Pensamiento Crítico
CHILE

2019-01-23

La Rebelión de los Obreros en Puerto Natales


Se cumplen 100 años de la epopéyica revuelta obrera del Frigorífico Bories de la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego, Puerto Natales, Patagonia Chilena, a principios del siglo pasado, producto del frecuente maltrato y abuso que eran objeto los trabajadores por parte de los administradores de los establecimientos ganaderos, cuyos dueños tenían el dominio del capital, como también del poder político y de la fuerza represiva y militar de la región, no sólo de Chile, sino también de sus vecinos argentinos. Conocidas nuestras son las familias Brown, Menéndez, Blanchard, de Magallanes.


Raúl de la Puente (*)


El conflicto en Natales nace después de  una huelga ganada  por los obreros del frigorífico que reivindicaban un horario de trabajo de 8 horas, la restitución de 2 despedidos y la reducción en un 30% de los productos básicos, vendidos por la casa Brown y Blanchard, pero también de condiciones de trabajo extremas en una región que posee un clima adverso  para el trabajo en el campo, y a su vez, por la inequidad entre los dueños del capital y los trabajadores,  percibido por los  dirigentes de trabajadores quienes eran inspirados en principios anarquistas.



La lucha específica nace de la odiosidad de los administradores del frigorífico que después de la huelga, despiden a dos trabajadores y maltratan a sus dirigentes situación que hace que el sindicato los enfrente de buena manera  pero son increpados duramente, incluso un administrador de apellido Kidd saca un revolver y asesina de un tiro al Secretario General  del Sindicato, Carlos Viveros, hecho que causa la indignación  no sólo de los afiliados al sindicato, sino de todos los trabajadores de Puerto Natales, que se rebelan  y luchan con todo lo que tienen a mano frente  a las fuerzas represivas de la ciudad, por eso que los habitantes de Natales son conocidos como los “Tira Piedras”. La rebelión es de tal magnitud que el delegado de gobierno huye a caballo hacia Santa Cruz Argentina y desde la estancia de Sara Brown, solicita apoyo armado a las autoridades argentinas que acceden no sólo en contener desde sus propias fronteras sino también acompañar con este cuerpo armado al Delegado Chileno Luis Bravo a asumir nuevamente  su puesto de trabajo en Natales, territorio chileno, lo cual se efectúa junto al contingente armado de origen chileno que llegaba, y logran reducir los focos rebeldes y ordenan la detención de un numeroso grupo de obreros.




El hecho  inédito es, que una huelga de obreros culmina en una sublevación de todo un pueblo, y por tres días Natales es controlada por un Comité obrero que gobierna la ciudad impidiendo saqueos y destrozos. Por todo esto, mas tarde dos calles de Puerto Natales fueron bautizadas con los nombre de Carlos Viveros y 23 de enero. Pero el 22 de octubre de 1973, bajo la dictadura militar sus nombres fueron abolidos por otros, mediante Decreto N° 16.


Este hecho sindical y político no termina ahí en la región de Magallanes, porque un año mas tarde en Punta Arenas el 27 de julio de 1920, los militares junto a guardias blancos atacan e incendian la sede de la Federación Obrera de Magallanes con dirigentes en su interior, y afiliados defendiendo su querida sede. Este asalto significó a su vez la muerte de innumerables e indeterminado número de personas, que la justicia coludida nunca determinó ni sancionó como correspondía.


Todos ellos son  parte de los difíciles momentos que ha debido vivir el movimiento sindical y que son memoria, muchas veces desconocidas.




(*) Presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales de Chile (ANEF) -durante los años 1996 al 2016- organización miembro fundadora de la CLATE 


Compartir en FB
<anterior            próxima>