones que tuvimos en Europa así lo demuestran– de que no lo logró,
principalmente por el tema de Siria y de querer solucionar todo a través de la
guerra. En ese contexto, con un mundo carente a la espera de un nuevo liderazgo
social, es electo el Papa Francisco, que tiene exactamente esa característica. La CLATE y sus organizaciones
miembro comprendieron ese momento estratégico.

 

Uno de los objetivos de nuestra reunión fue proponer que el
movimiento sindical vaya más allá de sus luchas corporativas y las cuestiones
del día a día sindical, y que la
Iglesia
trascienda su acción meramente de catequesis, y que
ambos se unan en la lucha por una nueva sociedad. Nuestra CLATE defiende el
Estado Social de Derecho y entendió que la Iglesia tiene la misma preocupación. La Iglesia estudia nuevos
modelos de organización social que recuperen una sociedad con más valores,
donde el hombre predomine sobre las cosas, los negocios, etc. En nuestra
reunión con el Pontificio Consejo de Justicia y Paz, y también con la Pontificia Academia
de Ciencias Sociales, llegamos a la conclusión de que hay mucho que construir
juntos.

 

En ese aspecto, que considero el más estratégico, la CLATE fue de una
sensibilidad única. Sin duda la
CLATE
será el parámetro para la nueva acción del movimiento
sindical de los servidores públicos en el mundo, porque tiene la sensibilidad de
ampliar nuestro abanico de actuación.

De nuestra parte, aquí en Brasil, vamos a hacer repercutir
este encuentro en la Confederación
Nacional
de Obispos Brasileños (CNBB), llevando esa misma
propuesta de acción conjunta del movimiento sindical con la Iglesia Católica, para buscar
un nuevo modelo de organización de la sociedad.

 

Pero el punto principal, específico, de nuestro viaje a Roma
fue proponer al Vaticano que el Papa participe de la Conferencia de la OIT del próximo año. Creemos
que la presencia del Papa, con su liderazgo –un liderazgo para la
transformación social y no meramente religioso–, puede volver a reequilibrar el
conjunto de fuerzas que actúan en la OIT. La OIT
es un organismo tripartito, pero muchas veces el mundo corporativo y el mundo
gubernamental actúan articuladamente y el mundo del trabajo queda aislado, a
veces incluso luchando contra la unión de los otros dos segmentos. Nosotros
creemos que la presencia del Papa en la Conferencia de la OIT puede cambiar esos parámetros. Es por eso que
salimos de allí muy optimistas, porque no sólo en las instancias de la Iglesia, sino en la misma
representación de la OIT
en Italia, la idea de solicitar la presencia del Papa en la Conferencia fue muy
bien recibida. Nuestra gran tarea en los próximos seis meses es trabajar en esa
propuesta.

 

En síntesis, creo que fue una misión histórica, que hace de la CLATE un gran líder del
movimiento de los servidores públicos de nuestro continente y principalmente la
sitúa como un nuevo referente de acción del movimiento sindical que servirá de
ejemplo para el mundo.

 

Pudimos comprobarlo incluso en las reuniones con las
federaciones italianas de los servidores públicos, a las que llevamos esta
nueva propuesta de acción y tuvimos una muy buena recepción. Tuvimos incluso la
clara percepción de que hoy el movimiento de solidaridad internacional entre
los trabajadores empieza a invertirse. Porque tradicionalmente Europa fue quien
ofreció solidaridad concreta, estructural, incluso financiera, a los países en
desarrollo. Pero hoy ese movimiento empieza a invertirse, en la medida en que
Europa, en especial Italia, España, Grecia, que están viviendo un momento de
degradación del trabajo, sobre todo en el sector público, necesitan esa
solidaridad.

 

La CLATE
está construyendo ese nuevo momento. Esa es, en mi visión personal, la
verdadera dimensión que tuvo esa misión de la CLATE al Vaticano.  

32 Vistas

17/12/2013

Pablo Cabrera: “Pudimos conocer de cerca los cambios que está proponiendo el Papa Francisco”

– ¿Qué balance haces del encuentro con el Papa y las
distintas actividades que se llevaron a cabo en Italia?

