Noticias
BRASIL
Sergio Arnoud, presidente de la FESSERGS y secretario general adjunto de CLATE, presentes en las protestas contra las privatizaciones en Rio Grande do Sul.

2018-02-01

Servidores públicos logran impedir votación de privatizaciones en Rio Grande do Sul


Luego de tres días protestas en la Asamblea Legislativa de Río Grande do Sul, en Porto Alegre, los servidores públicos de ese estado, nucleados en la FESSERGS, lograron impedir la votación de cuatro proyectos de privatizaciones y ajuste fiscal, impulsados por el gobierno local. Para el presidente del gremio, Sergio Arnoud, se trata de “una victoria de las organizaciones sindicales”, que lograron “impedir la entrega de sectores estratégicos”.


Prensa CLATE


El primer intento del gobernador de Río Grande do Sul, José Ivo Sartori, de aprobar con urgencia cuatro proyectos de privatización de empresas estatales y de adhesión al Régimen de Recuperación Fiscal del presidente Michel Temer, fracasó. La Federación de Servidores Públicos de Río Grande do Sul (FESSERGS), junto a otras centrales sindicales y movimientos sociales, estuvieron presentes en las tres sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa convocadas por el gobierno desde el lunes 29 hasta el miércoles 31 de enero y lograron impedir la votación de los proyectos.

 

El gobernador busca aprobar un proyecto de ley que permite la adhesión al Régimen de Recuperación Fiscal (RRF), que prevé la suspensión del pago de la deuda del estado de Rio Grande do Sul con la Nación por tres años, a cambio de una serie de medidas de ajuste y privatizaciones.

 

Para ello, el gobierno envió también tres proyectos que permiten la venta de empresas estatales sin la realización de plebiscitos. La Compañía Estadual de Energía Eléctrica (CEEE), la Compañía de Gas del Estado de Rio Grande do Sul (Sulgas), la Compañía Riograndense de Minería (CRM), el Banco del Estado de Río Grande do Sul (Barnisul) y la Compañía Riograndense de Saneamiento (Corsan) son las cinco empresas públicas que pasarían a manos privadas si los proyectos se aprueban.

 

Además de la venta de estatales, la adhesión al plan de Recuperación Fiscal exige que se congelen los salarios de los servidores públicos y se mantenga el aumento del Impuesto de Circulación de Mercaderías y Servicios (ICMS) para los combustibles, la energía y las comunicaciones.

 

Durante los tres días de sesiones extraordinarias, servidores públicos y dirigentes sindicales ocuparon la galería de la Asamblea Legislativa y realizaron una vigilia en las afueras del edificio. Mientras tanto, los diputados opositores a los proyectos lograron frenar la votación, que se retomará el próximo martes, cuando se reabran las sesiones ordinarias.


Victoria de los trabajadores

 

Por medio de un comunicado, la FESSERGS, afiliada a la Confederación de Servidores Públicos de Brasil (CSPB), que a su vez integra la CLATE, celebró esta “victoria” de los “trabajadores gauchos” y reconoció que “la movilización de las organizaciones sindicales logró derrotar la arremetida neoliberal del gobernador Sartori”.

 

Para el titular del gremio y secretario general adjunto de CLATE, Sergio Arnoud, la Asamblea Legislativa “escuchó el clamor del pueblo e impidió la entrega de sectores estratégicos como la energía, el gas y recursos minerales a la iniciativa privada”. Además, “impidió una renegociación que aumentaría en 30 mil millones de reales la deuda del estado”, afirmó.



Compartir en FB
<anterior            próxima>