Adolfo Aguirre: “Con los despidos en el Estado se ponen en riesgo derechos humanos fundamentales”

13/04/2016

Adolfo Aguirre: “Con los despidos en el Estado se ponen en riesgo derechos humanos fundamentales”

En su intervención en la primera jornada del Comité Ejecutivo de CLATE en Buenos Aires, el Secretario de Internacionales de la CTA Autónoma y dirigente de ATE se refirió a los despidos en el sector público en Argentina como parte de una nueva fase económica que se despliega en la región. En ese sentido destacó que cada estatal despedido es parte de una política pública que se cae, de un derecho que se pierde.


Ignacio Rodríguez (Prensa CLATE)

Adolfo Aguirre es Secretario de Relaciones Internacionales la Mesa Nacional de la CTA autónoma y dirigente del Consejo Directivo Nacional de ATE. En la primera reunión del Comité Ejecutivo de CLATE en Buenos Aires participó como invitado y expuso un profundo análisis sobre la coyuntura actual. A continuación compartimos fragmentos destacados de su intervención.

“La conducción del Estado, luego de una alternancia de gobierno que lleva más de 100 días, nos pone frente una serie de iniciativas que forman parte de una trama inteligente, novedosa, de cómo se va configurando un asociacionismo entre gobiernos votados en elecciones libres y un esquema global, que ha avanzado mucho desde la caída del Muro de Berlín, que es el de los CEOS (Gerentes Generales) de las trasnacionales.”

“Se va configurando así el papel que deben jugar los Estados en los distintos ciclos de la economía global. Nosotros tuvimos un tramo que extendido en la mayoría de los países de nuestra región, sostenido por los ingresos que tenían nuestros países a partir de los super precios de los commodities, por ser una región que convive en forma mayoritaria con economías primarias y con poco desarrollo industrial, sacando, México, Brasil y Argentina. La mayoría de nuestros países se ha configurado en el esquema global como exportadores de materia prima, fundamentalmente a partir del crecimiento de China. Este país se ha  convertido un ‘Estado multinacional’, que se volvió una factoría. Y los países como EE.UU., Canadá y algunas naciones europeas hicieron una serie de cambios, quedándose con el patentamiento, las marcas, que pasó a ser un tema fuerte en los tratados de libre comercio”.

“En este esquema, la producción se va a relocalizando buscando máximos beneficios, fundamentalmente en las cadenas de suministros. Ese es el esquema de la economía hoy en el mundo, que está disperso. No se terminan los productos en un solo lado sino que se hacen en distintos territorios.”

“En la última década, que podríamos llamar de los super precios de los commodities, había una cierta capacidad de capturar renta extraordinaria y parecía que había situaciones económicas más o menos interesantes, si bien nuestro programa reivindicativo iba reclamando más cosas. Eso se desplomó y, en el caso argentino, lo que hemos tenido del gobierno que asumió en el mes de diciembre es una concepción del Estado que tiene similitudes con las experiencias del menemismo de achicar el Estado. Esto de poner al Estado como una herramienta ineficaz y festejar la eficacia del sector privado ya lo conocemos.”

“Y acá el eje de esta trama. El gobierno ha incorporado a los CEOS de las empresas trasnacionales con asiento en el país a su gestión. Y no los consultan, los incorporan al gobierno. La presidenta de Aerolíneas Argentinas era la CEO de General Motors, el CEO de la ango-holandesa Shell es el Ministro de Energía.”

“Lo que tenemos en esta transición, que no sabemos cuándo termina, es una ofensiva muy grande contra los trabajadores del Estado. Dentro de ellos, atacan particularmente a los que estamos organizados en ATE, por tener una actitud de fuerte defensa del rol del Estado en relación a las políticas públicas, que nosotros ya no estamos denominando como servicios sino como derechos humanos fundamentales. Porque los servicios ya forman parte de una disputa comercial, como vemos con el TISA.”

“Hasta ahora tenemos en la contabilidad de la lucha, desde que asumió el nuevo gobierno 60.000, despidos en el Estado nacional, las provincias y los municipios. Esto es parte de una política de la cual el gobierno no se avergüenza sino que la goza. Y es así porque tiene como objeto garantizar una tasa alta de desempleo para garantizar bajas salariales y techos salariales. Empieza con los estatales pero va dirigida al sector privado. Apunta a instalar esta idea vigente en la década del ’90,  que los sindicatos preserven trabajo y no demanden salario. Con una inflación que podría llegar hacia fin de 2016 al 35% y un dólar 17 o 18 pesos. Se estaría configurando desde este producto guionado, que promueve despidos en el Estado, provocar una debilidad al sindicalismo argentino.”

“Nosotros queremos preservar empleo y disputar salario. Pero además queremos disputar hacia donde se orienta el Estado, porque los niveles de desigualdad y pobreza que se están construyendo en este tiempo pueden ser similares a los de los ‘90 y sabemos muy bien lo que significa.”

“Hoy tenemos grandes frentes de pelea. Uno es esta provocación de debilitar al sindicalismo en su capacidad de negociación. Otros es el mensaje hacia el sector privado, hacia las trasnacionales y las empresas que las abastecen en el país, de tener la legalidad para aplicar los despidos de personal. Y después una situación regional que nos obliga a pensar cómo controlamos este asociacionismo entre CEOS y gobiernos, que apunta a atacar derechos laborales con el objetivo de construir una nueva fase donde, si no hay paz social y seguridad jurídica las empresas amenazan con irse a otra parte por la facilidad de relocalizar sus inversiones.”

“Hemos logrado reincorporar 6500 trabajadores porque hemos hecho retroceder al gobierno. Es apenas el 10% y queremos reincorporar a todos, pero si no hubiéramos hecho esto los despidos hubieran sido muchísimos más. Tenemos que enfrentar una trama con un guion que se va cumpliendo por pasos. Hay que entender la trama, porque acá se trata de eliminar una serie de derecho humanos que son fundamentales y sabemos que la única herramienta que los puede cumplir es el Estado.”

49 Vistas