Ha sido un gran reconocimiento hacia la clase, el haber
podido llegar hasta el Vaticano y entrevistarnos con el Papa Francisco I. Por
supuesto que también participamos de otras actividades que nos permitieron
intercambiar conocimientos y opiniones en cuanto al manejo de temas centrales
para los trabajadores estatales de Latinoamérica como, por ejemplo, el
relacionamiento entre los gobiernos y los trabajadores, la distribución de la
riqueza, la calidad del trabajo, e interesar a la Iglesia para que nos ayude
a resolver estos temas.

 

Para nosotros también es fundamental que a partir de este
viaje a Roma se reconozca que los trabajadores podemos ocupar otro tipo de
espacios, además del específico, y que ayude a visibilizar más aún a las
organizaciones que representamos.

 

De esta forma, los compañeros de la base se enteran que sus
representantes tuvieron la posibilidad de debatir y conocer muy de cerca sobre
los cambios que está proponiendo Francisco en temas totalmente sensibles. Y
esto refuerza el compromiso con nuestras reivindicaciones. También ayuda a que
América Latina sea vista de otra forma desde Europa, sobre todo a la hora de
ver la difícil situación que ese continente está viviendo.

 

También, para nosotros se generaron espacios muy importantes
en lo que fue una actividad en el Instituto Latinoamericano, y allí logramos
que se reconociera que puede existir una agenda sindical para poder armar
distintos debates con los Estados del continente.

 

En lo que hace a las reuniones con las distintas
Confederaciones italianas, volvimos a ratificar que “la clase trabajadora es
una sola”, esté en el lugar que esté. Y aparece como muy importante el trabajo
internacionalista, si queremos combatir los males que afectan a nuestra clase.

27 Vistas

16/12/2013

Eduardo Estévez: “El Papa Francisco ha sido una voz clara al denunciar las perversidades del modelo imperante”

– ¿Cuál es la importancia de este encuentro con el Papa Francisco?

 

No es fácil expresar en pocas palabras el sentido y
significado profundo de esta maravillosa iniciativa que he podido compartir.

 

La CLATE
ha sido siempre un ejemplo de la voluntad de los trabajadores de unirnos, por
encima de nuestra diferencias y respetando nuestras convicciones, para luchar
con mayor eficacia por la construcción de un mundo más justo y más humano. Como
dice el Papa Francisco, “la unidad prevalece sobre el conflicto”.

 

Desde su elección, el Papa Francisco ha sido una voz clara
al denunciar las perversidades del modelo imperante: “Debemos decir NO a una
economía de la exclusión y la inequidad. Esa economía mata” (53. La alegría del
Evangelio, Exhortación apostólica, 24 de nov. 2013).

 

La presencia de la
CLATE
, como así también de otras organizaciones y movimientos
sociales, ha significado un respaldo a este Papa que quiere “una Iglesia pobre
al servicios de los  pobres”, así como
una demanda de continuar en este renovado esfuerzo de la Iglesia de profundizar en
la dimensión social de la evangelización.

 

Tal como señala la Declaración de un centenar de Movimientos
sociales con fecha 20 de diciembre (ALAINET), “el Papa Francisco, en pocos
meses, ha despertado el amor y la esperanza en millones de hombres y mujeres,
católicos o no, que sueñan con un mundo mejor. Es natural que su certera crítica
a la globalización capitalista irrite a los que detentan el poder económico.
Por el contrario, los Pueblos del mundo, en especial los trabajadores, los
humildes y los excluidos, sentimos que hemos encontrado una nueva referencia
moral para luchar por la justicia social”.

 

Durante nuestro encuentro respaldamos la invitación que le
hiciera el Director General de la
OIT
, Guy Ryder para participar en la Conferencia Anual
de la OIT. Por todo ello, la
CLATE
con una delegación obligadamente reducida, pero altamente
representativa, se encontró con el Papa Francisco.

33 Vistas

13/12/2013

Percy Oyola Palomá: “Sería muy importante la presencia del Papa en la próxima Conferencia de la OIT”

– ¿Por qué es tan significativo este encuentro de los
representantes estatales de Latinoamérica y el Caribe con el Papa Francisco?

