Estatales salvadoreños se suman a la protesta continental del 26 de junio

17/06/2015

Estatales salvadoreños se suman a la protesta continental del 26 de junio

“Vamos a empezar desde ya a promover la actividad del 26 de junio para que ese día nos hagamos sentir en El Salvador, para defender nuestros intereses y nuestros deseos de que la clase trabajadora en todos los países de Latinoamérica tenga una vida digna y mejores condiciones de trabajo”, informó el presidente de AGEPYM, Orlando Batres, en el marco de la reunión de Comité Ejecutivo de CLATE en República Dominicana, el pasado 27 de mayo.

El dirigente estatal abrió su informe conmemorando la beatificación del monseñor Oscar Arnulfo Romero, realizada el pasado 23 de mayo gracias a la intervención del Papa Francisco. Batres clasificó el acontecimiento como una “bofetada a la oligarquía y a algunos sectores de la Iglesia, que hicieron todo lo posible para que no se beatificara”, manifestó.

Luego, el presidente de AGEPYM se refirió a la situación que atraviesan los trabajadores municipales de El Salvador, donde el pasado 1 de marzo se llevaron a cabo elecciones legislativas y de consejos municipales. “Ese evento electoral nos trajo problemas como AGEPYM, porque nosotros aglutinamos a miles de trabajadores del sector municipal y precisamente cuando se elijen consejos municipales, no importa de cuál partido, empiezan a despedir a los trabajadores”, explicó. Sin embargo, señaló que gracias a la campaña llevada adelante por su organización para que los nuevos administradores de las alcaldías respeten la estabilidad laboral estipulada en los convenios de la OIT, el número de despidos se ha reducido y “solamente han sido despedidos los que tiene cargos de confianza”.

El dirigente afirmó que, a pesar de que se han ratificado los Convenios de la OIT en el país, “el gobierno ha tratado por otros medios de contrarrestarlos, porque está viendo que a través de la unidad y la afiliación a los sindicatos los trabajadores se han beneficiado, han logrado prestaciones y reivindicaciones”, expresó.

Batres manifestó, además, su rechazo a las leyes y medidas promovidas por el Ejecutivo salvadoreño, que reducen los derechos conquistados por los trabajadores, como la Ley de Función Pública, elaborada con la cooperación estadounidense, y la reforma al sistema de pensiones.

“Como AGEPYM, nos hemos opuesto rotundamente a esa ley que se nos quiere imponer”, manifestó el dirigente en referencia a la Ley de Función Pública. “En la ley hay un principio que se llama de la realidad, que estipula que cualquier acuerdo que se dé entre las partes siempre depende de las posibilidades y los recursos que el Estado tenga. Es decir, que el Estado va a decir siempre que no tiene posibilidades. Cualquier convenio colectivo que se dé, van a decir que no hay dinero”, explicó.

El dirigente señaló que estas medidas responden a intereses extranjeros: “La embajadora [de Estados Unidos] Mari Carmen Aponte está presionando al gobierno para que aplique leyes que van en contra del pueblo salvadoreño, y una de ellas es precisamente la Ley de la Función Pública. Quieren que se aplique lo más rápido posible, porque va a permitir que se despidan miles y miles de trabajadores y también le dará la oportunidad a las transnacionales para que lleguen a El Salvador a invertir sin ningún obstáculo, sin ningún tipo de presión, para que puedan explotar nuestro país”, advirtió.

“Le hacemos un llamado a toda la dirigencia sindical de El Salvador, para que nos olvidemos de nuestras diferencias y busquemos la unidad para formar un frente común contra el gobierno, contra el sistema, contra el modelo económico neoliberal”, convocó Batres.

 

49 Vistas