Los delitos de lesa humanidad no pueden ser amparados colonialmente

Mundo

07/01/2020

Los delitos de lesa humanidad no pueden ser amparados colonialmente

Que un estado, EEUU en este caso, pueda asesinar a 18 mil km de distancia, ufanarse de eso, y proclamar su “destino manifiesto”, matando a un Líder iraní y otro iraquí, manifestando su Presidente: “deberíamos haberlos asesinado hace tiempo”, indica que todos los edificios de la Naciones Unidas construidos por décadas, para preservar la paz mundial, se han derrumbado. Es un delito de Lesa Humanidad que debe ser juzgado por el Tribunal Internacional de la Haya, si el fin del mismo fuese la Justicia y no perseguir líderes de países emergentes, molestos al Imperio.

Por Jorge Rachid*

Deberíamos dividir el análisis de la situación por capítulos de miradas localizadas en los intereses en juego, en el tablero internacional: situación de EEUU interna y externa, mapa multipolar, guerras de baja intensidad y la situación latinoamericana.

EEUU situación internacional complicada, viene perdiendo todas las batallas de sus intenciones hegemónicas, comerciales, diplomáticas, de áreas de influencia y militares, a saber:

1-ha perdido la guerra de las monedas con el yuan desde el 2018 cuando fue incorporada como moneda de intercambio (los contratos a futuro hoy se realizan mayoritariamente en esa moneda).

2-ha perdido el control del Mar de la China donde pasa el 70% del comercio mundial.

3-está perdiendo influencia con su herramienta de extorsión económica, el FMI frente al Banco Asiático de Inversión e Infraestructura que tiene ya 74 países entre ellos el Reino Unido, Francia y otros.

4-no tiene el control del Estrecho de Ormuz, ejercido por Irán por donde los superpetroleros pasan el 30% del gas y el petróleo mundial.

5-no pudo sostener a la Ucrania golpista, en la posesión de Crimea, que pasó a Rusia plebiscito mediante, desarmando su pretensión de barrera misilística de Polonia, Rumania y ese país para controlar Rusia.

6- perdió la ruta de la Seda de China, en la cual este país, que firmó convenio con Italia, arrasa los Mercados europeos, en detrimento de EEUU.

7- Alemania concreta el SITREAM l gasopetroducto con Rusia.

8- Alemania y Francia firman la creación del ejército europeo, alejándose de la OTAN, que EEUU se niega a seguir financiando.

9- fracasó en su intención de derrocar al gobierno democrático de Siria, con la creación de la “oposición democrática” que desencadenó una guerra civil de 5 años, agregando la creación del ISIS, de los servicios secretos, con saldo de 400 mil muertos y dos millones y medio de  desplazados.

10- no pudo sostener la institucionalidad de Libia después de arrasar el país, asesinando a Kadhafi y creando un estado inviable, en donde tres tribus disputan el poder y el petróleo.

11- no pudo impedir la alianza de Rusia, Turquía e Irán, resolviendo el problema kurdo y afianzando la autonomía de la región.

12- confronta en forma solapada con el Papa Francisco, intentando desplazarlo del papado, para evitarlas críticas al sistema financiero internacional, colocando en ese escenario los medios hegemónicos de comunicación a escala internacional.

13- se tiene que retirar de Afganistán después de 17 años de guerra, la más prolongada de su historia, bajo amenaza Talibán y con mediación de Naciones Unidas, para evitar más atentados.

14- al retirarse EEUU unilateralmente del Acuerdo Nuclear con Irán, construido por años entre los países del G-5, posibilitó que Irán ahora desarrolle, las armas atómicas que le permitirán entrar el selecto club atómico, a nivel internacional, haciendo imposible cualquier acción sobre ese país.

Estos son sólo algunos de los elementos de la política internacional que demuestran la pérdida de poder global de EEUU.

En lo interno de EEUU, la conmoción del juicio político a Trump y la proximidad electoral, han producido decisiones políticas internas e internacionales, que intentan por parte del gobierno, convocar al “destino manifiesto”, patriótico y xenófobo, que incluye el racismo, la discriminación, la homofobia, la persecución al inmigrante y demostrar al mundo que todo aquellos que no compartan sus ideas, son comunistas, populistas, traficantes, terroristas o delicuentes.

Las acciones como el asesinato en Irak, que por la magnitud coloca al mundo en alerta máximo, se vienen sucediendo, habiendo sido naturalizadas por la Comunidad Internacional, que le ha dado patente a EEUU de asesinar, sin juicio, ni defensa alguna a quienes determinan como elementos peligrosos para su seguridad nacional. Estas acciones serían impensables en cualquier democracia del mundo, sin ser severamente castigadas.