 

Me parece sumamente importante este encuentro, porque el
Papa Francisco ha venido a refrescar la doctrina social católica de la Iglesia. Su mensaje más
reciente ha sido el Evangelii Gaudium,
que es una reiteración del compromiso con los pobres, donde plantea la inclusión
social. También debemos destacar el trabajo que ha venido haciendo la Pontificia Academia
de las Ciencias y las Ciencias Sociales, por orden del Papa, sobre el tema de
la trata de seres humanos. Es decir, hay una serie de situaciones que nos identifican,
a los trabajadores que confrontamos un modelo neoliberal y excluyente, con eses
liderazgo que ha venido asumiendo el Papa.

 

Fue igualmente importante poder acercarnos al Pontificio
Consejo de Justicia y Paz, porque allí se trabajan temas de carácter social que
nos impactan. Hay países como Colombia donde el tema de la paz es fundamental,
en medio de un conflicto que lleva más de 50 años, que ha puesto miles de
víctimas. Esa posibilidad de poder expresarle a los líderes de la Iglesia estos temas es fundamental.

 

Nos parece muy significativo que el Director de la OIT haya pedido al Papa su
presencia en la Conferencia
Internacional
del Trabajo. Es algo que nosotros le reiteramos
al Papa como delegación de la
CLATE. No
es fácil, pero sería muy importante la presencia del
pontífice en la próxima Conferencia de la OIT, frente a la conducta que han venido
asumiendo los empresarios y los gobiernos del mundo de soslayar la existencia
de la OIT y de
pensar que ya no tiene razón de ser. Nosotros los trabajadores tenemos claro
que ese es el único lugar, el único contexto de los organismos internacionales
donde podemos levantar nuestra voz, participar y defender mejores condiciones
para los trabajadores del mundo.

 

Por último, quiero destacar el encuentro con las
federaciones del sector público de Italia, que fue igualmente importante. Es
cada vez más necesaria la solidaridad de todos los trabajadores. Nosotros vemos
como en Europa quieren resolver la crisis eliminando el Estado de Bienestar.
Esperamos que esa enfermedad no se propague y que podamos avanzar en el respeto
a los derechos en materia de libertad sindical y negociación colectiva.

28 Vistas

12/12/2013

Jeanette Soto: “Tenemos un Papa realista y más cercano a la gente”

¿Qué significado tiene para los trabajadores estatales de
Latinoamérica y el Caribe este encuentro con el Papa?

 

El encuentro con el Papa Francisco tuvo como preámbulo
varias reuniones muy importantes para los trabajadores de América Latina, en
las que el presidente de la
CLATE
, Julio Fuentes, expuso la situación laboral de los
países que la componen, poniendo énfasis en aquellos donde se vulneran los
derechos humanos. Todas las  reuniones con
el Vaticano permitieron tener una visión de lo que la Iglesia está realizando
con respecto a los trabajadores. Tener
una iglesia informada permitirá que esté más cerca de quienes hoy día sufren las
consecuencias de un mercado implacable.

 

La emocionante reunión con el Papa Francisco marcó en mí
algo maravilloso. Estar cerca y poder comunicarme para decirle brevemente que
estaba  ahí representando a los
funcionarios públicos de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales de
Chile, solicitarle visitar Chile para poder darle alegría a los trabajadores y
a nuestro pueblo y, por último, recibir su bendición, llenó mi corazón de
espiritualidad.

 

El Papa Francisco ha llegado en los momentos precisos para
dar esperanza a quienes hoy tienen el derecho de tener un mundo mejor.
Escucharlo darle a los países mensajes tan profundos, como la crítica a los
mercados y al capitalismo, abordar temas de toda clase de indigencia, de la
economía social de mercado, de la solicitud de unidad de los trabajadores, de
una integración regional y con más participación, al fortalecimiento de una
democracia más inclusiva, hace que tengamos un Papa realista y más cercano a la
gente. Creo que hoy él nos está dando la dignidad que todos los seres humanos
se merecen.

 

Las  reuniones con la OIT. y las organizaciones del
sector publico CGIL, CISL y UIL de Italia, tuvieron la importancia de
restablecer y fortalecer las relaciones sindicales entre Italia y América
Latina y el Caribe, haciendo también recuerdo de aquellos dirigentes que hoy
han partido y han dejado una huella permanente en los trabajadores. Gracias a
todos los que hicieron posible mi presencia en el Vaticano y con el Santo Padre
Francisco. Es algo que llevaré siempre en mi corazón.

36 Vistas