Servidores públicos brasileños se suman a la protesta del 26 de junio

04/06/2015

Servidores públicos brasileños se suman a la protesta del 26 de junio

En el marco de la reunión del Comité Ejecutivo de la CLATE en República Dominicana, el  director de Relaciones Internacionales de la Confederación de Servidores Públicos de Brasil y secretario ejecutivo de la CLATE para el Cono Sur, Sergio Arnoud, confirmó la adhesión de la CSPB a la movilización continental del 26 de junio. “En nombre del presidente João Domingos y de nuestra organización, deseo que podamos hacer este 26 de junio una Jornada Continental de Protesta promovida por la CLATE, con el apoyo de todas las organizaciones aquí presentes”, expresó.

Según el informe que brindó el dirigente estatal, los servidores públicos brasileños comparten las principales reivindicaciones de la Jornada Continental de Protesta, especialmente en lo que se refiere a la lucha contra la precarización laboral y por el derecho a la negociación colectiva en el sector público.

En ese sentido, Arnoud mencionó el Proyecto de Ley 4330, aprobado recientemente por la Cámara de Diputados, que establece la tercerización sin límites, en todos los segmentos y todos los servicios, poniendo en riesgo una serie de derechos conquistados por los trabajadores y estipulados en la Carta Magna, como vacaciones remuneradas, aguinaldo, seguro-desempleo, estabilidad laboral, entre otros. De ser aprobado por el Senado y sancionado por la presidenta Dilma, el proyecto permitiría el reemplazo de trabajadores contratados por tercerizados; los tercerizados, a su vez, serían sustituidos por cuarterizados.

El dirigente hizo referencia también a la lucha que llevan adelante los estatales brasileños por la reglamentación del Convenio 151 de la OIT. El tratado fue “firmado y ratificado en el 2010 por el presidente Lula, pero hasta hoy no hay una legislación nacional que lo contemple, que garantice la libertad sindical, el derecho de huelga y tampoco la negociación colectiva, que se hace de hecho y de una forma desordenada”, añadió Arnoud. “Tal como ocurre en muchos países de Latinoamérica y el Caribe, en Brasil tenemos que hacer primero la huelga para después abrir la negociación. Es lo inverso de lo que debería ser. Deberíamos negociar y, en caso de no haber acuerdo, hacer la huelga. Pero hacemos lo contrario, porque no tenemos la reglamentación de los Convenios 151 y 154 de la OIT”, manifestó.

 

42 Vistas