Previsión Social: SUTEYM defiende el sistema solidario de reparto

13/06/2017

Previsión Social: SUTEYM defiende el sistema solidario de reparto

En el marco de la campaña continental en defensa de una Previsión Social digna impulsada por la CLATE, el Secretario de Previsión y Asistencia Social del SUTEYM, Marco Antonio Carbajal Monroy, dialogó con el responsable del área de prensa del sindicato, Alejandro Valdes López, acerca del actual sistema de pensiones de los trabajadores mexicanos y los desafíos de las organizaciones sindicales en defensa del sistema solidario de reparto.

En una extensa entrevista realizada por los dirigentes del Sindicato Único de Trabajadores de los Poderes, Municipios e Instituciones Descentralizadas del Estado de México (SUTEYM), los representantes de los servidores públicos de ese país explicaron cómo funciona actualmente el sistema previsional mexicano y cuáles son los desafíos para el futuro con respecto a la defensa de este derecho de todos los trabajadores.

Alejandro Valdés López: ¿Cómo funciona hoy el sistema de pensiones o sistema de retiro en México?

Marco Antonio Carbajal Monroy: En todo el país hay un sistema diverso de pensiones.Por un lado tenemos dos institutos de carácter federal: el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde cotizan muchos trabajadores; el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), donde cotizan los servidores públicos. Y por otro existe, a nivel local, el Instituto de la Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Afortunadamente, en el Estado de México seguimos manteniendo un sistema solidario de reparto en contraparte de otros sistemas o regímenes de seguridad social, como por ejemplo el sistema de capitalización individual de las Administradoras de Fondos para el Retiro, las AFORES.

AVL: ¿En qué consiste este sistema solidario de reparto?

MACM: Actualmente somos cerca de 380 mil los servidores públicos del Estado de México los que estamos cotizando a nuestro Instituto de seguridad social. Cada quincena, cada trabajador está cotizando el 6,1% de su sueldo sujeto a cotización, es decir, un porcentaje de la suma total de diferentes colaterales: el sueldo base; la gratificación burócrata y la despensa.

Ese 6,1% de aportes se deposita en el llamado Fondo Solidario de Reparto del ISSEMyM, de donde salen los recursos para pagar a los servidores públicos que ya adquirieron el derecho a la figura de pensión. Además de ese 6,1% de aporte, la dependencia estatal también tiene la obligación de aportar a esa bolsa común por cada servidor público que allí trabaje. Así funciona el sistema desde el año 1954 hasta la fecha.

AVL: ¿Y qué diferencia hay entre este sistema solidario y las AFORES?

MACM: Muchos Estados de nuestro país han planteado la necesidad de que los nuevos servidores públicos, los que han comenzado sus labores en los últimos años, directamente coticen sus aportes en una cuenta individual de las llamadas AFORE. Pero para nosotros eso no es un sistema pensionario, sólo se trata de un ahorro individual que seguramente no va a garantizar una etapa digna de retiro.

En el sistema de ahorro individual, un trabajador realiza un aporte quincenal durante un determinado lapso de tiempo. Y cuando llega el momento de su retiro puede elegir si le pagan de manera quincenal, mensual o en una sola exhibición. Pero una vez que este ahorro se termina o se gasta, el trabajador ya no va a tener ingreso alguno. Por el contrario, un mecanismo solidario de reparto te da la seguridad de recibir una pensión de manera vitalicia, además de seguir contando con servicios médicos, que las AFORE tampoco brindan.

AVL: ¿Qué pasa con los trabajadores que llegan a la edad del retiro? ¿Realmente tienen acceso a una pensión digna?

MACM: Definitivamente la única pensión digna está dentro del sistema solidario de reparto. Es una certidumbre de la que gozarán los trabajadores que aportan a ese sistema. Ellos cobrarán el cien por ciento de su pensión hasta el día de su fallecimiento, y después sus familiares podrán seguir cobrando una pensión del 80% de ese valor.

