Noticias
BRASIL

2018-03-14

Con una importante marcha se inauguró el Foro Social Mundial 2018


Al grito de ¡Fora Temer!, replicado en decenas de miles de voces en el trayecto de la plaza Campo Grande hasta la conocida como Plaza del Pueblo, la ciudad de Salvador abrió sus puertas hoy al XIII Foro Social Mundial (FSM). La tradicional marcha dejó oficialmente abierto el encuentro, que hasta el día 17 tendrá su núcleo central de desarrollo en el Campus Ondina, de la Universidad Federal de Bahía, pero se extenderá también a otros espacios periféricos de la urbe, según anunció Mauri Cruz, miembro del Consejo Internacional del FSM. El propio Cruz explicó esta mañana en conferencia de prensa que a diferencia de otros eventos, el Foro Social Mundial no tiene los tradicionales actos de apertura, porque aquí ‘cada uno de los participantes que marcha inaugura el encuentro’ por tratarse de una construcción colectiva y horizontal.


Por Moisés Pérez Mok (Resumen Latinoamericano)






Colorida, alegre, llena de música y con los más diversos reclamos enarbolados, la caminata puso así en movimiento un intenso programa para el cual fueron registradas más de mil 600 actividades autogestionadas por cerca de mil 500 colectivos, organizaciones y entidades inscritas.



Este año, según los facilitadores del FSM, existe una gran expectativa respecto a la realización, el día 16, de la Asamblea Mundial de Mujeres, que se espera reúna a más de 20 mil asistentes y a partir de la cual se pretende dejar constituido un frente único para defender sus derechos y enfrentar, entre otros, el machismo y la violencia.



En la propia conferencia de prensa, y al referirse a la trascendencia de esta decimotercera edición del Foro Social Mundial, la presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), Mariana Dias, subrayó que éste transcurrirá en medio de una difícil coyuntura, tanto en Brasil como en Latinoamérica y el mundo.




Recordó que en los últimos años se produjeron retrocesos históricos, desde los puntos de vista social y político, como consecuencia de los cuales ‘hay una retirada perversa de los derechos’ conquistados en muchos años de lucha.

 

En Brasil, remarcó, vivimos un momento delicado tras la interrupción del proceso democrático (con el golpe parlamentario-judicial perpetrado en 2016 contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff) y hoy se aplica una agenda neoliberal que no fue consultada con el pueblo y que éste no aprobó.

 

Dias instó a reflexionar no solo sobre el momento actual, sino también sobre problemas históricos como la violencia, el racismo y la opresión.



Desde su surgimiento en el 2001, esta es la séptima ocasión en que Brasil sirve de sede al Foro Social Mundial.

 

El acta de nacimiento de estos multitudinarios encuentros fue expedida en Porto Alegre, donde se reeditó en 2002, 2003, 2005 y 2012. En 2009 otra urbe brasileña, la ciudad paraense de Belém, fue la encargada de dar continuidad a la cita.

 

Además de Brasil, otras cinco naciones fueron ya testigos de estos eventos: la India, en 2004; Kenya, en 2007; Senegal, en 2011; Túnez, en 2013, y Canadá, sede de su más reciente edición, en 2016.

 

Actividades


El Foro Social Mundial (FSM) se sumerge a partir de este martes 13 en un intenso programa que contempla, entre otras, más de mil 600 actividades autogestionadas.


Sendos tribunales, uno contra los desalojos y otro para juzgar los feminicidios de mujeres negras, figuran entre las acciones previstas para este miércoles, cuando se realizará también una mesa-debate sobre la ofensiva imperialista, la solidaridad con los pueblos y la lucha por la paz.


El tema del imperialismo estadounidense será abordado también en una conferencia organizada por la Escuela Latinoamericana de Historia y Política (Elahp), una institución autónoma destinada a contribuir en la formación teórica y cultural de quienes están vinculados a las grandes luchas sociales de estos tiempos.


Esa propia institución promoverá los dias 15 y 16 dos encuentros para discutir sobre el Marxismo en América Latina, el primero, y en torno a un balance de la experiencia política de la izquierda latinoamericana, el segundo.


La llamada Tienda de los Derechos Humanos del FSM tiene programado para esta seminarios en los cuales se abordarán las intolerancias y los fundamentalismos, así como la guerra contra las drogas, el genocidio de jovenes negros y los encarcelamientos en masa.


Mientras, en la Tienda Marcus Vinicius se ofrecerá una mirada negra sobre el retroceso en la política brasileña actual, como consecuencia de la implantación de un Estado mínimo.


Por su parte, la organización Policías Antifascismo convocó a un encuentro de dos días de duración en el cual pretenden debatir sobbre un nuevo modelo de policía y de seguridad pública; la violación de los derechos dentros de los cuerpos policiales; la intervención militar; y sobre drogas y racismo.

 



Compartir en FB
<anterior            próxima>