QUIENES SOMOS

CLATE es una organización sindical internacional que agrupa a los trabajadores estatales de las hermanas naciones de América Latina, con pleno respeto de las entidades afiliadas a ella, siendo encargada de fijar y ejecutar a nivel latinoamericano, la política global y coordinada de la promoción de los trabajadores estatales.

Los servidores públicos y sus organizaciones, agrupados en la CLATE imbuidos de un espíritu humanista y latinoamericano, bregarán por la significación humana de los trabajadores, por su promoción total y plena participación en todos los resortes del poder político, económico, social y cultural, en sus respectivas comunidades nacionales, por el efectivo y fundamental respeto al valor del trabajo, expresión directa de la persona humana, por una economía al servicio de todos los seres humanos y sus necesidades con plena participación de los trabajadores, en forma activa y responsable en la conducción y decisión de la gestión económica y, en definitiva, por el conjunto de valores y medios que tiendan a un orden social basado en la justicia y en la solidaridad, que permita a todos los sectores del pueblo el acceso a los bienes, a la cultura y al poder.

Como integrantes de la clase trabajadora latinoamericana, los servidores públicos del continente expresan su firme actitud revolucionaria frente al capitalismo y a cualquier otra forma de tutela o de presión extranjera; señalan la firme esperanza de una América Latina libre, independiente y democrática; y afirman que únicamente un proceso serio de integración latinoamericana, con efectiva participación de los trabajadores, permitirá a nuestros países, lograr una verdadera autodeterminación política, una real personalización internacional y fundamentalmente, una autentica independencia económica, únicos medios efectivos para derrotar al subdesarrollo, la aislación, la dependencia y la miseria de nuestros pueblos.

En definitiva la CLATE luchara por los objetivos gremiales comunes de todos los servidores públicos del continente. Serán primordiales banderas de lucha; la plena y absoluta libertad sindical; el ejercicio efectivo del derecho de agremiación y huelga; negociación colectiva; la promoción y estabilidad el servidor público; la implantación y efectivo funcionamiento de la carrera administrativa; la dignificación y jerarquización de la función pública y la participación del trabajador estatal en todos los aspectos de interés social y laboral.

Con la firme creencia de la validez de lo aquí expresado, LA CONFEDERACIÓN LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE DE TRABAJADORES ESTATALES convoca a todos los servidores públicos del continente a la lucha común por estos principios y objetivos y, a la vez, expresa sus votos de unidad y solidaridad con todos los trabajadores de Latinoamérica y del mundo en la consecución de los medios que hagan posible un orden social más justo, la efectiva y real determinación de los pueblos y la impostergable necesidad de la paz mundial, basada en la justicia y en la libertad.


NOTA: Extracto de la declaración fundacional de la CLATE, elaborada por el 1º Congreso de la Confederación en la ciudad de Chapadmalal, Argentina, el 25 de febrero de 1967.