Noticias
EL SALVADOR

2019-10-11

AGEPYM cumplió 53 años de lucha


Este 1º de octubre, se cumplieron 53 años de fundación de la Asociación General de Empleados Públicos y Municipales (AGEPYM), organización integrante de CLATE. Su presidente, Mario Montes, saludó a todos los afiliados en este nuevo aniversario y llamó a seguir luchando “por conquistar los derechos que nos arrebataron con las privatizaciones”.


Prensa CLATE


El titular de la AGEPYM, Mario Montes, quien además es el secretario adjunto de la CLATE para Centroamérica, habló de la trayectoria, retos y desafíos de esta organización que aglutina a los trabajadores estatales y municipales de El Salvador.


“Este 1º de octubre cumplimos 53 años de lucha, de conquistas de derechos laborales y de defensa de la estabilidad laboral y de la previsión social de los trabajadores”, explicó el dirigente.


En estas cinco décadas de historia de la organización, destacan logros como las múltiples luchas sindicales junto a otros movimientos sociales y la creación del Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP), en 1975.


“En ese momento no existía una instancia en nuestro país que garantizara la previsión social en El Salvador, porque no existía algo parecido en el país”, afirmó Montes.


El sindicalista aseguró que “como AGEPYM hemos dado buenos soportes a la sociedad salvadoreña, y por supuesto nos mantenemos en pie de lucha debido a los constantes atropellos hacia la clase trabajadora, que fueron más intensos desde que en el 1989 se retoma el modelo neoliberal y se pasa a la privatización de servicios del Estado como electricidad, telefonía, banca, entrega de licencias y tarjetas de circulación para autos que pasó a manos privadas, dejando en esa época cerca de 70,000 empleados públicos despedidos, lo que obligó a potenciar, lo que conocemos como vendedores informales y ahora trabajadores por cuenta propia”.

 

Reforma previsional


En la actualidad, Mario Montes, máximo representante de AGEPYM e integrante del Comité Ejecutivo de la CLATE, afirmó, que se hace cada vez más necesaria una reforma justa y equitativa a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP), aprobada en el 2017, porque tal y como está solo beneficia a las Administradoras de Fondos para Pensiones (AFP) y no a los trabajadores.


“AGEPYM se opuso a las reformas de 2017. Lamentablemente, ya había una correlación en la Asamblea Legislativa, que les permitió esa aprobación en el madrugón del 27 de septiembre de 2017, que nos han dejado totalmente en la miseria. Por eso se llamó el Día Negro”, recordó el dirigente.

 

Y añadió: “Fue por este motivo que el pasado 27 de septiembre marchamos en conmemoración a estos dos años de oscuridad para todo aquel compañero que va y solicita pensionarse, aunque la mayoría no se está pensionando”.


Esto ha generado una crisis. En dos años, son cerca de 25 mil empleados que no se jubilan, debido a que muchos empleados, principalmente maestros, no quieren jubilarse porque el porcentaje a recibir es muy bajo (30 % o 34 %). Tomando en cuenta que todo trabajador público que gana entre 500 y 1,000 dólares recibe una pensión mínima de 260 dólares, esto se hace con base a 25 años de servicio, descuento del 4 % por manejo, descuento del seguro social, para recibir como cuota neta de 190 dólares mensuales.


“Actualmente, junto a la Mesa por una Pensión Digna, estamos trabajando un Decreto Transitorio que está en la Asamblea Legislativa, donde estamos pidiendo que se vuelva al  cálculo del 60 % al 75 %, porque técnicamente hemos demostrado que se puede hacer, bajándole la base, son de 10 años de servicio al 50 % y después aumentando un 1 % por cada año cotizado, lo que significa que al llegar a los 25 años cotizados se le puede calcular un 65%, pero como si no ha cumplido la edad puede seguir trabajando y tiene un techo hasta el 75 %, sin embargo, la propuesta fue presentada en marzo de este año, crearon una Comisión Ad Hoc, pero hasta la fecha no se había reunido, no hay apoyo o voluntad política”, acotó Montes.


Una de las propuesta de AGEPYM y otras organizaciones sociales para esta problemática es crear un Instituto Autónomo de Previsión Social, donde cotice toda la clase trabajadora, sin distinción, para tener mayor capacidad de ahorro, dejando fuera las AFP, o administradoras privadas, que solo ven utilidades o ganancias. Uno de los sector con mayores ganancias que los bancos.


El Sistema de Pensiones establecido en El Salvador desde 1998 se basa en un modelo de capitalización individual, en el que los trabajadores afiliados son propietarios de una cuenta de ahorros en la que se depositan periódicamente las cotizaciones que ellos realizan, junto con los aportes que les corresponden hacer a sus empleadores.



Compartir en FB
<anterior            próxima>