Noticias
DIA DE LA PACHAMAMA

2019-08-01

Madre nuestra que estás en la tierra


En agosto los pueblos originarios veneran a la Pachamama, esa deidad andina que vela por las cosechas, los seres y los suelos. Es el mes de las ofrendas a la Madre Tierra al concluir la primera temporada agrícola.


Por Mariano Vázquez @marianovazquez


Los habitantes del mundo andino cuentan que agosto es el momento del año en el que la Pachamama "abre la boca" para recibir las ofrendas por los alimentos otorgados, por las generosidades que vierten sus entrañas. Son ritos que llevan siglos en las comunidades indígenas, que agradecen devotamente a la tierra por la fertilidad y son votos que se renuevan cada ciclo. Es una relación simbiótica, surcada por el amor y la prosperidad.  


En la cosmovisión andina este ritual ha trascendido las generaciones, siglo a siglo, porque la sabiduría ancestral, la sabiduría de los abuelos, es sagrada.


Para los pueblos andinos, la Pachamama es su máxima divinidad. Protege y domina el universo. Cuida los bienes materiales. Su carácter femenino le otorga el don de la fertilidad, la abundancia, el equilibrio y la magnificencia.


Los pueblos originarios se consideran a sí mismos como servidores de la Pachamama. “Pacha” en aymara y quechua significa universo, mundo, tiempo, lugar. “Mama” simboliza a la madre. Tal la magnitud de ese encuentro.


Así lo manifiesta el antropólogo Adolfo Colombres: “Se la describe como una india de muy baja estatura, cabezona y de grandes pies, que lleva sombrero alón y calza enormes ojotas. Vive en los cerros y a menudo la acompaña un perro negro y muy bravo. La víbora es su lazo, y el quirquincho su cerdo. Carga a veces petacas de cuero llenas de oro y plata. Es celosa, rencorosa y vengativa, pero si alguien le cae en gracia lo favorece. Cuando se enoja, manda el trueno y la tormenta”.


Continúa el especialista: “Interviene en todos los actos de la vida y no hay dios que no le obedezca. Se aparece con frecuencia a los paisanos para preguntarles qué andan haciendo por los cerros. A otros los visita en sus chozas para agradecerles lo bien que han cuidado de su hacienda o el no haber matado a las crías de los guanacos. Se dice que los afuereños que la ven quedan tan prendados de ese paisaje andino que ya nunca podrán ir a vivir lejos de él”.


Y este 1° de agosto los pueblos indígenas de América Latina celebran el día de la Pachamama, especialmente en el cordón andino sudamericano que abarca Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Chile y Argentina. Se trata de su festividad más destacada. También la conmemoran los pueblos centroamericanos y en México. Explica Colombres el ritual: “Las ofrendas consisten en coca o llicta, el acullico, chicha u otra bebida fermentada. Pero puede propiciársela en cualquier parte, dándole de beber, comer o fumar. Lo más común es volcar un poco de chicha en la tierra antes de tomar, aclarando que es para ella, o depositar la ofrenda en un hoyo abierto en la tierra. Tal ceremonia se denomina "la Corpachada", y se realiza especialmente el  1º de agosto, que es su día”.


Escribió el fallecido escritor uruguayo Eduardo Galeano sobre la Pachamama:


En los pueblos de los Andes, la madre tierra, la Pachamama, celebra hoy su fiesta grande.


Bailan y cantan sus hijos, en esta jornada inacabable, y van convidando a la tierra un bocado de cada uno de los manjares de maíz y un sorbito de cada uno de los tragos fuertes que les mojan la alegría.


Y al final, le piden perdón por tanto daño, tierra saqueada, tierra envenenada, y le suplican que no los castigue con terremotos, heladas, sequías, inundaciones y otras furias.


Ésta es la fe más antigua de las Américas.


Así saludan a la madre, en Chiapas, los mayas tojolabales:


Vos nos das frijoles, que bien sabrosos son con chile, con tortilla.


Maíz nos das, y buen café.


Madre querida, cuídanos bien, bien.


Y que jamás se nos ocurra venderte a vos.


Ella no habita el Cielo. Vive en las profundidades del mundo, y allí nos espera: la tierra que nos da de comer es la tierra que nos comerá.




Compartir en FB
<anterior            próxima>