En el plano latinoamericano EEUU intentó desde hace 15 años, acorazar Latinoamérica, alambrando la posibilidad de surgimiento de gobiernos hostiles a su política de “patio trasero”, que responde a la Doctrina Monroe desde el siglo XlX, que dice América ( nosotros), para los americanos(ellos), intentando colonizar al continente, con golpes militares, ocupaciones territoriales, 74 bases militares y colocando como ejes de su accionar al narcotráfico, el terrorismo y al populismo al mismo nivel de combate estratégico, en el diseño de apropiación de los recursos naturales, para su manejo y producción colonial.

Pero esa acción sobre la región que ampara a Colombia, con miles de desaparecidos y asesinatos de militantes sociales y ex FARC desarmados, con 9 bases militares de EEUU, no pudo con Venezuela bloqueada criminalmente, reconociendo un presidente auto proclamado y obligando a un conjunto de países a hacerlo bajo presión de sanciones económicas, que un año después ha perdido toda expectativa de éxito golpista.

Este EEUU que no dudó en robar la mitad de México, ocupar países, asesinar líderes en los siglos XlX y XX, desde Gaitán en Colombia a Arbenz en Guatemala, desde Salvador Allende hasta obligar al suicidio de Getulio Vargas en Brasil, venía desarrollando desde los años 80, a partir del Consenso de Washington que intentó imponer Democracia con Mercado, como signo de la supuesta “libertad” de los sectores financieros de los países regionales, utilizando su herramienta extorsiva, el FMI como método de disciplinamiento político, arrasando soberanías nacionales.

A estos métodos agregó los llamados “golpes limpios”, parlamentarios, judiciales, mediáticos que llevaron a combatir al llamado populismo y desarmar al UNASUR, bloquear Venezuela, Cuba y Nicaragua, apoyar a gobiernos ilegítimos como el de Brasil, surgido de la proscripción y encarcelamiento de Lula, corromper a la sucesión de Correa en Ecuador, volcando al Lenín Moreno a su causa, lo mismo que el ex ministro de Mujica en Uruguay, Almagro en la OEA, arietes en el enfrentamiento a los países díscolos, en el desarmado regional y la creación del Grupo de Lima para actuar por fuera de los marcos internacionales democráticos, donde no puede imponer su voluntad.

No dudaron en implementar los desplazamientos de Lugo en Paraguay, Zelaya en Honduras, Dilma en Brasil, atacar a Cristina en nuestro país posibilitando el ascenso del macrismo sumiso, lacayo, cipayo y colonial, que no dudó en entregar el patrimonio nacional y endeudar al país por generaciones, en su afán de cumplir al pie de la letra el guion imperial.

Entonces estas situaciones de exclusión social de los pueblos, con ajustes sobre los sectores más humildes y trabajadores, como plan de “saneamiento de la macro economía”, provocando profundo dolor social, muertes y socavando los lazos solidarios de las comunidades, llevó a las explosiones sociales que tienen como protagonista indudable el combate contra el neoliberalismo dominante. Es el nuevo colonialismo del siglo XXl, donde el dinero no produce más bienes, servicios o productos, sino que el dinero produce dinero en los sistemas financieros, provocando cierres de industrias, desempleo y exclusión social.

Los pueblos en las calles en Colombia, Ecuador y Chile, las victoria de AMLO en México y Fernández en nuestro país, el compromiso de ambos de recrear el UNASUR y al CELAC, la liberación de Lula, el nuevo protagonismo de Cristina liderando, y la resistencia de los países bloqueados, le dan a EEUU una pauta que no será fácil dominar aquellos que se logró hace 20 años, de reconstruir después de 200 años, la Patria Grande Latinoamericana, verdadera pesadilla para el “sueño americano”.

Por esa razón estratégica, ante la situación inestable de la región en cuanto a su control, debió implementar un golpe de estado duro, militar con su peor cara de los años 70, genocida en Bolivia, donde el presidente Evo Morales fue obligado a renunciar, después de haber llevado a ese país a su mejor perfomance de inclusión social y soberanía que tenga memoria, en detrimento de los intereses de EEUU, que actuó con mano criminal, como lo hizo en Medio Oriente.

Por esas razones el Presidente Trump y todos los responsables del crimen de Lesa Humanidad, lo mismo que sus antecesores que provocaron dos millones de muertos y cuatro millones y medio de desplazados en el mundo, en sólo 15 años, que ponen en riesgo al mundo, debería ser juzgado por el Tribunal Internacional de la Haya, si hubiese Justicia Internacional.

 

*Jorge Rachid

PRIMERO LA PATRIA

www.lapatriaestaprimero.org

Neuquén, 7 de enero de 2020

303 Vistas