En el caso de la última reforma realizada al ISSSTE, le preguntaron a los servidores públicos si querían continuar dentro del sistema solidario de reparto. Pero había una condición: se incrementaron de manera significativa tanto los aportes como los requisitos de edad. Los que optaron por ese camino van a tener una pensión garantizada pero tendrán que cumplir más requisitos. La otra opción para los trabajadores fue lo que se conoció como bono de recuperación de derechos, que implicó una reconversión de su tiempo de aportes al ISSSTE transformados en fondos de una AFORE. Desafortunadamente, el 15% de los cotizantes al ISSSTE tomaron esa opción y ya no tendrán garantizada una pensión, solo tendrán su ahorro individualidad.

Afortunadamente, nuestra organización tiene una postura muy clara con respecto a esto, y estamos respaldados por nuestro secretario general Herminio Cahue Calderon. Debemos estar más atentos que nunca ante estos cambios en los Institutos de la Seguridad Social, por lo que sucedió con el cien por ciento del IMSS y lo que está pasando con el ISSSTE. Porque nosotros seguimos defendiendo el mecanismo del sistema solidario de reparto.

AVL: En diciembre de 2012 también se realizó una reforma en el ISSEMyM

MACM: Tras esa reforma hubo un incremento en las cuotas, tanto en materia de salud como de previsión. Porque el gobierno ha planteado que no alcanzan los recursos, ya que somos 380 mil aproximadamente los que hacemos aportes y 1.100.000 los que cobran pensiones. Pero hemos venido haciendo un trabajo a lo largo y a lo ancho de todo el Estado de México para dar capacitación acerca de estos temas a los servidores públicos. Y si hacemos un censo general y le preguntamos a nuestros compañeros que prefieren para su futuro estoy seguro que la mayoría preferirá que aumenten un poco más las cuotas a tener que pasarse al sistema de capitalización de una AFORE.

AVL: ¿A qué edad se jubilan los trabajadores en México?

MACM: A lo largo del tiempo ha habido diferentes reformas con respecto a la Seguridad Social y el sistema de pensiones. En el caso de los servidores públicos antes se debían cumplir los 30 años de servicio sin importar la edad.

A partir de 2002, pasó de 30 a 35 años de cotización, pero además eso va atado a un mínimo de edad que en este caso eran los 57 años. Finalmente, con la reforma de diciembre de 2012 todo se complicó un poco más y se cambió la edad mínima: pasó de 57 a 62 años.

AVL: Cada vez es más complicado pensionarse y recibir una pensión justa ¿Qué se puede hacer frente a estos problemas?

MACM: En el caso del Estado de México se han implementado medidas para mejorar el sistema. En la reforma del año 2012 se creó un sistema mixto de pensiones que combina el sistema solidario de reparto con un sistema de capitalización individual, en pocas palabras, una AFORE. Por lo tanto, a los aportes para la salud y la seguridad social que brinda el Instituto se creó un tercer aporte que para el sistema de capitalización individual. Este sistema combinado ayudó muchísimo para el sostenimiento del ISSEMyM, que ahora cuida mejor sus finanzas.

AVL: ¿Cómo funciona el sistema de pensiones mexicano comparado con los de otros países de la región?

MACM: En caso del Estado de México, donde funciona al ciento por ciento el sistema solidario de reparto a través del ISSEMyM, creemos que se trata del mejor sistema a nivel Latinoamérica, porque como dije antes, los servidores públicos tenemos la certidumbre de una pensión vitalicia y además ese derecho luego se transfiere en caso de fallecimiento. Además, funciona al ciento por ciento el sistema de salud.

Los que están pensionados también reciben otros beneficios, como un aguinaldo de 60 días, créditos al consumo y hasta créditos hipotecarios. Además, tienen un incremento anual que depende del convenio que firman los trabajadores en actividad. Este año, por ejemplo, el sueldo base se incrementó el 3,5% y los pensionados recibieron el 3,96% de aumento. Es más alto que el salario. Y la verdad es que esto no se ve en otros lados. Por eso creo que tenemos el mejor sistema pensionario a nivel Latinoamérica.

Por eso nuestro compromiso es valorar estos beneficios; seguir plasmándolo con más logros y estar involucrados para que esto se mantenga, para que el sistema solidario de reparto se sostenga.

 

160 Vistas